<
>

El lateral que debutó con Brasil en la semifinal del Mundial 1998 cuenta el trasfondo y habla de la convulsión de Ronaldo: "Tenía miedo y ni entré"

El tema de Ronaldo fue muy polémico antes de la gran final contra Francia

Una de las grandes polémicas de la selección brasileña en el Mundial de 1998 fue la convocatoria del lateral Zé Carlos. Suplente de Cafú, el jugador tuvo que entrar al campo en la semifinal ante Holanda por la suspensión de Cafú. Y habló de su experiencia en una entrevista con el podcast PodCopa.

Jugando únicamente un amistoso contra el Athletic Bilbao, el extremo debutó oficialmente con la selección en ese encuentro. "Ya me habían convocado una o dos veces, pero siempre estaba en el banquillo. Llevaba la camiseta, pero no jugaba. Cuando terminó el partido [contra Dinamarca, en cuartos de final], Zagallo me dijo: 'Prepárate, vas a jugar'.

"Sabía de mi condición, pero no era mi condición física normal. Terminé volando el Campeonato Paulista, el 10 de mayo fuimos campeones de São Paulo, el 13 perdimos con el Vasco en São Januário. Luego jugué 15 minutos en el amistoso contra el Bilbao. Acumule más de 50 días sin jugar un partido. Es mucho tiempo para un jugador, más para jugar una semifinal de Mundial, que es otro ritmo. No era el peso de la camiseta, porque siempre he tenido personalidad", dijo.

"Era esa preocupación de que, si atacaba, no podría anotar. Y estaba Zenden, así que no podía ir demasiado lejos. La selección no podía entrenar más. Una vez le pregunté a (Paulo) Paixão, le dije que quería entrenar, que no quería salir con el grupo. Y me dijo que no podía. 'Si te lastimas, tú y yo nos vamos del equipo'", agregó.

Otra polémica en el Mundial de 1998 fue la convulsión de Ronaldo en la víspera de la Final ante Francia, y Zé Carlos estuvo cerca de lo sucedido. "Fui prácticamente el primero en enterarme, porque estaba en la habitación con César Sampaio. De su boca (Ronaldo) salían sonidos extraños".

"Tenía miedo, prácticamente ni entré, me quedé en la puerta. Luego vino el médico, el personal llegó en cuestión de segundos. Roberto Carlos estaba en la habitación con él, salió gritando, pidiendo ayuda, y ahí vi toda la situación de Ronaldo en la cama. Pronto tuvimos que irnos, fuimos al café, Ronaldo no recordaba nada, luego fue al hospital. Eso fue 4 o 5 horas antes del partido", dijo.

"Llegó, lo recuerdo como si fuera ayer: tenía su mochila, dijo que quería jugar, que no tenía nada. La comisión se reunió en la esquina y decidió colocarle en la alineación titular. Pero nadie iba a poner en riesgo su vida", indicó.

Zé Carlos negó que lo ocurrido con Ronaldo haya entorpecido al equipo en la Gran Final. "Brasil clasificó bien contra Holanda, en ese momento se pensaba que uno de los dos iba a ser campeón. Francia clasificó de manera inesperada, así que había mucha expectativa".

"No veo que Brasil haya perdido por Ronaldo, ese es mi punto de vista. El foco está en el partido, Ronaldo lo estaba haciendo bien. Brasil perdió porque no lo hicimos bien, Francia jugó mejor y mereció ganar. ¿Brasil era el favorito? Lo era, pero fuera del campo. En la cancha, Brasil no se lo merecía", concluyó.