<
>

Los partidos que pudieron ser películas y ganar un premio Óscar

play
Vota por tus favoritos para el premio Óscar Pérez (0:28)

Elige tus historias favoritas de la Liga BBVA en las redes sociales de ESPN. (0:28)

El deporte y el cine tienen en común que son representaciones de la vida en un escenario (cancha). Toda recreación de la vida del ser humano se conoce como drama en términos teatrales y ahí el deporte lo es porque sin un guión preestablecido (salvo apostadoras y deshonrosas ocasiones) entrega partidos, que son momentos melodramáticos, trágicos, tragicómicos y una que otra farsa.

Y el cine se ha nutrido de esos momentos para regalarnos épicos filmes. Hemos visto cómo 'El milagro de Berna', donde los, en ese momento, débiles alemanes hicieron la hombrada de derrotar a la aplanadora húngara en el Mundial de 1954, se convirtió en película de Sönke Wortmann en 2003.

Ejemplos abundan: "42", la vida de Jackie Robinson, "El Milagro", sobre el equipo de hockey de Estados Unidos, "Cinderella Man", historia del boxeador Jim Braddock o "Invictus", el caso del equipo de rugby de Sudáfrica y su relación con Nelson Mandela.

Pero hay otros que todavía nadie los lleva a una cinta y que son dignos de ello, aquí recordamos algunos.

“La lluvia que lavó una maldición”

Chicago Cubs vs. Cleveland Indians en el Juego 7 de la Serie Mundial del 2016

Pesaban sobre los Cubs 108 años de maldición, una cabra, un griego, un aficionado con un walkman y muchos malos momentos. A eso se sumaba caer 1-3 luego de cuatro partidos de la anhelada Serie Mundial.

Lograron reponerse y empataron a 3, para forzar el séptimo juego de visita en el parque de los Indians donde luego de 7 entradas y media estaba adelante 6-3, pero como todo buen equipo maldito fueron empatados. El sino trágico y la guadaña de la derrota pendían sobre los Cubs, estaban en la lona, pero llegó una fuerte lluvia que hizo que el juego parara 17 minutos, en los que Jason Heyward dio un discurso en el dugout que impulsó a Chicago a anotar dos carreras, y no sin pasar muchos apuros y permitir la séptima de Cleveland, Bryant y Rizzo completaron el out 30 que fue el "maná" que curó los males del equipo.

"Cómo rescatar un anillo de las garras de un halcón"

New England Patriots vs. Atlanta Falcons en el Super Bowl LI

Atlanta se creyó que emular las hazañas de Eli Manning y los NY Giants contra New England iba a ser muy sencillo y no se les pude culpar luego de irse 21-3 al medio tiempo y 28-9 al final de tercer cuarto, pero no contaban con la furia a Tom Brady y compañía, que los empató con 19 puntos en el último cuarto y los remató con una carrera de James White en Tiempo Extra. Para algunos esta fue la secuela de una saga donde el "villano" Belichik volvió a salirse con la suya, pero ahora de la manera más inverosímil.

"El último minuto también tiene 60 segundos"

Manchester United vs. Bayern Munich en la Final de la Champions League 1998-1999

Hasta el minuto 90 los pronósticos se cumplían, los alemanes ganando un título de futbol, nada nuevo. No fue hasta el 91' que empezó a gestarse el "El milagro del Camp Nou" cuando Teddy Sheringham marcó el empate después de varias fallas del Manchester United, un gol horrible pero valioso. Luego apareció Ole Gunnar Solskjær al 93' para sentenciar una de las volteretas más increíbles en la historia de la Champions League. Bayern veía como se le escapaba el título y Manchester como obtenía su segunda UCL. Curiosamente los dos anotadores del equipo inglés entraron de cambio.

"La cabeza que inventó la cruzazuleada"

América vs. Cruz Azul en la Final Clausura 2013 de la Liga MX

El 26 de mayo de 2013 es uno de los días más felices en la historia América y, al mismo tiempo, uno de los más tristes para el Cruz Azul. La Máquina Celeste estuvo a segundos de terminar con más de una década sin título, pero pasó lo más inverosímil. En los últimos instantes, el portero Moisés Muñoz subió al ataque, remató de cabeza, desvió Alejandro Castro y el conjunto azulcrema consumó una remontada que parecía imposible cinco minutos antes.

El América iba perdiendo al minuto 88 por 2-0 en el global y cuando el árbitro pitó el final había enviado el partido a tiempos extra. La Máquina Celeste, dolida, logró llegó a los penales y no pudo matar a los dirigidos por Miguel Herrera desde los once pasos. Ese es el día que se inventó la palabra “Cruzazuleada”.

"La Leyenda de LeBron"

Cleveland Cavaliers vs. Golden State Warriors en las Finales de la NBA 2015-2016

Los Cavs buscaban la revancha en una final de la NBA ante los Warriors tras perder en la campaña 2014-2015. El panorama no era alentador. La serie final estaba 3-1 a favor de Golden State, quien se perfilaba para el bicampeonato.

En el juego 5, en el Oracle Arena, la casa de los Warriors, la champaña estaba lista para abrirse. La afición solo esperaba festejar otro título. Golden State se confió y LeBron James y Kyrie Irving se aliaron para ganar ese partido 112-97.

Después, también ganaron el Juego 6 y todo se decidió en el Juego 7, en la casa de los Warriors.

LeBron James, con todo en contra, demostró que es un líder nato y llevó con 27 puntos y 11 asistencias a los Cavs a vencer los Warriors para darle el primer título a Cleveland en su historia en la NBA y él le puedo regresar algo a su ciudad, a comunidad, a su casa.

"Nunca caminan solos ni los des por muertos"

Liverpool vs. AC Milan en la Final de la Champions Legue en 2005

Fue una final emocionante, dramática, emotiva. Milán arrasó en la primera parte y anotó tres goles. Parecía que tenía el título en su vitrina con un equipo con Maldini, Nesta, Cafú, Gattuso, Pirlo, Seedorf, Kaka… dirigidos por Carlo Ancelotti.

Solo era cuestión de administrar el segundo tiempo para ser campeones. Pero lo ingleses no se iban a dejar vencer tan fácil. Devolvieron el golpe con tres goles y todo se decidió en los penales.

Liverpool fue más certero en los 11 pasos y logró una de las remontadas más emocionantes de la historia del futbol.

"El golpe que cimbró a todo Mexico"

Julio César Chávez vs. Meldrick Taylor

El invicto del Gran Campeón Mexicano se tambaleaba con cada ráfaga que salía de los guantes de Meldrick Taylor. Las tarjetas no mentían, el mexicano Julio César Chávez estaba abajo, pero eso no detuvo al nacido en Ciudad Obregón, pero hijo predilecto de Culiacán.

JC lo intentó todo y, quién sabe con qué o salido de dónde, llegó un derechazo que trazó una diagonal en la mandibula de Taylor. Faltaban 17 segundos para que acabara el round 12. La locura cuando el réferi Richard Steele dijo no más, estoy seguro que el sismológico registró ese día es movimiento telurico-boxístico más intenso en la historia de México.