<
>

Equipos, estrellas, partidos claves: Todo lo que necesita saber sobre la Euro 2020

play
¿Qué selección es la favorita para ganar la Eurocopa? (2:37)

Manu Martín analiza a los principales candidatos a ganar la Eurocopa 2020 y a las figuras a seguir. (2:37)

¡Por fin llega la Eurocopa! Veinticuatro equipos jugarán en 11 ciudades anfitrionas, en lo que debería ser un festival de fútbol, aunque todos los candidatos al título llegan al torneo con problemas. ¿Francia logrará hacer historia? ¿Inglaterra podrá manejar la presión? ¿El elenco de Cristiano Ronaldo conducirá a Portugal a su segunda corona consecutiva en la Euro 2020? ¿Y qué equipo será el "próximo Islandia" y sorprenderá a rivales más fuertes?

Tenemos toda la información que necesitas sobre los mejores equipos, los partidos imperdibles y los principales temas de cara al partido de apertura del viernes entre Italia y Turquía.


Saltar a: Francia | Inglaterra | Portugal | Alemania | España | "La Nueva Islandia" | Italia | Partidos Esenciales | Bélgica

FRANCIA: ¿Pueden meterse en la historia con el doblete Mundial-Euro?

El doblete del Mundial y la Eurocopa: lo consiguieron en 1998 y 2000... pero ¿pueden hacerlo en 2018 y 2020?

Francia podría convertirse en el primer país de la historia en hacerlo dos veces. Ninguno de sus grandes rivales --Alemania, España, Italia-- lo ha logrado, pero Francia nunca tendrá una mejor oportunidad que la de este verano. La generación de Zinedine Zidane y Didier Deschamps en 1998 fue grandiosa, un equipo más apuntalado en el espíritu colectivo que en estrellas individuales, y ganó la Copa Mundial sin un delantero prolífico, y con una defensa increíble. Pero en 2000 alcanzaron su pico y sumaron la genialidad individual a la fuerza del equipo; gracias a Thierry Henry, Nicolas Anelka, Youri Djorkaeff y David Trezeguet finalmente contaron con una delantera maravillosa.

Hay muchas similitudes entre el equipo de 1998/2000 y este grupo, anclado en Antoine Griezmann, Paul Pogba y, más allá de ellos, la generación de Kylian Mbappé. Deschamps es el denominador común, y Les Bleus nunca lucieron tan fuertes.

Este equipo tiene el ADN de su entrenador, tal como el plantel de 1998 con Aime Jacquet, uno de los referentes de Deschamps. Deschamps es, ante todo, un DT pragmático y conservador. Su equipo defenderá bien y estará muy aceitado. Además, es astuto. Después de cinco años y 237 días sin Karim Benzema tras su discusión por el escándalo de Mathieu Valbuena, el DT de Francia finalmente lo convocó en mayo para fortalecer aún más su plantel. A los 33 años, el delantero de Real Madrid está en su mejor nivel. Viene de otra gran temporada en España (23 goles, nueve asistencias en La Liga) y tiene más hambre que nunca tras haberse perdido el éxito de 2018 y el cuasi éxito de 2016.

Ningún otro equipo de la Eurocopa tiene tanto talento adelante. Hay un poco de todo: ritmo, eficacia, potencia, talento, fuerza, altura, inteligencia, ingenio. Mbappé es el Henry de este equipo. Benzema juega como Anelka, un goleador a quien le gustaba bajar mucho y organizar el juego. Antoine Griezmann es un poco de todos. Olivier Giroud es como Trezeguet, un cazador de oportunidades y un jugador de área. Ousmane Dembélé, Kingsley Coman y Wissam Ben Yedder pueden jugar de titulares o suplentes, aportando velocidad, control a corta distancia y más goles.

Luego está N'Golo Kanté. La figura del partido de la final de la Champions League es el mejor mediocampista del mundo de cara a la Eurocopa, y uno de los mejores jugadores en cualquier posición. Le aporta muchísimo a este equipo en términos de esfuerzo, capacidad de trabajo e inteligencia en defensa o ataque; su sociedad con Pogba será clave para el éxito del seleccionado francés, tal como en 2018.

