<
>

¿Por qué el Barcelona no ha logrado inscribir sus fichajes veraniegos? Explicamos su dilema financiero antes del inicio de LaLiga

play
Laporta quiere ganar títulos y está haciendo lo mismo que Bartomeu (3:30)

Barcelona sigue buscando refuerzos de renombre y quiere ilusionar a sus aficionados. (3:30)

El Barça esperaba que la venta de derechos televisivos y de una porción accionaria de Barça Studios incrementara dicho límite lo suficiente para permitirles operar en una proporción de 1 a 1 e inscribir todos sus fichajes.

Este verano, el Barcelona ha presentado jugadores prácticamente todas las semanas. El mes de julio se inició con las ceremonias de revelación de Franck Kessie y Andreas Christensen, dos jugadores fichados mediante traspasos libres. Después, llegó Raphinha proveniente del Leeds United, Robert Lewandowski del Bayern Munich y Jules Kounde del Sevilla, por un costo total en pases superior a €150 millones. Varias fuentes han indicado a ESPN que podrían llegar más fichajes. Se espera que el lateral izquierdo del Chelsea Marcos Alonso arribe al Camp Nou; mientras que el volante del Manchester City Bernardo Silva sigue siendo un objetivo, aunque ligeramente más inalcanzable a estas alturas.

El presidente del Barça Joan Laporta ha cumplido con su promesa de apoyar al técnico Xavi Hernández, armando una plantilla competitiva capaz de competir en todos los frentes; aunque esto ha despertado interrogantes sobre los gastos actuales del Barça. El propio Laporta describió la situación del Barça como “en vida vegetativa” el año pasado, con una deuda bruta que totaliza €1.300 millones. En junio pasado, Laporta indicó que el club se mantenía en la unidad de cuidados intensivos. Menos de un mes después, fichaba a Lewandowski por €45 millones y declaraba que el club estaba “fuera del hospital”, provocando que el técnico del Bayern Julian Nagelsmann se preguntara en voz alta: “El único club que no tiene dinero, pero compra a todos los jugadores que quiere. No sé cómo lo hace. Es una locura”.

No es difícil entender de dónde provienen los recursos para que el Barça haga semejantes inversiones. Al vender el 25% de sus derechos de televisión nacional a la firma de inversión Sixth Street por 25 años y el 24.5% de su productora interna Barça Studios a Socios.com, han recaudado más de €600 millones. Asimismo, recientemente firmó un nuevo contrato de patrocinio con la plataforma musical Spotify y el año pasado, el club tomó un préstamo por €500 millones de la banca de inversión Goldman Sachs para restructurar sus pagos de deuda.

Por ende, hay dinero; a pesar de que tiene un costo, en la forma de ingresos reducidos en el futuro y una deuda creciente a largo plazo. De todos modos, conseguir dinero este verano no fue el peor problema para el Barça. Como fue el caso cuando Lionel Messi dejó el club el año pasado, el problema radica en la inscripción de nuevos jugadores dentro de las reglas de Fair Play Financiero de LaLiga. Con la nueva campaña presta a iniciarse este sábado, ninguno de los fichajes del Barça ha podido ser inscrito ante el circuito español.

(Nota del editor: Se actualizará esta página a medida que evolucione la situación del Barcelona esta semana)

¿Por qué el Barça no puede inscribir jugadores?

Es probable que la normativa financiera de LaLiga sea la más estricta entre las Cinco Grandes de Europa. Cada equipo español tiene un límite de gastos que establece la cantidad máxima que puede gastar en su primer equipo en cuanto a jugadores y pases. El costo de Lewandowski en libros, por ejemplo, sería el de su salario más €12.5 millones, ya que su pase es amortizado a lo largo de su contrato por cuatro años.

Dicho en los términos más simples posibles, este límite esencialmente es un cálculo de la cifra que el club puede costear, basada en sus ingresos contra egresos y deuda. Esta cifra también se aplica antes de concretar fichajes por lo que, si un club no cumple con los criterios establecidos por LaLiga, no puede inscribir nuevos jugadores. Esta es la situación en la que se encuentra el Barça a pocos días de su debut de temporada, en el que jugará de local contra el Rayo Vallecano.

Los topes de gastos cambian todo el tiempo; sin embargo, para finales de la temporada pasada, el límite del Barça era de €144 millones (previo a la pandemia, alcanzaba €600 millones), siendo el único límite negativo en España, provocado por las pérdidas registradas durante la campaña anterior, que superaron €400 millones. Mientras tanto, la masa salarial del Barça (incluyendo pagos de amortización) permanece en una cifra cercana a los €500 millones. Si bien se encuentran fuera de su límite, LaLiga sólo les permite gastar una fracción de lo que ganan con los ahorros salariales concretados mediante reducciones o salidas de jugadores, y en pases. La proporción ha sido de 1 a 2, 1 a 3 y 1 a 4 en diferentes momentos del año pasado, siendo la más frecuente de 1 a 4, lo que significa que solo pueden invertir el 25% de lo que ganan o ahorran.

El Barça esperaba que la venta de derechos televisivos y de una porción accionaria de Barça Studios incrementara dicho límite lo suficiente para permitirles operar en una proporción de 1 a 1 e inscribir todos sus fichajes. La semana pasada, LaLiga les informó que aún no llegan a alcanzar dicha proporción y como resultado, aún no pueden inscribir todos sus flamantes fichajes.

