<
>

Olvidan Dodgers a Yankees en Los Ángeles

SAN DIEGO -- Para los Dodgers la serie que perdieron contra los New York Yankees se quedó en Los Ángeles y llegaron a San Diego para seguir su camino hacia lo que consideran deben ser los playoffs.

Los Dodgers perdieron 2-1 la serie contra los Yankees; el marcador combinado en los tres partidos fue de 16-5. Peor aún para ellos, dieron la impresión que si se encuentran de nuevo en la siguiente fase, la situación será complicada.

"No hay ninguna presión en este camerino pensando en la serie de los Yankees", dijo el pelotero puertorriqueño de los Dodgers, Enrique "Kike" Hernández. "Eso terminó ayer. Aquí estamos ahora en San Diego para jugar otra serie de temporada regular y con el mismo objetivo que es ganar hoy y si Dios quiere ganar mañana y ganar la serie".

Los Dodgers y los Yankees comenzaron su serie del fin de semana con la mejor marca de sus respectivas ligas y una rivalidad que tiene más que ver con 11 Series Mundial disputadas entre ambos, que con seis series de temporadas regular en la historia de los dos clubes.

La parafernalia que despertó el enfrentamiento llenó el Dodger Stadium de viernes a domingo.

"Nosotros sabíamos que tienen buen equipo", reconoció Hernández. "Están empatados con Houston en el mejor récord lugar de la Liga Americana. Nosotros tenemos el mejor récord de la Liga Nacional".

El segunda base Max Muncy coincidió con Hernández en que distaba de ser el resultado de la serie que esperaban pero tienen que seguir adelante.

Los Dodgers llegaron a San Diego con marca de 5-5 en sus más recientes 10 partidos.

"Es difícil evitar pensar que esto podría ser una serie previa de algo en el otoño", dijo. "Pero eso también es algo en lo que hemos trabajado muy duro en este clubhouse, en no mirar el pasado y no mirar demasiado lejos en el futuro".

De cualquier manera, Hernández consideró que la serie fue positiva para los dos conjuntos, que muy rara vez se encuentran en cualquier instancia. La última vez que se habían enfrentado en campaña regular fue en el 2014 y en un Clásico de Otoño en 1981.

"Vimos a unos cuantos pitchers que nunca nos habíamos enfrentado y eso siempre es bueno, antes de una posible Serie Mundial o algo así", explicó. "Pero igual ellos se enfrentaron a nuestros pitchers, así que lo que es igual no es ventaja".

"Ya vimos lo que ellos tiene y si los vemos en octubre estaremos más preparados", agregó.

La tarea ahora para los Dodgers, que comenzaron la jornada del lunes con 20 partidos de ventaja en el Oeste de la Liga Nacional, es continuar el paso, sin aflojar el ritmo o con exceso de confianza.

Con 30 partidos por disputar, Los Ángeles comenzaron la serie en el Petco Park con el número mágico de 12, para asegurar su séptima corona divisional consecutiva.

"Difícil no estar de otra manera que relajado y enfocados con el récord que tenemos y con la ventaja que tenemos en la división", aceptó Hernández. "Tenemos prácticamente asegurado el pase a la pretemporada".

"Estamos ajustando las cosas que tenemos que ajustar como equipo para que cuando lleguen esos juegos de octubre hacer lo que tenemos que hacer y poder llegar a otra Serie Mundial, pero esta vez salir ganando".