En 2016, Francia era la selección favorita de la Eurocopa, pero cayó ante un conjunto de Portugal sin Cristiano Ronaldo. En 2018 fueron favoritos nuevamente, y ganaron la Copa Mundial. Están acostumbrados a la presión y a las expectativas. La posibilidad de hacer historia con el doblete definitivamente no será un obstáculo para ellos. En todo caso, los impulsará aún más. -- Julien Laurens

INGLATERRA: ¿Están a la altura de las expectativas?

El mayor desafío de Inglaterra este verano puede ser la manera en la que logren convertir la esperanza en expectativa.

El entrenador, Gareth Southgate, se hizo cargo hace cinco años con el equipo nacional en estado desesperante, humillado por Islandia en la Euro 2016 y obligado a separarse del reemplazo de Roy Hodgson después de ese torneo, Sam Allardyce, apenas un partido después de arrancar en medio de un escándalo de corrupción.

Consecuentemente, se esperaba poco de Inglaterra en la Copa del Mundo de 2018, pero Southgate alentó a sus jugadores para que dejaran atrás la carga de su fracaso y dieran vuelta su historia. Incluso rompieron la maldición de la temida definición por penales, superando a Colombia en esas instancias en octavos – su primer triunfo con ese método en un partido de Copa del Mundo.

Después de tres años, muchos de los jugadores más jóvenes de Inglaterra en ese torneo se han desarrollado aún más, y ahora se ven complementados por un prometedor talente de una edad aún más temprana.

Inglaterra tiene uno de los equipos más jóvenes en estas finales, y 15 los 26 hombres que componen su escuadrón no cuentan con experiencia en un torneo senior. Las selecciones de Jude Bellingham y Bukayo Saka, 17 y 19 años respectivamente, representan el compromiso de Southgate con la juventud antes que la experiencia, pero ahora se espera más del grupo.

Este verano es lo más cercano que Inglaterra ha experimentado a un torneo local en 25 años desde la Euro '96, cuando una nación enloqueció con el avance de Inglaterra hasta las semifinales. Southgate va a poder armar estrategias y entrenar en el hogar de siempre del equipo inglés en St George's Park, unas instalaciones en las que tienen una cancha con las mismas especificaciones de Wembley. Eso será de mucha ayuda porque los tres partidos de grupo de Inglaterra se jugarán allí. De hecho, si el seleccionado inglés gana el Grupo D, debería jugar todos los partidos hasta la final, salvo uno, en Wembley.

De todas maneras, la preparación no ha sido la ideal. Las lesiones de los jugadores clave, incluyendo al defensor de Manchester United, Harry Maguire, y al mediocampista de Liverpool, Jordan Henderson, han dado lugar a incertidumbre con respecto al once titular de Southgate de cara al primer partido contra Croacia.

El zaguero de Liverpool, Trent Alexander-Arnold, se vio obligado a retirarse por una lesión el jueves, mientras que Jack Grealish está lidiando con un problema en la espinilla y el mediocampista de Leeds, Kalvin Phillips, se ha visto afectado por problemas en el hombro.

Hay signos de pregunta en la defensa de Inglaterra – particularmente contra los equipos top – pero posee un excitante grupo de ataque que podría ocasionarle problemas a cualquier equipo. Además del delantero de Tottenham, Harry Kane, quien ganó la Bota de Oro como el principal anotador en el último Mundial, Southgate cuenta con un exceso de riqueza con el dúo de Manchester City, Phil Foden y Raheem Sterling; el hombre de Manchester United, Marcus Rashford; y el de Borussia Dortmund, Jadon Sancho, entre los que están haciendo fuerza para quedar adentro de la cancha.

Quizá el punto clave sea el siguiente: Inglaterra llegó a las semifinales en Rusia 2018 con una dependencia significativa en las jugadas a pelota parada y un claro entendimiento del VAR. Sólo tres goles tuvieron lugar en jugadas abiertas, mientras que los nueve de pelota parada fueron la mayor cantidad en un Mundial desde que comenzaron a registrar los records en 1966. Inglaterra tiene que mejorar la posesión – una eterna falla en el torneo – y ser una amenaza más consistente, mientras se asegura de reforzar la defensa. Parecería que Southgate tiene más opciones en este momento y sus elecciones tácticas por lo tanto serán vitales, teniendo que definir si jugar con un fondo de tres como en Rusia o con una formación 4-3-3, 4-2-3-1.

