<
>

En Mazatlán gastan más de 50 millones de dólares en estadios

play
Morelia, un equipo modesto, pero con tradición (1:19)

Tlatoani Carrera nos dice todo lo que deja Monarcas en Morelia. (1:19)

En tres años, en Mazatlán se invirtieron 50 millones de dólares en la construcción y/o remodelación de dos estadios, dinero que salió del erario público y fue aprobado por el gobierno de Sinaloa, con el objetivo de traer futbol de Primera División y la Serie del Caribe de béisbol, lo más pronto posible.

ESPN Digital rastreó 10 contratos con diferentes empresas, las cuales fueron las encargadas de construir el estadio de futbol de Mazatlán y remodelar el recinto dedicado al béisbol Teodoro Mariscal, que se espera sea la sede de la Serie del Caribe en 2021, a cambio de recibir mil millones de pesos, que equivalen a 53 millones 599 mil 566 dólares.

El estadio de futbol de Mazatlán recibió en dos ocasiones presupuesto para su construcción. En la primera ronda se le entregaron 459 millones 633 mil 296 pesos y en la segunda se aumentó la inversión con 192 millones 665 mil 148 pesos, lo que da un total de 652 millones 298 mil 444 a la empresa Meprosa Construcciones. Hasta ahora, se han gastado poco más de 32 millones de dólares en un inmueble que se encuentra al 95 por ciento de avance.

Entre las especificaciones está que el inmueble tenga iluminación certificada por FIFA, para que en un corto tiempo sea avalado por el máximo organismo del futbol y hasta pueda recibir partidos de la Selección Mexicana, además que por contrato debe de estar listo al final de junio. El proyecto inició sin un equipo de futbol y ahora será la sede de Monarcas Morelia, que será el club que ocupe esa sede.

El otro estadio en el que se invirtió fue el Teodoro Mariscal, el inmueble es la “casa” de los Venados de Mazatlán y se espera que se mantenga como sede de la Serie del Caribe 2021. En este inmueble se gastaron 369 millones 707 mil 135.61 pesos, que equivale a 18 millones de dólares. El dinero fue entregado en ocho contratos diferentes, con diversas empresas.

La inversión en los dos inmuebles equivale al 50 por ciento del presupuesto que tuvo el municipio en 2019 para operar por un año. Mazatlán quiere convertirse en la capital del deporte en Sinaloa, a costa del dinero del erario público.