<
>

Predicción para los playoffs de la NFL: 13 partidos, un campeón del Super Bowl

¿Veremos a Tom Brady ganando otro campeonato?, ¿Llegarán los Chiefs al Juego por el Campeonato de la AFC? Estos son los pronósticos para todos los partidos

Es hora de dar un pronóstico de los playoffs de la NFL. Elegiré los ganadores para cada uno de los seis juegos que veremos este fin de semana por la Ronda de Comodines, los equipos que ganaran los juegos que siguen y quién llegará hasta el Super Bowl LVI. En total, desglosaré 13 enfrentamientos diferentes y por qué creo que favorecerán a un equipo u otro.

Por supuesto, no hace falta decir que este pronóstico no será el correcto. Incluso, si fuéramos generosos y asumiéramos que mi elección tenía un 65 por ciento de posibilidades de ganar cada juego, las posibilidades de acertar 13 duelos consecutivos son un poco más de 240 a 1. Las lesiones, ausencias por COVID-19 y mala suerte siempre aparecen. Incluso con una temporada de 17 juegos, sobreestimamos cuánto sabemos realmente sobre cada equipo y su verdadero nivel de talento. Esto hace que los playoffs sean difíciles de predecir y tremendamente entretenidos de ver.

Independientemente, aquí está mi pronóstico. Comenzaré con el fin de semana de comodines y me abriré camino hasta el Super Bowl. Comencemos con la AFC, donde los Pittsburgh Steelers recibieron una nueva oportunidad de vida en los últimos segundos de la temporada regular. ¿Pueden prolongar la etapa de Ben Roethlisberger en la NFL con una carrera milagrosa en los playoffs?

RONDA DE COMODINES DE LA AFC

(7) Pittsburgh Steelers en (2) Kansas City Chiefs

Estos dos equipos se enfrentaron hace tres semanas, y no fue exactamente agradable. Los Chiefs ganaron 36-10 en un partido en el que nada salió bien para Pittsburgh. Hubo cinco balones sueltos; ¿Adivina cuántos recuperaron los Steelers? La respuesta es cero. Los equipos que han recuperado cero de cinco balones sueltos en cualquier juego desde el 2000 tienen marca 11-25, e incluso parece alto. Aunque no son los favoritos contra los Chiefs, los Steelers no pueden darse el lujo de que Kansas City recupere cinco balones sueltos.

No creo que vuelva a suceder, y si no pasa, los Steelers podrían ser un rival más difícil para los Chiefs de lo que parece en el papel. TJ Watt pudo jugar solo el 55 por ciento de las jugadas defensivas en el primer juego, y debería estar en un rol de tiempo completo contra un equipo de los Chiefs que lucha con lesiones al frente. Watt se alineará contra el tackle derecho, que es el punto más débil en la línea de Kansas City. El titular de la Semana 1, Lucas Niang, perdió su trabajo y se lesionó la rodilla diciembre. El tackle Mike Remmers está en la lista de reservas lesionados por un problema en la espalda. Andrew Wylie, quien comenzó como tackle derecho en la derrota del Super Bowl ante los Buccaneers, será el titular contra el probable Jugador Defensivo del Año.

Jugadores clave como Orlando Brown Jr. y Tyreek Hill también parecen no estar al 100 por ciento para la postemporada, con Hill (talón) limitado a 12 jugadas en la victoria de la Semana 18 sobre los Denver Broncos. El receptor abierto no ha sido el mismo de siempre desde que se contagió de COVID-19 antes de la Semana 16. La ausencia de Hill permite que las defensivas rivales cierren el campo, creando más oportunidades para las intercepciones desviadas que plagaron a Kansas City durante la primera mitad de la temporada. Pocos equipos en la NFL son mejores para crear intercepciones año tras año en ese tipo de jugadas que los Steelers.

El problema para los Steelers es que no hay mucho que hacer del otro lado del campo. Sería una cosa si pudiéramos contar con ellos para devolver un despeje para anotación o quedar en buena posición de campo, como lo hicieron en la victoria de la Semana 1 sobre los Bills, pero los Chiefs tienen la tercera mejor unidad de equipos especiales de la liga. Los Steelers no tienen la línea ofensiva para proteger a Ben Roethlisberger, el juego terrestre para controlar el reloj o la habilidad consistente de jugadas grandes para asustar a los Chiefs en cobertura. Esto podría estar más cerca de lo esperado, pero espero que la carrera de Roethlisberger termine aquí. Predicción: Chiefs 24, Steelers 20.


(6) New England Patriots en (3) Buffalo Bills

Estos equipos se han enfrentado dos veces desde principios de diciembre, con los Patriots ganando 14-10 en Buffalo antes de que los Bills le devolvieran el favor con una victoria de 33-21 en Foxborough, Massachusetts. Se espera que el oeste de New York tenga condiciones bajo cero el sábado por la noche, pero no se esperan las ráfagas de viento que hicieron que el juego aéreo fuera irrelevante en la Semana 13.