Este sigue siendo un equipo joven, pero Inglaterra ha estado en medio de un largo proceso de reconstrucción. La próxima fase comenzará ahora. -- James Olley

PORTUGAL: Cristiano Ronaldo tiene un buen elenco alrededor

La selección de Portugal siempre gira en torno a Cristiano Ronaldo. A pesar de la amplitud de talentos a disposición del técnico Fernando Santos, el debate relativo al campeón reinante de Europa siempre comienza, y termina, con el delantero de la Juventus de 36 años. Y eso difícilmente sorprende a cualquiera.

Cristiano se apresta a disputar la Eurocopa 2020 faltándole seis goles para igualar el récord mundial de 109 tantos marcados en competiciones internacionales, propiedad del ex artillero iraní Ali Daei, y un gol convertido en este torneo le hará superar a Michel Platini (ambos suman nueve tantos) como máximo goleador histórico en finales del Campeonato de Europa.

Ronaldo ha marcado más goles en más Eurocopas (5) que cualquier otro jugador y sumado más apariciones (21) que nadie en el torneo. Su botín de 40 tantos convertidos en eliminatorias europeas también constituye un record, con Zlatan Ibrahimovic ocupando un distante segundo puesto con 25. Sin embargo, quizás por primera vez desde que irrumpiera en el escenario internacional en la Eurocopa 2004 marcando su gol vistiendo la camiseta de su selección en el encuentro inaugural contra Grecia, Portugal no depende únicamente de las actuaciones de su talismán en pleno envejecimiento.

El surgimiento del delantero del Liverpool Diogo Jota y el joven artillero del Atletico Madrid Joåo Felix, producido desde el triunfo de Portugal en la Eurocopa 2016 les ha proporcionado mayores opciones en el ataque. En el mediocampo, Bernardo Silva del Manchester City y Bruno Fernandes, ficha del United, aportan creatividad y goles. Por ende, cualquier oponente que crea que detener a Cristiano es la clave para la victoria tiene pocas probabilidades de obtener un resultado positivo.

El problema para el seleccionador Santos radica en cómo encajar todas sus opciones en el ataque. Cristiano aporta muy poco a la defensiva, bien sea siguiendo balones o presionando a los zagueros rivales. Sin embargo, siempre jugará porque, bueno, es Cristiano Ronaldo y sigue siendo capaz de cambiar el curso de un encuentro con un momento de genialidad. Con un Cristiano con permiso absoluto para recorrer toda la línea de ataque, el resto de jugadores debe cumplir con su cuota de trabajo sin el balón. No obstante, Portugal es un equipo con fuerte ética de trabajo; por ello, sea quien sea el elegido por Santos, el técnico puede estar seguro de contar con una actuación totalmente comprometida con la finalidad de apoyar a Ronaldo.

La fortaleza de las opciones defensivas de Portugal, conformadas por el central del Manchester City Ruben Dias; Pepe, central del FC Porto de 38 años; el defensa del Borussia Dortmund Raphael Guerreiro y el portero del Wolverhampton Wanderers Rui Patricio; permiten a Santos sobrecargar su plantilla con jugadores de inclinación ofensiva y Portugal es legítimo contendor para revalidar su título de Eurocopa.

A pesar de que este año se encuentra más cerca de los 40 que de los 30, Cristiano sigue siendo el primer nombre en figurar en la convocatoria lusa. Es el protagonista indiscutible; sin embargo, ahora cuenta con el apoyo de un formidable elenco de reparto. – Mark Ogden

ALEMANIA: Low se despide, ¿lo hará con un título?

La campaña del combinado alemán promete caracterizarse por los extremos: o bien será la partida triunfante del seleccionador Joachim Low, que dejará el puesto tras la conclusión de la Eurocopa; o será un desastre sin atenuantes. En un grupo conformado por Francia, Portugal y Hungría (lamentablemente, la última no contará con la presencia del genial Dominik Szoboszlai), Alemania deberá mostrar una mejoría notable si desea quedar a la cabeza del Grupo F.

En este 2021, los germanos ya han sufrido algunos baños de humildad en forma de resultados desfavorables: una arrolladora goleada 6-0 a manos de España, junto con el revés 2-1 contra Macedonia del Norte, que fue catalogada por el diario Bild como el tercer gran fracaso de Low posterior a la debacle vivida en Rusia 2018. Sin embargo, un breve vistazo a su convocatoria nos muestra que Die Mannschaft está llena de calidad y confiabilidad. La médula del equipo proviene del Bayern Munich, donde militan Niklas Sule, Joshua Kimmich, Manuel Neuer, Thomas Muller, Serge Gnabry y Leroy Sane; todos probables titulares.

