<
>

Serena Williams: ¿Qué había logrado hasta el nacimiento de Raducanu?

play
Serena Williams: "Me encanta jugar, pero no puedo hacer esto por siempre" (0:56)

Tras su victoria en el debut en Montreal, la ex número uno del mundo habló sobre "la luz al final del túnel" en su carrera. (0:56)

El WTA 1000 de Cincinnati vivirá un verdadero choque generacional la próxima semana cuando Serena Williams (40 años, 23 Grand Slams y ex número uno del mundo) se enfrente a la joven Emma Raducanu (19 años, 1 major y N°10 del mundo).

Para cuando la nacida en 2002 en Toronto, Canadá, pero representante británica nació (13 de noviembre), los logros de la norteamericana, de 21 años en ese entonces, eran solo el prologo de su impresionante trayectoria.

Desde su debut como profesional en 1995 en la qualy del torneo de Quebec City en Canadá hasta el nacimiento de Emma, la menor de las Williams había logrado ganar un total de 210 partidos además de consagrarse en 19 títulos WTA de los cuales cuatro eran de Grand Slam.

Esos cuatro majors fueron: US Open 1999 (vs. Martina Hingis), Roland Garros 2002, Wimbledon 2002 y US Open 2002, todos frente a su hermana Venus Williams. Además, durante esos años también había logrado vencer a jugadoras históricas como Steffi Graf (final de Indian Wells 1999), Kim Clijsters (la más recordada de sus siete victorias ocurrió también en Indian Wells pero en la final de 2001) o Justin Henin (récord de 8-6 para la norteamericana con un primer triunfo en US Open 2001).

Por último pero no menos importante, en ese lapso Serena también logró subirse a la cima del ranking mundial pese a su juventud. El 8 de julio y tras coronarse campeona en el All England Club ante su hermana, la oriunda de Saginaw, Michigan, se transformó por primera vez en su carrera como la número uno del planeta. Luego mantendría esa posición 319 semanas de las cuales 186 fueron consecutivas, récord igualado con Steffi Graf.

En Cincinnati, entonces, veremos un choque entre una leyenda que está muy cerca de colgar la raqueta frente a una Sub-20 que ya sabe lo que es ganar un torneo de Grand Slam y que parece estar destinada a cosas importantes dentro del circuito WTA.