Desafortunadamente para los Patriots, abrir el juego aéreo revela la mayor ventaja entre estos dos equipos. Josh Allen jugó uno de los mejores juegos de su carrera en la victoria sobre New England, completando pases inmaculados a través de ventanas ajustadas contra una de las mejores defensivas de la liga. Ha sido inconsistente durante el último mes --siguió ese juego de los Patriots con 11 de 26 para tres intercepciones en una victoria sobre los Atlanta Falcons-- pero sabemos que generalmente tiene el tipo de techo que el novato Mac Jones no ha mostrado hasta ahora.

Si los Patriots pueden obtener una ventaja temprana, como lo hicieron contra los Bills en el primer enfrentamiento, no necesitarán quitarle las ruedas de entrenamiento a Jones y el ataque aéreo. Obligado a un tiroteo, a menudo no ha podido seguir el ritmo (incluso en la derrota 35-29 en tiempo extra ante los Dallas Cowboys, lanzó solo 21 intentos de pase). Jones completó 14 de 32 pases para 145 yardas con dos intercepciones contra la defensiva de Buffalo en la Semana 16. Desde que hizo su mejor juego en la NFL --310 yardas y dos touchdowns contra los Tennessee Titans en la Semana 12-- entregó el balón seis veces en cinco juegos y registró un índice pasador de 79.8. Es difícil imaginar a Jones cambiando repentinamente contra la mejor defensiva de pase de la liga.

La otra ventaja que tienen los Bills, como señaló el maravilloso Mike Reiss en Twitter, es una plantilla saludable. Los Patriots tienen varios titulares defensivos que no están al 100 por ciento o podrían estar fuera para el juego del sábado, en particular el tackle novato Christian Barmore, quien abandonó el partido ante los Miami Dolphins por una lesión en la rodilla. Los Bills están relativamente saludables y solo destaca la ausencia a largo plazo del esquinero estelar Tre'Davious White. Espero un partido de pocos puntos y una victoria en casa para Buffalo sobre su odiado rival. Predicción: Bills 19, Patriots 10.


(5) Las Vegas Raiders en (4) Cincinnati Bengals

Si bien el final de la temporada regular contra Los Angeles Chargers llegó a una conclusión frenética, los Raiders obtuvieron su merecida victoria cuando Daniel Carlson anotó su gol de campo. Superaron a los Chargers durante todo el juego del domingo, solo que Justin Herbert rescató a la ofensiva con una serie de jugadas en cuartas oportunidades. Los Raiders dominaron la línea de golpeo, ya que la línea ofensiva hizo un excelente trabajo protegiendo a Derek Carr, mientras que Maxx Crosby dominó a Storm Norton y acosó a Herbert durante todo el encuentro.

Sin embargo, para llegar a ese punto, los Raiders tuvieron suerte contra una serie de mariscales de campo comprometidos. Después de tener una marca de 6-7, tuvieron juegos consecutivos contra los mariscales de campo suplentes Nick Mullens (Cleveland Browns) y Drew Lock (Broncos). En la Semana 17, jugaron contra Carson Wentz después de que el titular de los Indianapolis Colts pasó toda la semana en la lista de COVID-19, solo para ser dado de baja horas antes del juego. Wentz promedió solo 5.5 yardas por intento en la primera de las dos sorpresivas derrotas de Indianapolis al final de la temporada. Los Raiders ganaron esos juegos por un total de solo nueve puntos.

Por supuesto, podría argumentar que los Bengals podrían estar sobrevalorados por su desempeño reciente. Joe Burrow jugó como un serio candidato a Jugador Más Valioso en las victorias sobre los Baltimore Ravens y los Chiefs, lanzando para un total combinado de 971 yardas y ocho touchdowns. Esos juegos importan, pero también están muy fuera de línea con sus actuaciones de una semana a otra. La primera selección global del 2021 había lanzado para 995 yardas y cinco touchdowns en sus cuatro juegos anteriores hasta ese momento. Burrow y los Bengals son buenos a la ofensiva, pero esperar que sean como el 'The Greatest Show on Turf' de los Rams es probablemente una exageración.

El problema para los Raiders es que no estoy seguro de que otro juego dominante de Crosby sea suficiente. Cuando los Raiders jugaron contra los Bengals a principios de esta temporada, el ala defensiva estelar registró una tasa de victorias en presión al quarterback del 61.5 por ciento, la mejor marca que hemos visto de un cazamariscales en un solo juego durante toda la temporada. Retrasó el ataque aéreo de Cincinnati, con Burrow lanzando para solo 148 yardas aéreas en 29 intentos, pero Joe Mixon y compañia corrieron para 159 yardas y dos touchdowns. Los Raiders solo pudieron reunir 13 primeros intentos, incluso con Darren Waller en el campo. A menos que la lesión en la rodilla de Burrow sea más significativa de lo que se informó, no creo que los Raiders tengan suficiente para mantener su racha ganadora. Predicción: Bengals 27, Raiders 17.