Muller y Mats Hummels regresan a la selección tras concluir su exilio anunciado después del Mundial 2018. Este equipo se elige solo; aunque después la cosa se complica un poco. Low sólo tendrá espacio para uno de varios geniales mediocampistas, como lo son Leon Goretzka, Kai Havertz, Ilkay Gundogan, Florian Neuhaus y Toni Kroos; sin embargo, las apuestas inteligentes se inclinan por Kroos para ganar el puesto. A pesar de ello, la defensiva sigue siendo su talón de Aquiles.

Después viene el tema de quién será el encargado de marcar los goles. Alemania podría operar cómodamente sin un artillero definido; no obstante, con un Timo Werner con dificultades para ganar confianza luego de una decepcionante primera campaña con el Chelsea, y Sané y Gnabry fuera de forma, los goles podrían ser un verdadero problema.

Low ha enfatizado la importancia de tener una “mentalidad” ganadora durante sus conferencias de prensa previas al torneo, y el técnico desea que ese sea el tema de su campaña. Con Hansi Flick confirmado como sustituto de Low, el seleccionador saliente de Alemania insiste en que se encuentra concentrado en cerrar su exitoso mandato de 15 años con un triunfo. “Afrontaré este torneo con el mismo enfoque, concentración y anticipación”, afirmó Low. “No hay nada que no haría de forma distinta”. -- Tom Hamilton

ESPAÑA: El COVID-19 no es su único problema

La previa de la selección de España con miras a la Eurocopa no pudo haber sido peor. El capitán Sergio Busquets se encuentra confinado en su residencia luego de dar positivo por COVID-19; dejando al resto de la plantilla en cuarentena e imposibilitado de entrenar juntos a pocos días de disputar su encuentro inaugural contra el combinado de Suecia (véalo EN VIVO vía streaming por ESPN+ en Estados Unidos este lunes a las 3 p.m. hora del Este).

Asimismo, el defensa Diego Llorente dio positivo en la jornada del martes. La Roja ni siquiera pudo jugar su último amistoso preparatorio contra Lituania, considerando las medidas preventivas contra el coronavirus. Por el contrario, la selección sub-21 fue la encargada de enfrentarse a Lituania; mientras que el equipo absoluto se somete a pruebas diarias de despistaje con la esperanza de haber evitado un brote, y apenas será vacunado este jueves con la primera dosis, según informaciones publicadas por medios españoles. Adicionalmente, Luis Enrique ha convocado a 11 jugadores sub-21 en una especie de “selección paralela” para prever cualquier otra ausencia.

Antes de ello, la convocatoria de 24 hombres del técnico Luis Enrique ya había causado ira en toda la nación ibérica, con la omisión de un Sergio Ramos con bajo nivel (junto a la ausencia de algún jugador del Real Madrid), despertando indignación en la prensa madrileña.

El seleccionador tampoco parece haber definido un XI titular. Persisten dudas con respecto a la situación en la portería: el guardameta Unai Simon del Athletic Bilbao fue elegido para disputar el partido contra Portugal del pasado viernes, sobre David de Gea y el ‘1’ del Brighton Robert Sanchez, aunque se mostró nervioso en el empate sin goles. Dicho encuentro también despertó interrogantes con respecto a si Alvaro Morata es el hombre apropiado para comandar un ataque tímido en producción goleadora; siendo Gerard Moreno, artillero del Villarreal, una alternativa tentadora.

Un Marcos Llorente con buen nivel fue insertado en la selección para jugar como lateral derecho, siendo una solución imperfecta para quien podría ser considerado como el mejor mediocampista de La Liga de España en el torneo pasado. Al menos, Luis Enrique parece haberse decantado por Pau Torres y Aymeric Laporte (cuyo proceso de obtención de la nacionalidad española fue acelerado justo a tiempo para disputar el torneo) como dupla de centrales elegantes y capaces de jugar con el balón. El mediocampo está lleno de talento, con Rodri Hernandez, Pedri, Fabian Ruiz, Koke y Thiago Alcantara compitiendo por un cupo incluso a pesar de la tentativa ausencia de Busquets, mientras que Ferran Torres ofrece goles y artimañas por las bandas.

