<
>

Óscar Mingueza e Ialix Moriba, renovaciones prioritarias para el nuevo presidente del Barcelona

play
Koeman sobre nuevo presidente del Barça: 'Todavía tengo un año de contrato' (0:59)

Ronald Koeman le advierte a quien quede como nuevo presidente del Barcelona de los problemas que tendría si el holandés no es el elegido para seguir dirigiendo el club. (0:59)

BARCELONA -- El Barcelona celebra este domingo las elecciones a la presidencia del club, consideradas en palabras de Víctor Font "las más importantes de la historia contemporánea", de las que saldrá una nueva junta con el reto descomunal de remontar una situación financiera crítica y, en paralelo, dar forma a un proyecto deportivo de futuro en el que, con el puesto de entrenador en el plano, se deberá también renovar una plantilla en la que hay tantos nombres en duda como posibles fichajes muy en cuestión... Y la necesidad de resolver la situación de varios jugadores de la cantera, siendo los casos de Óscar Mingueza e Ilaix Moriba los más destacados, aunque no únicos desvelaron a ESPN Digital fuentes del club azulgrana.

Ilaix acaba contrato en 2022, sin ninguna opción a favor del club, y asegurarse su prolongación es asunto capital, entendiendo que es uno de los jóvenes con mejores perspectivas del futbol base azulgrana. Habiendo ya debutado en el primer equipo su renovación se sospecha que no será fácil... Ni mucho menos económica después de que en la última firma, hace tres años, rompiera todos los récords del club.

Mingueza, por su parte, acaba su relación contractual el próximo 30 de junio y el Barça tiene una opción de renovarlo por otras dos temporadas, otorgándole ficha del primer equipo. Si su figura no contaba con muchos apoyos hace apenas un año entre la dirección deportiva del club, su eclosión en el primer equipo, sus buenas actuaciones y la confianza que ha mostrado en él Ronald Koeman ha cambiado el escenario y se entiende que la nueva directiva, apoyada por la dirección deportiva responsable, solventará su renovación automática... O, incluso, un nuevo contrato más a largo plazo.

Pero más allá de Mingueza, hasta diez futbolistas que juegan en el filial acaban contrato este próximo verano y de ellos hay tres principalmente que deberán ser tratados con urgencia por la nueva directiva: Jandro Orellana, Alex Collado y Nico Gonzalez.

En los dos primeros casos el club tiene una opción unilateral de renovarles por dos temporadas más, siempre que se les conceda ficha del primer equipo, y mientras con Orellana "se considera una posible cesión", después de renovarle y atendiendo a que su posición, mediocentro, está ya poblada en el primer equipo, Collado es tenido en cuenta para "quedarse en la primera plantilla"... Siempre dependiendo de cuales sean los movimientos y fichas libres al comenzar el próximo curso.

En el caso de Nico González, mediocentro e interior de 19 años y que es visto con mucho futuro entre los responsables del futbol base ("es una apuesta firme del club"), no existe esa cláusula por cuanto renovó por tres años al pasar de cadete a juvenil, no pudiéndose incluir legalmente y provocando que, una vez que la anterior directiva de Josep Maria Bartomeu no acelerase las conversaciones de su renovación, ahora se considere tan urgente como trascendental tratar su futuro, sabiendo que el joven futbolista mantiene su ilusión de permanecer en el Barcelona.

ILAIX Y LA AMENAZA DE LA PREMIER
Con todo, es Ilaix Moriba el nombre que motiva más preocupación entre los responsables del fútbol base. Colega de generación de Ansu Fati, el guineano celebró su mayoría de edad debutando con el primer equipo, aún en edad juvenil y a un año y medio de acabar su contrato, que como en el caso de Nico González no tiene ninguna cláusula en favor del club.

La renovación de Ilaix "va a ser un problema" resume la fuente consultada, atendiendo tanto al "potencial descomunal" del jugador y recordando que su renovación cuando pasó de cadete a juvenil le convirtió en el canterano mejor pagado, con un salario de 2 millones de euros en tres años, y le significó a su agente, Jonathan Barnett, una cuantiosa comisión.

"El Brexit es una buena noticia para las canteras, pero tiene otra lectura: los equipos de la Premier no pueden atacar juveniles, pero se fijarán ahora en los jóvenes que ya han cumplido los 18 años y está claro que Ilaix es un jugador muy interesante”, se advierte en los despachos del futbol base, teniendo claro la necesidad que tendrá la nueva directiva de sentarse con el representante del mediocampista lo antes posible para asegurarse su permanencia más allá de 2022, cuando acaba el contrato firmado en abril de 2019 con una cláusula de 100 millones de euros.

"Como pasó con Ansu, Ilaix es un caso excepcional por quien se hizo un esfuerzo económico muy al margen de los parámetros que rigen en la cantera. Y ahora deberá volver a hacerse”, se sentencia, avisando, eso sí, que el club cuenta con una ventaja: "El chaval quiere triunfar en el Barça y ver que Koeman ya cuenta con él es una ventaja".