RONDA DE COMODINES DE LA NFC

(7) Philadelphia Eagles en (2) Tampa Bay Buccaneers

Aquí la lista de los mariscales de campo que los Eagleshan derrotado esta temporada: Teddy Bridgewater, Sam Darnold, Jake Fromm, Garrett Gilbert, Jared Goff, Taylor Heinicke, Matt Ryan, Trevor Siemian y Zach Wilson. Sobresalen cuatro suplentes, un tipo que fue enviado a la banca, dos jugadores a los que se les quitó el salario esta temporada baja, una selección apresurada del draft y Ryan. Cuando Tom Brady se enfrentó a esta defensiva en la Semana 6, completó 34 de 42 pases con 297 yardas en un juego que los Bucs lideraron 28-7 antes de dos anotaciones tardías de Philly.

Ese juego fue previo al despertar de Philadelphia a mitad de temporada para correr más el balón con Jalen Hurts como mariscal de campo, un cambio que pudo lograr en parte porque su calendario se volvió mucho más fácil. No me gusta el enfrentamiento de los Eaglescontra una de las mejores defensivas terrestres de la liga, especialmente con Hurts posiblemente tocado por una lesión en el tobillo.

Cuando los Bucs jugaron ante la ofensiva enfocada en los acarreos del mariscal de campo de los New Orleans Saints hace unas semanas, limitaron a Taysom Hill y compañia a 61 yardas en 21 acarreos. New Orleans ganó, pero necesitó anular a los Bucs para hacerlo. No me gustan las posibilidades de Philly de repetir esa hazaña. Predicción: Bucs 34, Eagles10.


(6) San Francisco 49ers en (3) Dallas Cowboys

Los 49ers tienen el tipo de plantilla capaz de enfrentar a cualquier equipo, y son una de las pocas organizaciones con el tipo de núcleo cargado de estrellas que puede hacer frente a los Cowboys. Acabamos de ver a Jimmy Garoppolo producir una de las mejores series de su carrera al llevar a los 49ers por el campo para conseguir la victoria contra los Rams, lo que ayudó a que San Francisco regresara a la postemporada.

Sin embargo, como fue el caso del sembrado N° 7, no me gusta este enfrentamiento para los 49ers. El equipo de Kyle Shanahan lucha por mantenerse a flote cuando pierde el balón; los 49ers han tenido marca de 2-6 cuando pierden el balón dos o más veces este año y 8-1 en lo contrario. Se enfrentan a una defensiva de los Cowboys que ha forzado dos o más robos en 12 ocasiones diferentes esta temporada, una hazaña lograda por última vez por los Steelers del 2019 y los Seahawks del 2013.

play
1:52

Jugar el partido como cualquier otro: La clave para los Cowboys ante los 49ers

Carlos 'Tapa' Nava con el reporte desde Dallas luego de las palabras del QB de los Cowboys, Dak Prescott, previo a enfrentar a San Francisco.

Con los 49ers privados de la posición de esquinero contra un equipo con múltiples receptores estelares, necesitarán un esfuerzo heroico en el terreno para vencer a Dallas, y aunque eso es posible, no confío en un Garoppolo lesionado para proteger el balón, especialmente con la estrella Trent Williams en duda para jugar. Predicción: Cowboys 27, 49ers 14.


(5) Arizona Cardinals en (4) Los Angeles Rams

No estoy seguro de que haya muchos equipos que hayan parecido menos convincentes al ganar que estos Rams. Matthew Stafford ha alternado tramos emocionantes de pases con momentos en los que ha tomado decisiones inexplicables con el balón. En la derrota de final de temporada de Los Angeles ante los 49ers, completó 15 de 16 para 153 yardas con dos touchdowns en la primera mitad, luego del medio tiempo lanzó dos intercepciones.

Los Cardinals no pudieron tomar ventaja en la Semana 18, ya que su derrota por 38-30 ante los Seattle Seahawks entregó la NFC Oeste a Los Angeles. Al enfrentarse a una ofensiva inconsistente de Seattle, parecía que los Cardinals todavía estaban resolviendo los errores de pretemporada. Coberturas fallidas llevaron a touchdowns largos para Tyler Lockett y Freddie Swain, mientras que la defensiva dejó un espacio sin llenar en el touchdown de Rashaad Penny de 62 yardas. Arizona tiene la plantilla para superar el error mental, pero los márgenes son más estrechos ante los mejores equipos de la liga.