Cuando La Roja logra ubicarse en su mejor nivel, tal como ocurrió en su victoria 6-0 sobre Alemania en partido de UEFA Nations League jugado en noviembre pasado, puede ser un equipo espectacular. Sin embargo, la España de Luis Enrique ha sufrido con demasiada frecuencia de una familiar falta de jerarquía. Y eso podría volverla a condenar este verano. – Alex Kirkland

La Nueva Islandia: ¿Qué equipo será la sorpresa de la Euro?

Nada infunde más vida a un torneo que una campaña exitosa de un equipo insospechado, y este torneo ha contado con una buena dosis de Cenicientas. En 2016, la diminuta Islandia no sólo quedó segunda en el Grupo F, sino que también superó a Inglaterra en octavos de final. En 2004, Grecia se impuso a la anfitriona Portugal, Francia, y nuevamente a los lusos para ganar el torneo. En 1992, Dinamarca superó a Francia, Holanda y Alemania para ganarlo todo.

Pronosticar una participación similar es imposible (si pudiéramos imaginarla, no sería una campaña de Cenicienta); sin embargo, este torneo nos ofrece algunos candidatos particularmente interesantes.

- Dinamarca (probabilidades para las apuestas según la casa Ceasars: +2800). Básicamente, este torneo cuenta con dos categorías de apuestas: los favoritos (Francia, Inglaterra, Bélgica, Alemania, España, Portugal, Italia y Holanda) …y el resto. Los integrantes del primer grupo cuentan con probabilidades que oscilan desde +450 (equivalente a un 18% de posibilidades de ganar) hasta +1200 (8%). Por su parte, el segundo nivel tiene probabilidades máximas de +2800 (3%).

Dinamarca comanda el segundo grupo y no es difícil ver por qué. Para empezar, los daneses jugarán todos sus encuentros de fase de grupos en su patio, específicamente en Copenhague. Bélgica, favorita para encabezar el Grupo B, debe ir a ellos. Adicionalmente, la plantilla se encuentra repleta de profesionales de sólido nivel por donde se mire.

- Yussuf Poulsen (RB Leipzig) y Martin Braithwaite (Barcelona) a la delantera.

- Pierre-Emile Hojbjerg (Tottenham Hotspur), Christian Eriksen (Inter Milan) y Thomas Delaney (Borussia Dortmund) en el mediocampo.

- Andreas Christensen (Chelsea), Simon Kjaer (AC Milan), Jannik Vestergaard (Southampton) y Joachim Andersen (Fulham) en la defensiva.

- El indiscutible del Leicester Kasper Schmeichel en la portería.

Puede que sea Bélgica la gran favorita del Grupo B; sin embargo, no es difícil imaginar una repetición del ciclo danés de la Eurocopa 1992.

- Austria (+8000). Si creen que las probabilidades del combinado de Dinamarca son demasiado positivas; y que una incursión positiva por parte de los daneses es demasiado predecible como para considerarlos candidatos al título de “Nueva Islandia”, pues ahondemos un poco más en el análisis. Aparte de los ocho grandes favoritos de los apostadores, éstas son las selecciones que contaron con más jugadores presentes en las “Cinco Grandes” ligas de Europa (Premier League, Bundesliga, La Liga de España, Serie A y Ligue 1) en la temporada recién concluida:

1. Austria (21)

2. Suiza (18)

3. Dinamarca (17)

4. Gales (14)

5. Empate entre Croacia y Turquía (12)

Es probable que no se esperaban leer a esas naciones encabezando la lista. Para empezar, Austria cuenta con una fuerte dosis de talento: el defensor David Alaba, que acaba de pasar del Bayern al Real Madrid; el mediocampista del RB Leipzig Marcel Sabitzer; el volante ofensivo del Wolfsburgo Xavier Schlager, etcétera.

play
2:11

Podcast Balón Europeo: ¿Cuál equipo puede detener a la favorita Francia en la Euro 2020?

Escucha el episodio completo con Ricardo Puig y Miguel Ángel Briseño en las plataformas de ESPN.

Tanto Alaba como Sabitzer confrontaron mayores dificultades en el torneo 2020-21 comparado con la temporada anterior, y el nivel general de su selección ha sido inconsistente. Clasificaron a la Eurocopa con facilidad; pero más recientemente fueron superados 4-0 por el combinado de Dinamarca, en el segundo tiempo de un encuentro de eliminatorias mundialistas disputado en marzo pasado.

