<
>

Xavi Hernández cumple 41 años a la espera de un posible regreso a Barcelona

play
Barcelona da la cara e hilvana cuatro victorias (0:59)

El conjunto azulgrana supera al Elche con anotaciones de de Jong y Riqui Puig, con lo que se mantiene con buena racha en La Liga. (0:59)

BARCELONA -- Xavi Hernández cumple este lunes 41 años convertido en una leyenda del fútbol qatarí... Y pendiente de lo que acontece a más de 6 mil kilómetros de Doha.

El Barcelona espera nuevo presidente y en su carrera electoral el para muchos considerado mejor centrocampista español de la historia, y futbolista, todavía, récord, en los libros del Barça tiene un papel protagonista de primer orden. Víctor Font, candidato mejor posicionado para pelear en las elecciones con Joan Laporta, tiene en él a su gran baza deportiva y antes de dos meses sabrá si debe hacer las maletas para volver a casa... O seguir esperando.

Si Font, en marzo, se convierte en presidente del Barça Xavi será el nuevo General Manager del club y decidirá a final de temporada si Ronald Koeman permanece en el banquillo o él toma ese puesto. Si las elecciones las gana Joan Laporta no volverá, al menos de momento, porque el propio Laporta, en la entrevista concedida a ESPN Deportes, ya dejó claro que "Xavi, hoy por hoy, no va en nuestro proyecto". Y si el ganador, más improbable, fuese Toni Freixa su futuro inmediato tampoco se dibujaría en azulgrana.

Todo ello se decidirá en las próximas seis semanas que deberán dar paso a una nueva era en el Barcelona y que sentenciarán si el catalán, seis años después de su marcha, regresa inmediatamente o debe seguir esperando una segunda etapa en el Camp Nou.

LEYENDA

Desde que siendo un niño se vistió de azulgrana el Barça lo fue todo para Xavi. Centrocampista de toque excelso, visión privilegiada y liderazgo indiscutible, tenía 18 años cuando Louis van Gaal le dio la alternativa en el primer equipo y había cumplido 35 la noche en que dijo adiós, levantando en Berlín la hasta hoy última Champions conquistada por el Barça.

Entre el 18 de agosto de 1998 y el 6 de junio de 2015 el catalán coleccionó 25 títulos durante 17 temporadas en las que jugó un total de 767 partidos, marca que será superada este curso por su amigo Leo Messi pero que, de forma indiscutible, le presentan como una de las figuras de referencia no solo en la época más dorada del club, sino de toda su historia.

Van Gaal, Serra Ferrer, Rexach, Antic, Rijkaard, Guardiola, Tito Vilanova, Gerardo Martino y Luis Enrique fueron los entrenadores a las órdenes de quien completó aquella carrera legendaria como futbolista. A la sombra del mismo Guardiola en sus inicios, junto a Luis Enrique, Cocu y Deco después y al lado de Iniesta y Busquets en su momento álgido, Xavi se convirtió en santo y seña de un centro del campo único que dio los mejores éxitos al Barça y que acompañó de la mejor era, también, de la selección española, con la que entre noviembre de 2000 y junio de 2014 disputó 133 partidos para sumar dos títulos de Europa y el Mundial de 2010.

FUTURO CONDICIONADO

Xavi agotó su carrera futbolística en el Al-Sadd de Qatar hasta que en mayo de 2019 inició en el mismo club una carrera de entrenador que tenía, y mantiene, el Camp Nou como destino final. Y hoy, al cabo de casi dos años, con cuatro títulos conquistados como técnico al que seguirá su primera Liga, es protagonista de excepción en las elecciones del Barcelona.

Hace ya muchos meses que su nombre está íntimamente ligado al de Víctor Font. El candidato proclamó desde el primer día el nombre de Xavi Hernández como líder deportivo de su proyecto, llegando a anunciar que sería el entrenador del Barça independientemente del rendimiento que tuviera al frente del equipo Ronald Koeman, una afirmación que debió rectificar no mucho después ante el revuelo y malestar que causó por poner en entredicho al que era, y es, actual técnico azulgrana.

"Xavi debe estar aquí como hombre de club en los próximos 20 años. Koeman seguirá siendo nuestro entrenador, pero Xavi será el general manager del Barça y si las cosas van mal este año sería entrenador la próxima temporada y compaginaría los dos cargos" anunció entonces, a finales de 2020, Font, dando por sentado, de manera indiscutible, el compromiso del técnico con su candidatura por más que el propio Xavi pusiera la sombra de la duda desmarcándose de la contienda electoral.

"Soy un activo del Barça y no quiero ser proactivo de ningún candidato. Mantengo amistad con los dos (Font y Laporta) y les deseo o mejor, les quiero mucho a ambos" solventó de la mejor manera por más que se entienda que su regreso está directamente condicionado al triunfo de la candidatura de Font, desde donde se asegura que al día siguiente de las elecciones, si gana las votaciones, Xavi comenzará a trabajar en clave azulgrana.

De momento, sin embargo, sigue esperando en Qatar. Y celebra sus 41 años a la espera de unas elecciones que, dando paso a una nueva era del Barcelona, puedan cambiar su futuro.