Quizás lo más desconcertante es que la ofensiva de Arizona ha sufrido otro desvanecimiento en la segunda mitad. Durante su racha de 1-4 para terminar la temporada, los Cardinals ocuparon el puesto N° 17 en ofensiva por jugada, por debajo de los Houston Texans y los Detroit Lions. Esa caída se produjo cuando el receptor DeAndre Hopkins, el corredor James Conner y el centro Rodney Hudson estuvieron ausentes por períodos prolongados, pero Hopkins se perderá el juego de comodines debido a un desgarro. Es difícil creer que los Cardinals van a cambiar las cosas sin él. Predicción: Rams 27, Cardinals 20.

RONDA DIVISIONAL DE LA AFC

(4) Cincinnati Bengals en (1) Tennessee Titans

La recompensa para los Bengals sería un viaje a Nashville para jugar contra los Titans, los mejores sembrados, que podrían ser el equipo más difícil en la liga. Las métricas avanzadas no solo los ven como menos impresionantes; los ven como un pretendiente. El DVOA clasifica a Tennessee como el vigésimo mejor equipo de la liga, por debajo de los Minnesota Vikings y los Broncos. Football Outsiders tiene datos que se remontan a principios de la década de 1980 y sugiere que los Titans serían el peor sembrado N° 1 o N° 2 de la historia. El "Football Power Index" de ESPN también tiene a los Titans como el peor sembrado N° 1 desde el 2008.

¿Hay algo que falta en los números? Una cosa claramente viene a la mente: la salud. Los Titans no contaron con A.J. Brown y Julio Jones durante gran parte de la temporada y no contaron con el corredor estelar Derrick Henry en la alineación durante la segunda mitad de la campaña. Sus tres grandes estrellas tuvieron apenas 120 jugadas juntos esta temporada, y se espera que todos estén presentes cuando los Titans salten al campo en la Ronda Divisional.

Sin embargo, como mencioné en el podcast de ESPN Daily hace un par de semanas, no estoy seguro de que Henry ofrezca el tipo de impulso que esperaríamos. Estaba absorbiendo la mayor carga de trabajo en la historia de la liga antes de su lesión en el pie, pero su eficiencia se había derrumbado en el 2021. Sus estadísticas por acarreo se redujeron significativamente en todos los ámbitos. Además, el reemplazo de D'Onta Foreman ha sido similar a Henry desde que se unió al equipo.

Preferiría tener a Henry en la alineación y a Foreman disponible, y la presencia de Henry debería ayudar a un ataque con engaños de carrera de Tennessee que se está desplomando, pero dada su caída antes de la lesión y la agudeza que podría haber perdido sentado durante dos meses, no estoy seguro de que sea el tipo que vimos en el 2019 y 2020 al regresar a la alineación.

La última vez que estos dos equipos jugaron fue en el 2020, y fue una actuación clásica de Tennessee. Henry y compañía corrieron con el balón 29 veces y acumularon 218 yardas y dos touchdowns. Y como suelen hacer los equipos cuando acumulan más de 200 yardas de ofensiva, los Titans... ¿perdieron por 11 puntos? En un juego en el que corrieron el balón a voluntad, entregaron el balón solo una vez y registraron un porcentaje de pases completos impresionante en tercera oportunidad y en la zona roja, los Titans fueron derrotados por el equipo de los Bengals.

El problema entonces es que los Titans no pudieron presionar a Joe Burrow, quien los cocinó para 249 yardas y dos touchdowns. Durante una temporada del 2020 en la que Burrow estuvo bajo presión constante, los Titans no lo golpearon ni una sola vez. Tuvieron problemas a pesar de que Cincinnati no contaba con el corredor Joe Mixon ni con cuatro de sus linieros ofensivos titulares. Los Bengals lograron 10 de 15 en tercera oportunidad y 4 de 5 anotaciones en zona roja. Fue su mejor actuación ofensiva de la temporada.

La presión fue un problema para los Titans en el 2020, pero con el estallido de Harold Landry y la defensiva secundaria dando un paso adelante en el 2021, ocupan el décimo lugar en índice de presión esta temporada. Burrow ocupa el tercer lugar en la liga en índice total de pasador cuando tiene tiempo para lanzar, pero cuando está presionado, cae al vigésimo. La semana libre debería ayudar a refrescar a Landry y Bud Dupree, quienes pasaron toda la temporada tratando de recuperarse de sus lesiones. Creo que la presión al mariscal es lo suficiente como para que los Titans regresen al Juego por el Campeonato de la AFC. Predicción: Titans 27, Bengals 20.


(3) Buffalo Bills en (2) Kansas City Chiefs

¿Cuánto estás dispuesto a apostar después de lo que vimos cuando estos equipos jugaron en la Semana 5? En lo que fue ampliamente percibido en ese momento como un cambio de guardia en la AFC, los Bills barrieron el campo con los dos veces campeones defensores de la conferencia. Josh Allen y compañía promediaron más de 12 yardas por jugada en la primera mitad y anotaron 24 puntos. Los Chiefs mejoraron en la segunda mitad, pero una serie larga terminó en una intercepción, mientras que una intercepción devuelta para touchdown de Micah Hyde ayudó a sellar una victoria de 38-20 para los Bills.