¡Y eso es lo que les convierte en poco favoritos! Entre los seleccionados con amplias probabilidades de tener una buena Eurocopa, ninguno tiene mayor potencial neto que los austríacos. – Bill Connelly

ITALIA: Esta no es la Azzurri defensiva del pasado

Olvídense de los estereotipos gastados. Los exitosos planteles Azzurri de antaño eran conocidos por su combinación de férreos defensores de primer nivel (piensen en Fabio Cannavaro, Paolo Maldini, Franco Baresi o Gaetano Scirea) y artilleros letales (Paolo Rossi, Roberto Baggio, Pippo Inzaghi o Francesco Totti). No es el caso de esta selección. La versión actual del combinado italiano gira en torno a los mediocampistas, posición que no ha sido el fuerte de Italia en torneos anteriores (con notables excepciones).

Sin embargo, es aquí donde el técnico Roberto Mancini puede ufanarse de la amplia profundidad de su plantilla. Desde Nicolo Barella (Inter Milan); pasando por Marco Verratti (Paris Saint-Germain), Manuel Locatelli (Sassuolo) y Lorenzo Pellegrini (AS Roma), esta selección se encuentra repleta de jugadores de ida y vuelta. Se requiere de un creador de la vieja escuela para compaginarlos a todos, como lo es Jorginho (Chelsea), quien viene de ganar nada más y nada menos que la Champions League el mes pasado.

Independientemente del trio que termine ocupando la titular (y es casi seguro que Italia optará por una formación 4-3-3), éste tendrá la tarea de implementar la visión futbolística actual de Mancini (quien ha evolucionado más que muchos técnicos con el correr de los años), basada en mayor medida sobre la posesión de balón, pases y presión. Esas “tres pes” están diseñadas para hacer que el equipo sea proactivo en vez de reactivo, como lo fue en el pasado.

Parte de ello se debe a la dirección general del fútbol moderno: la defensa y el contraataque pueden haber funcionado bien en el pasado (y pueden seguir funcionando en competiciones eliminatorias); sin embargo, pocos equipos de primer nivel siguen jugando de esa forma. Parte de ello se debe, simplemente, a jugar en base a tus fortalezas y disimular tus debilidades; lo cual, en el caso de Italia, fueron tradicionales áreas fuertes en el pasado.

Ciertamente, seguiremos viendo a figuras de renombre a la zaga. Sin embargo, Giorgio Chiellini ya tiene 36 años. Leonardo Bonucci tiene 34. El segundo fue suplente del primero durante los últimos tramos de la temporada de la Juventus y es poco probable que veamos a esta dupla junta en la cancha.

Sí cuentan con un portero sumamente talentoso, capaz de tomar el relevo de hombres de la talla de Gigi Buffon (y Walter Zenga y Dino Zoff antes que él); sin embargo, Gianluigi Donnarumma apenas tiene 22 años, y lo más importante, no cuenta actualmente con mentalidad óptima. El joven guardameta viene de rechazar una propuesta contractual del Milan, el mismo club donde ha sido titular desde que tenía 16 años. Actualmente es agente libre, apostando a que los clubes harán fila para ficharle. Ese no ha sido el caso (hasta ahora) y, mientras tanto, el Milan ha contratado a su sustituto, el francés Mike Maignan.

A la delantera, la Azzurra no tiene estrellas de primer nivel; aunque es cierto que un día Federico Chiesa podría alcanzar dicho nivel, y que Nicolo Zaniolo ya podría ostentarlo, de no ser por una lesión que le privó de jugar la temporada 2020-21 y la oportunidad de alzar la Eurocopa. No obstante, Italia cuenta con un núcleo de jugadores oficiosos y talentosos, con la capacidad de encenderse y cargar con su equipo. Todas las miradas se posarán sobre la posición de centrodelantero, donde Mancini probablemente elegirá entre Ciro Immobile (una máquina goleadora con la Lazio, aunque no tanto en el escenario internacional) y Andrea Belotti, un obrero que no ha marcado en juego abierto con su club desde principios de febrero.

