<
>

Fred o Rodrygo, alternativas a Neymar

play
Cafú dice que no le preocupa la lesión de Neymar (0:57)

El exlateral de la selección de Brasil dijo que "Neymar es un jugador que tiene una capacidad de recuperación muy rápida. Es un crack". (0:57)

Este sábado, Tite bajó el telón en el entrenamiento de su equipo. Cerró el campo a las miradas de periodistas y fotógrafos y empezó a preparar las alternativas a Neymar, la gran baja en lo que resta de fase de grupos y cuya lesión tiene en vilo a la hinchada brasileña.

Con el tobillo tocado, tras las entradas de los serbios, el '10' de la 'verde amarela' se perderá los encuentros ante Suiza y Camerún, y su equipo necesita un sustituto. Ahí entra en juego el carácter de Tite y las opciones que maneja y que su plantilla le ofrece.

La victoria ante Suiza, luchada y lograda gracias a dos genialidades de Richarlison, confirmó la tendencia ofensiva de la selección, con un doble pivote formado por Lucas Paquetá y Casemiro, con Neymar por delante como enganche, con dos bandas rápidos, Vinícius y Raphinha, y en punta Richarlison. Esto ahora tiene que cambiar.

Sin 'Ney', Tite tiene dos opciones. Adelantar a Paquetá hasta la posición de Neymar y sustituir al brasileño con la entrada de Bruno Guimaraes o Fred, que es más de su gusto, o tirar por una opción más ofensiva, manteniendo a Casemiro y a Paquetá en el medio y sustituyendo a Neymar por Rodrygo.

En esta ecuación también podría entrar Antony, pero el jugador del Manchester United no se ha entrenado los dos últimos días por enfermedad.

Más claro tiene Tite el cómo reemplazar a Danilo, lesionado también en el tobillo. El jugador del Juventus de Turín tampoco estará en lo que resta de fase de grupos y ahí es donde tiene la oportunidad de volver al once inicial Éder Militao. El futbolista del Real Madrid, que jugó en posiciones ofensivas cuando estaba en el Sao Paulo, no es extraño al lateral derecho, y entre él y el veteranísimo Dani Alves, Tite lo tiene claro. Militao ofrece más velocidad, cubriendo también las espaldas de Thiago Silva y Marquinhos, y aporta mucho poderío por arriba.