Desde entonces, los Chiefs tienen marca de 10-2, mientras que los Bills tienen marca de 7-5. El cambio de guardia fue un poco prematuro. Los Chiefs también podrían sentirse un poco desafortunados con algunos de los eventos de ese juego. No pudieron recuperar ninguno de los dos balones sueltos del juego, que se produjeron cuando fallaron una devolución de patada inicial y Patrick Mahomes soltó un balón en la posición escopeta. La intercepción devuelta para touchdown pasó por las manos de Tyreek Hill, mientras que la intercepción vio a Greg Rousseau desviar el balón en el aire con una mano para sí mismo en una jugada espectacular.

Dicho esto, es difícil exagerar cuán dominantes fueron los Bills a la ofensiva en ese enfrentamiento. La primera mitad de Buffalo fue la sexta mejor en los primeros dos cuartos de la temporada en un solo juego según los puntos esperados (EPA) por jugada. En todo caso, Allen dejó jugadas en el campo; la única razón por la que Daniel Sorensen no sigue persiguiendo a Stefon Diggs es porque Allen lanzó un pase completo de 61 yardas a su receptor estelar y porque el estadio tiene paredes de concreto. Los Bills obtuvieron los enfrentamientos que querían cuando querían en su juego aéreo.

Los Chiefs han hecho algunos cambios en la defensiva secundaria, pero la gran diferencia tiene que ser Chris Jones, quien se perdió la derrota ante los Bills. Los Chiefs se han visto diferente con Jones en el campo como tackle defensivo después de que el héroe de los playoffs pasó un desafortunado tramo de septiembre afuera como ala defensiva. Es prácticamente imposible imaginar un escenario en el que los Chiefs ganen sin que Jones desempeñe un papel importante.

Mi preocupación en el panorama general podría ser el jugador que convirtió esto en una gran rivalidad. La caída de nivel de Allen en la segunda mitad de en el transcurso del 2021 fue dramática.

Promediar un porcentaje de pases completos de poco menos del 60 por ciento y 6 yardas por intento en el transcurso de dos meses es un problema, y dos de los peores juegos de la temporada de Allen se produjeron en semanas consecutivas contra los Falcons y los New York Jets. Los Chiefs tienen sus problemas en la ofensiva, y podrían verse seriamente comprometidos si la lesión de Hill persiste durante los playoffs de la AFC, pero su nivel es lo suficientemente alto en la ofensiva para ser una apuesta más segura. Predicción: Chiefs 27, Bills 20.

RONDA DIVISIONAL DE LA NFC

(4) Los Angeles Rams en (1) Green Bay Packers

Ya vimos este juego una vez, y no fue bonito. Los Packers vencieron a los Rams, 36-28, a finales de noviembre, pero eso requirió que los Rams anotaran 11 puntos en el último cuarto para que las cosas parecieran reñidas. Se espera que los Packers tengan a tres de sus mejores jugadores que se perdieron ese juego para la postemporada, ya que el tackle izquierdo David Bakhtiari regresó para la semana 18, mientras que el esquinero Jaire Alexander y el corredor Za'Darius Smith están proyectados para regresar para la Ronda Divisional.

¿Hay razones para pensar que los Rams podrían haber jugado mejor? Creo que sí. La defensiva de Los Angeles mantuvo a Aaron Rodgers por debajo de las 7 yardas por intento y limitó el ataque terrestre de Green Bay a 92 yardas en 32 acarreos. Los Packers, normalmente un gigante ofensivo, solo pudieron sumar 21 primeros intentos en 12 posesiones significativas. Anotaron 36 puntos, pero la ofensiva fue ayudada por una intercepción devuelta para touchdown de Rasul Douglas, y recuperaron cuatro de los cinco balones sueltos en el juego. Comenzaron tres posesiones dentro de la yarda 30 de Los Angeles, algo que probablemente no volverá a suceder.

Vale la pena señalar que las métricas avanzadas son más optimistas sobre los Rams y pesimistas sobre los Packers de lo que parece. DVOA clasifica a los Rams como el quinto mejor equipo de la liga, mientras que los Packers ocupan el noveno lugar. El FPI de ESPN clasifica a los Rams en sexto lugar y a los Packers en séptimo. El juego y medio que jugó el mariscal de campo suplente Jordan Love para Green Bay es parte de la ecuación aquí, pero cuando estos dos equipos jugaron en noviembre, vale la pena señalar que los Rams eran en realidad favoritos por dos puntos.