Si desea tener éxito, Mancini necesitará que uno de los dos (o quizás, que el joven Giacomo Raspadori de 21 años, el “Kun” Agüero de bajo presupuesto) convierta las múltiples oportunidades que Italia genere por estos días. Requerirá que Donnarumma tenga la mentalidad apropiada (algo de lo que definitivamente careció la última vez que su futuro en el fútbol de clubes era incierto, específicamente en la Eurocopa sub-21 de 2017) y necesitará que la línea defensiva resista y no sea juzgada en medio de comparaciones con zagas italianas del pasado.

Su preocupación menos probable será el grupo de jóvenes figuras con las que contará a mitad de cancha. – Gab Marcotti

¡Marquen sus calendarios! Los partidos imperdibles

Viéndolo como si fuera un libreto, el calendario de la Eurocopa está muy bien planteado. Comenzamos con un par de días con ambiente de luna de miel y emociones dignas de un torneo recién iniciado. Después, viene lo bueno. A continuación, les presentamos los 10 encuentros de fase de grupos que tendrán mayor intriga o importancia.

- 13 de junio: Inglaterra-Croacia: Según la casa de apuestas Caesars, Inglaterra es segunda favorita para alzar el trofeo, después de Francia. Sin embargo, su primer compromiso del torneo será complicado, contra una selección croata que avanza en madurez, aunque sigue contando con gran parte del talento que la llevó a jugar la final del Mundial de Rusia (y vencer a Inglaterra en semifinales) hace tres años.

- 13 de junio: Holanda-Ucrania: Nos enteraremos de mucho de lo que necesitamos saber de los holandeses, que se verán las caras con un combinado de Ucrania formado primordialmente por fichas del Dynamo Kiev y Shakhtar Donetsk, junto con dos jugadores de Premier League (específicamente, el defensor del Manchester City Oleksandr Zinchenko y el delantero del West Ham Andriy Yarmolenko).

- 15 de junio: Alemania-Francia: El Grupo F es el “Grupo del Caos”, que cuenta con los dos últimos campeones de la Copa del Mundo (Francia y Alemania) y el campeón defensor de la Eurocopa (Portugal). Alemania ha sido el más inestable de los tres; sin embargo, jugarán todos sus partidos en el Allianz Arena de Múnich.

- 16 de junio: Italia-Suiza: Suiza está repleta de talentos que hacen vida en las ligas de elite de Europa. Si la fase de grupos resulta ser un camino lleno de baches para los italianos, grandes favoritos del Grupo A, este será el momento en el que las cosas podrían salir mal.

- 17 de junio: Dinamarca-Bélgica: Bélgica podría ser el mejor equipo del Grupo B; sin embargo, los locales podrían ser la segunda mejor selección de su terna. ¿Quizás jugar en su patio y un mediocampo sólido podrían darles una ventaja inesperada a los daneses?

- 17 de junio: Holanda-Austria: La plantilla de Austria está llena de talentos que juegan en los mejores clubes de Europa. Si Ucrania no logra superar a los holandeses, es posible que Alaba, Sabitzer, Christoph Baumgartner y compañía sí lo hagan.

- 18 de junio: Inglaterra-Escocia: Los hinchas ingleses conocen muy bien el nivel de talento de su selección; sin embargo, la sensación de paranoia ante la “llegada de lo inevitable” podría encontrarse al máximo cuando se inicie este clásico de los “Tres Leones” contra Andy Robertson, Kieran Tierney y los vecinos del norte.

- 19 de junio: Alemania-Portugal: Si asumimos que Francia clasifica en el Grupo F (no es un hecho, pero los galos son grandes favoritos), quizás este encuentro se convertirá más importante de la fase de grupos, como eliminatorio entre dos de las selecciones más talentosas de todo el mundo.

- 23 de junio: Suecia-Polonia: España cayó dentro de lo que parece ser un grupo accesible, como es el Grupo E; sin embargo, este partido podría convertirse en otra eliminatoria, sin mencionar una vitrina para el polaco Robert Lewandowski y las estrellas en ciernes del ataque del combinado sueco (Dejan Kulusevski, Alexander Isak).