Una fuente vinculada a LaLiga indicó a ESPN que esto no significa que no puedan inscribir algunos fichajes, aunque eso dependería del costo y combinación de jugadores (Por ejemplo, se requiere menos espacio salarial para inscribir a Christensen que a Lewandowski). El Barça preferiría no tener que dar la apariencia de priorizar inscripciones, si puede evitarlo.

¿Qué jugadores se ven afectados?

Faltando pocos días para que el Barça reciba al Rayo Vallecano en el Camp Nou para disputar su primer partido de la temporada, ninguno de los cinco fichajes veraniegos (Lewandowski, Raphinha, Christensen, Koundé o Kessie) ha sido inscrito ante LaLiga. Asimismo, el club blaugrana tampoco ha podido inscribir los nuevos contratos de Ousmane Dembele y Sergi Roberto. En consecuencia, actualmente estos siete futbolistas no son elegibles para jugar con el Barça, a pesar de su participación en la pretemporada.

¿Qué necesitan hacer para inscribir jugadores?

Dicho en pocas palabras: el Barça debe vender más activos. La venta de derechos de televisión (que les aporta un estimado del 5% de los ingresos anuales del club por aproximadamente €40 millones, basados en las cifras más recientes), se hizo en dos paquetes, cada uno denominado por Laporta como “palanca financiera”. La venta del 24.5% de Barça Studios era la tercera palanca. Ahora, fuentes vinculadas al club y LaLiga confirmaron a ESPN que se requiere una cuarta palanca para habilitar al Barça para que este inscriba a los siete jugadores. Se espera entonces que esta semana se produzca la venta de otro 24.5% de las acciones de Barça Studios.

Sin embargo, algunas fuentes sugieren que eso tampoco bastará y el club seguirá quedándose corto a la hora de intentar inscribirlos a todos. Por ende, el club sigue trabajando para concretar salidas (se le ha advertido a Samuel Umtiti, Martin Braithwaite y Memphis Depay que busquen nuevos clubes donde jugar) y reducciones salariales. Se mantienen las discusiones con Gerard Pique y Sergio Busquets, entre otros, para encontrar una solución.

Adicionalmente, el club ha dicho en público que el volante Frenkie de Jong, objeto de interés por parte del Manchester United y Chelsea, debe reducir su sueldo si éste no deja el club. Conseguir €85 millones por el pase del mediocampista neerlandés resolvería muchos problemas; no obstante, fuentes indican que el jugador se mantiene firme en su idea de quedarse. Todo ello es una repetición de lo vivido el verano pasado, cuando Piqué, Busquets y Jordi Alba ajustaron sus salarios para permitir las inscripciones de Memphis, Eric Garcia y Sergio “Kun” Agüero.

Vale la pena recordar que la solución del verano pasado también llegó a última hora. El ajuste hecho por Piqué permitió que el Barcelona inscribiera a García y Memphis el sábado 14 de agosto, apenas 24 horas antes de su primer partido de la campaña, en el que vencieron 4-2 a la Real Sociedad. De todos modos, debieron esperar hasta el día previo al final del mercado de fichajes veraniego para que las reducciones de Alba y Busquets entraran en vigor, con la finalidad de que el club pudiera confirmar la inscripción del “Kun” ante LaLiga.

¿Cuál es el cronograma? ¿Hay plazos?

Técnicamente, el Barça tiene hasta el final del mercado de fichajes (31 de agosto) para inscribir jugadores ante LaLiga; sin embargo, el debut de temporada de este sábado está marcado en rojo. Todos los cinco fichajes han desempeñado un rol activo en la pretemporada, junto a Dembélé y Sergi Roberto. Ninguno quiere ser el jugador (o los jugadores) que se quedaron sin ser inscritos para el encuentro contra el Rayo de este fin de semana.

El Barça requiere el papeleo necesario para activar la cuarta palanca, que aún no es oficial, para que sea aprobada lo más pronto posible; no obstante, los jugadores pueden ser inscritos hasta el mismo día del partido.

Y si no logran inscribir jugadores antes del fin de semana, ¿qué ocurre?

Aquí es cuando se complica más la situación. El Barça tiene hasta el final del mercado de fichajes para hacer inscripciones; aunque podría pasar que varios jugadores y agentes quedarían descontentos si no resuelven el problema antes de esa fecha. Después, no tenemos certeza en cuanto a la inclusión de tentativas cláusulas de escape en los contratos de dichos jugadores. Considerando que los problemas financieros del Barça son conocidos por todos, una fuente vinculada a la industria del fútbol afirma que sería una irresponsabilidad si los agentes involucrados no hubieran negociado cláusulas que contemplen el escenario en el que sus clientes se quedaran sin inscribir.

Adicionalmente, ESPN informó este miércoles que los dos jugadores fichados como agentes libres (Kessié y Christensen) podrían invocar una cláusula contractual que les permita buscar nuevos clubes de no ser inscritos antes del debut de este fin de semana contra el Rayo Vallecano. Las fuentes indican que, en este momento, ninguno tiene planes de invocar dicha cláusula de sus respectivos contratos.

Debemos reiterar que Laporta sigue transmitiendo confianza de que todos quedarán inscritos. De lo contrario hay varias opciones sobre la mesa, como invocar posibles cláusulas de escape, cesiones o pasar los próximos cinco meses sentados en las tribunas hasta la apertura del mercado de fichajes de enero.