Creo que estos equipos están relativamente al mismo nivel en ambos lados del balón, pero hay una gran brecha que podría compensar la diferencia: los equipos especiales. Los Rams ocupan el cuarto lugar en los equipos especiales según el DVOA, mientras que es el único punto de debilidad de los Packers, que ocupan el último lugar en la categoría. Cuando Rodgers está presente, los Packers suelen ser lo suficientemente buenos como para superar una actuación desastrosa de los equipos especiales, como la que vimos contra los Chicago Bears en la Semana 14. Creo que este juego se reduce a algún elemento de los equipos especiales, como un gol de campo fallado o un despeje fallido, y los Rams son el equipo con menos probabilidades de cometer ese error. Predicción: Rams 24, Packers 23.


(3) Dallas Cowboys en (2) Tampa Bay Buccaneers

Puede que no lo recuerdes, pero hemos visto jugar a estos dos equipos esta temporada, y fue uno de los partidos más extraños de toda la campaña. En la Semana 1, los Bucs vencieron a los Cowboys por 31-29 en un juego en el que registraron un margen de pérdidas de balón de -4. Tom Brady lanzó dos intercepciones, los Cowboys recuperaron los tres balones sueltos del juego, Dak Prescott lanzó para 403 yardas y simplemente no importó. Los Cowboys patearon un gol de campo para tomar la ventaja 29-28 con 1:29 por jugar, pero Brady condujo a los Bucs 57 yardas en 10 jugadas para preparar un gol de campo ganador.

Es justo sugerir que esos equipos eran ligeramente diferentes. Los dos receptores de Tampa en ese entonces eran Chris Godwin y Antonio Brown, quienes ya no están en la plantilla activa por razones muy diferentes. Mike Evans está lesionado, Cyril Grayson está lesionado, Leonard Fournette sale de la lista de reservas lesionados y Ronald Jones está fuera de camino de la Ronda de Comodines. Los jugadores hábiles de los Bucs no están ni cerca de donde estaban en la Semana 1, cuando Micah Parsons de Dallas estaba haciendo su debut en la NFL y gastando prácticamente todos los primeros intentos jugando como apoyador sin balón.

Piense en los equipos que le han dado problemas a Brady en postemporadas pasadas. ¿Qué tienen en común los New York Giants del 2007, los Giants del 2011 y los Broncos del 2015? Todos tenían múltiples cazamariscales devastadores capaces de ganar en el uno contra uno. Con Parsons, DeMarcus Lawrence y Randy Gregory, los Cowboys pueden amenazar a Brady. También tienen un mariscal de campo que sobresale contra los esquemas pesados que ejecuta Todd Bowles en Prescott, quien ocupa el cuarto lugar en la NFL en índice de pasador contra las cargas y el puesto N° 16 cuando los equipos no envían presión adicional.

Todo eso es cierto, pero todavía no me atrevo a elegir a los Cowboys. Puedo verlos presionando a Brady, y son el mejor equipo de la liga para forzar robos de balón, pero no creo que puedan contar con generar cuatro entregas de balón nuevamente. El escenario soñado de Dallas sería un juego que se desarrollara exactamente como lo hizo en la Semana 1... y los Cowboys aun perdieron ese encuentro. Predicción: Buccaneers 20, Cowboys 17.

JUEGO POR EL CAMPEONATO DE LA AFC

(2). Kansas City Chiefs en (1) Tennessee Titans

Al final resultó que, el cambio de guardia en la AFC podría haber ocurrido dos semanas después, cuando los Chiefs fueron pisoteados 27-3 por los Titans en Nashville. A diferencia del juego de los Bills, este vino con Chris Jones en el campo. Con Patrick Mahomes perdiendo dos veces el balón y lanzando una intercepción desacertada hacia Josh Gordon, esta fue la rara derrota por paliza de Kansas City lo suficientemente mala como para poner a Chad Henne en el campo.

A diferencia de la estrecha victoria de los Titans sobre los Bills, que requirió una parada en la línea de gol de Josh Allen y un juego espectacular de Derrick Henry, esta victoria también se sintió como una actuación estándar de los Titans. Henry y el juego terrestre ni siquiera fueron tan efectivos, convirtiendo 35 acarreos en solo 103 yardas, pero los Titans destrozaron la defensiva de Steve Spagnuolo por el aire. Henry lanzó un pase de touchdown de 5 yardas en la zona roja, mientras que Ryan Tannehill promedió 10 yardas por intento de pase. Esto ni siquiera fue el producto de un día dominante de juegos de acción; AJ Brown acumuló 80 yardas por recepción en el primer cuarto, superando a L'Jarius Sneed y Mike Hughes.