- 23 de junio: Francia-Portugal: Pocos encuentros internacionales son capaces de presentar una mayor cantidad de talento nato entre sus 22 competidores que este. Aún no sabemos qué estará en juego (el Grupo F ya podría estar definido, aunque hay muchas probabilidades de lo contrario); sin embargo, este cotejo será un placer para la vista, independientemente de sus repercusiones. – Connelly

BÉLGICA: Es hora de que la Generación Dorada gane algo

Sus estrellas volverán a jugar juntas este verano, aunque quizás lo hagan por última vez. La generación dorada de Bélgica se ha acercado a la gloria durante la reciente década; sin embargo, no han ganado trofeos. El combinado belga es número 1 del ranking FIFA desde septiembre de 2018; lo que técnicamente les convierte en el mejor equipo del mundo. Sin embargo, han quedado a pocos pasos del titulo en todas y cada una de las competiciones importantes que han disputado en los últimos 10 años.

Para Eden Hazard (30 años), Kevin De Bruyne (30), Dries Mertens (34), Toby Aldeweireld (32), Jan Vertonghen (34), Axel Witsel (32), Thomas Vermaelen (35) y quizás hasta para Nacer Chadli (quien cumplirá 32 años en agosto próximo), ésta es la última oportunidad. Por supuesto, algunos de ellos viajarán a Qatar para disputar el Mundial 2022. Sus jóvenes figuras, tales como el volante Youri Tielemans, podría seguir jugando hasta la Eurocopa 2024 a celebrarse en Alemania, después que Romelu Lukaku y compañía hayan envejecido hasta retirarse; sin embargo, este torneo será su última incursión como grupo. Y no hay mejor forma de despedirse que ganarlo finalmente.

En cada ocasión en la que los “Diablos Rojos” se encuentran entre los favoritos antes de una competición importante, terminan tambaleándose. En la Copa del Mundo 2014, su primer torneo de renombre como conjunto, perdieron en cuartos de final (1-0) ante Argentina. En la Eurocopa 2016, se mostraron demasiado complacientes en cuartos de final contra Gales, sufriendo una vergonzosa derrota 3-1 luego de haberse adelantado 1-0. En 2018, fueron frustrados por una sólida y eficiente selección francesa en semifinales del Mundial de Rusia, antes de remontar para vencer a Inglaterra y quedar terceros.

Evidentemente, Bélgica se ha convertido en una potencia del fútbol internacional. El equipo ha mejorado progresivamente al mando de Roberto Martínez, quien sustituyera a Marc Wilmots en el cargo de seleccionador nacional en agosto de 2016. Son un conjunto bien organizado, con una formación 3-4-2-1 que aprovecha los mejores aspectos de su plantilla; aunque también cuentan con mucho talento individual del qué depender. El problema radica en que De Bruyne sigue recuperándose de las lesiones sufridas en el rostro durante la final de Champions y podría ausentarse del primer encuentro de su selección, que jugará contra Rusia este sábado. Hazard sigue luchando por recuperar su nivel, tras vivir dos años de pesadilla en lo que a lesiones respecta. Axel Witsel no ha jugado desde enero y también se perderá el inicio del torneo.

A pesar de ello, en la concentración belga creen que éste podría ser su turno y que serán capaces, finalmente, de romper el maleficio. Después de todo, son la primera selección del orbe. Con Lukaku, tienen a uno de los cinco mejores artilleros del mundo, tras jugar dos temporadas excepcionales vistiendo la camiseta del Inter de Milán. Thibaut Courtois cargó con el Real Madrid en múltiples ocasiones este año. Yannick Ferreira-Carrasco ha sido fantástico para la causa del Atlético de Madrid en este 2021, siendo colaborador clave en la consecución del título de liga española. Apartando la final de Champions, De Bruyne ha vuelto a ser grande, mientras que Tielemans llevó su juego al siguiente nivel en la campaña recién concluida con el Leicester City.

Sin embargo, su defensiva cuenta con algunas vulnerabilidades. ¿Es realmente la línea de tres la más apropiada para esta plantilla? Sin un Witsel en plena forma, ¿se encontrará expuesta la defensiva? En definitiva, la clave podría ser todo lo aprendido de decepciones anteriores. ¿Cómo asumirían una semifinal contra Francia hoy en día? Y, ¿qué decir de un encuentro contra un menos favorito? Seguramente, toda la experiencia recopilada en los últimos años les será útil, aunque también es cierto que el tiempo se les agota.

Junto a Rusia, Dinamarca y Finlandia, Bélgica cuenta con un grupo perfecto para cobrar impulso y alcanzar su mejor nivel en las fases de eliminación. Desde allí, toda la nación esperará que su sueño esta vez se haga realidad. – Julien Laurens