Sin embargo, desde ese momento en adelante, los Chiefs han sido un mejor equipo en defensiva. Durante las primeras siete semanas de la temporada, que culminó en ese juego de los Titans, Kansas City permitió 0.17 EPA por jugada, la peor marca en el fútbol americano. Desde ese juego, los Chiefs se han recuperado con -0.05 EPA por jugada, que es la sexta mejor marca y justo detrás de los Titans en ese mismo período de tiempo. Willie Gay y Charvarius Ward regresaron como habituales, respectivamente, para el juego de los Titans, y aunque no pudieron marcar la diferencia, los Chiefs han sido mucho mejores desde que se convirtieron en habituales. Juan Thornhill también asumió como profundo titular, provocando que Daniel Sorensen ocupe un rol de reserva.

Retrocedamos más y hemos visto cómo cada uno de estos equipos puede ganar. Cuando los Titans vencieron a los Chiefs 35-32 en el 2019, fue producto de un juego clásico de Henry, ya que corrió para 188 yardas y dos touchdowns. Más tarde esa postemporada, los Chiefs superaron un desventaja inicial de 10-0, limitaron a Henry a 69 yardas en 19 acarreos y obligaron a Tannehill a tratar de mantenerse en el duelo con Mahomes en lo que se convirtió en un tiroteo. Kansas City ganó 35-24. Ambas fórmulas son caminos plausibles hacia la victoria para estos equipos en esta postemporada.

En cierto modo, los Chiefs y los Titans son similares. Sabemos que son capaces de ser muy buenos en ambos lados del balón, pero la mayoría de las veces, han ganado mientras mezclan un gran día en ataque o defensiva con un desempeño más desordenado en el otro lado. La victoria de Tennessee sobre Kansas City, irónicamente, podría representar uno de los pocos casos en los que los Titans fueron geniales en general.

Hay dos razones por las que me inclino por los Chiefs. Uno son los equipos especiales, que pueden ser una fuerza decisiva en partidos cerrados. Bajo la dirección del legendario coordinador de equipos especiales Dave Toub, ocupan el tercer lugar en la liga en equipos especiales según DVOA. Los Titans ocupan el puesto N° 22. La variación sobre un puñado de jugadas de equipos especiales en un solo juego significa que todo es posible, pero en la mayoría de los casos, preferimos que los Chiefs sean el equipo que haga una mella significativa con su trabajo en esa faceta poco discutida del fútbol.

La otra es la fórmula que hemos visto para vencer a estos equipos: balones perdidos. Cuando han perdido el balón tres o más veces en el 2021, los Chiefs y Titans tienen marca combinada de 1-7. El resto del tiempo, han ido 23-3. Cuando miro cuál de estas defensivas es más probable que genere ese tipo de pérdidas de balón, me inclino por Kansas City, que ha forzado 29 robos de balón frente a los 22 de Tennessee.

Si creemos en las métricas avanzadas del DVOA y el FPI de ESPN, el enfrentamiento entre los Chiefs y los Titans no debería ser cerrado. Estoy dispuesto a creer que los Titans son mejores de lo que indican los números, pero sigo pensando que los Chiefs llegarán al Super Bowl LVI. Predicción: Chiefs 30, Titans 20.

JUEGO POR EL CAMPEONATO DE LA NFC

(4) Los Angeles Rams en (2) Tampa Bay Buccaneers

La victoria más impresionante de la temporada de los Rams se produjo en la Semana 3, cuando ganaron 34-17 en el último cuarto sobre los Bucs antes de un touchdown de Gio Bernard. Los Rams controlaron la línea de golpeo, manteniendo el juego terrestre de Tampa a solo 35 yardas en 13 acarreos mientras capturaron a Tom Brady tres veces. Sin embargo, si las menciones de Antonio Brown y Chris Godwin hicieron que el juego Bucs-Cowboys pareciera de otra era, consideren que el líder receptor de los Rams en este juego fue DeSean Jackson, quien tuvo recepciones de 40 y 75 yardas y terminó la temporada con los Raiders.

Ambos equipos se ven diferentes a las unidades que vimos en septiembre, pero estoy más preocupado por las lesiones en el lado de Tampa. Mencioné sus diversas ausencias y dolencias en ataque. La pila de lesiones de principios de temporada no se ha resuelto, pero los Bucs acaban de llamar al apoyador estelar Lavonte David de la lista de reservas lesionados después de que el veterano sufriera una lesión en el pie contra los Saints. David podría estar de regreso ante los Eagles, pero si no está al 100 por ciento, perjudica a los Bucs, especialmente contra un equipo que trabaja con engaño de carrera tan bien como los Rams.

Los Angeles, por otro lado, tiene dos titulares menos en el receptor abierto Robert Woods y el profundo Jordan Fuller, quien está fuera por el resto de la temporada. Es cierto que ambos son grandes ausencias, pero sus problemas de lesiones no son tan graves como lo que estamos viendo en Tampa. Los Bucs también son el equipo más viejo de la liga por un margen considerable por lo que es muy posible que tengan más probabilidades de desarrollar nuevas lesiones en las próximas dos semanas.

A pesar de la atención que reciben Brady y la habilidad de los jugadores, los Bucs ganan muchos juegos al dominar la línea de golpeo. Pocos equipos pueden argumentar que tienen la mejor línea ofensiva y la mejor línea defensiva en el fútbol. Los Rams no están del todo ahí, pero también tienen al defensor más devastador en el fútbol americano en Aaron Donald, quien ha estado brillante de cara a la postemporada.

También creo que la ofensiva de Los Angeles encaja bien con los planes defensivos de Tampa. Dak Prescott es bueno contra la carga, pero el mariscal de campo N° 1 de la liga contra la carga esta temporada ha sido Matthew Stafford, cuyo índice de pasador de 92.3 contra presión adicional ha hecho que sea difícil ir tras él. Sabemos que Stafford puede incrementar su nivel cuando está en su juego; no me sorprendería si tuviera la mejor actuación de su carrera en el Juego por el Campeonato de la NFC y ayudará a impulsar a los Rams al Super Bowl. Predicción: Rams 34, Buccaneers 27.

SUPER BOWL LVI

Los Angeles Rams vs. Kansas City Chiefs

Este fue mi pronóstico que hice antes de la temporada en SportsCenter con Scott Van Pelt. El año pasado, mi elección en la pretemporada fue Buccaneers-Chiefs, así que me sentí bastante bien cuando esos dos equipos llegaron al Super Bowl. Por supuesto, también elegí a los Chiefs para vencer a los Bucs, así que no merezco demasiadas palmaditas en la espalda.

Esta es la tan esperada revancha del legendario partido de "Monday Night Football" que terminó 54-51 en el 2018, aunque el principal pasador (Jared Goff), corredor (Todd Gurley), receptor (Brandin Cooks) y anotadores (Gerald Everett y el defensivo Samson Ebukam) de los Rams en ese partido ya no están en su plantilla. Kareem Hunt y Justin Houston se han ido, pero muchos de los jugadores clave de los Chiefs de ese juego todavía siguen en el equipo. El resultado podría haber sido diferente si Kansas City hubiera tenido a Tyrann Mathieu, quien se uniría al equipo en la agencia libre después de la temporada.

Habría algunos enfrentamientos tácticos fascinantes aquí. ¿Jalen Ramsey cubriría a Travis Kelce o Tyreek Hill, quien tendría una semana extra de descanso por su lesión en el talón? ¿Podría la pareja de novatos de Kansas City conformada por Creed Humphrey y Trey Smith neutralizar a Aaron Donald? ¿Los Chiefs tienen a alguien que pueda moverse y cubrir a Cooper Kupp? Dados los problemas de Kansas City para detener la carrera ¿podrían los Rams marchar por el campo con su ataque terrestre de Sony Michel y Cam Akers?

Sin embargo, el primer duelo disparejo que me llama la atención es Chris Jones contra el interior de la línea ofensiva de los Rams. Los Angeles solidez en la posición de tackle ofensivo con los eternos Andrew Whitworth y Rob Havenstein, pero vimos a los Titans presionar con los linieros interiores Denico Autry y Jeffery Simmons en la victoria de Tennessee a principios de esta temporada. Jones podría tener ese tipo de impacto contra lo que podría ser el punto más débil en la plantilla de los Rams.

El otro problema para los Rams es que luchan por salir del campo en tercera oportunidad, ocupando el puesto N° 21 en el índice de conversión en tercera oportunidad. Como era de esperar, esa marca empeora en sus derrotas, donde permiten que los equipos rivales conviertan el 50 por ciento del tiempo, lo que ocupa el puesto N° 27 en comparación con otros equipos en sus respectivas derrotas. Los Chiefs han sido el mejor equipo de la liga en mover las cadenas, convirtiendo más del 52 por ciento del tiempo esta temporada.

Por supuesto, los Chiefs tienen sus propios problemas de los cuales preocuparse. No creo que tengan una gran respuesta para Kupp. Tienen el peor índice total de pasador de la liga contra los engaños de carrera, y aunque los Rams no son tan intensos en los engaños de carrera como lo fueron en el 2018, es algo que estoy seguro de que los Rams notarían, ya que tienen dos semanas para prepararse para el Super Bowl. Los Angeles también es uno de los pocos equipos que tiene un esquinero como Ramsey, que puede se enfrentar de manera creíble uno a uno contra Kelce o correr contra Hill.

Dicho esto, con dos semanas para prepararse para cualquier partido, me gustan las posibilidades de Andy Reid. Es posible que Patrick Mahomes no haya alcanzado las alturas que hemos visto en años anteriores, pero ha sido más consistente y sereno que Stafford, quien a veces ha sido bueno y malo en el mismo juego. No creo que veamos otro partido de 54-51, pero si se trata de Chiefs vs. Rams, también mantendré mi predicción de pretemporada sobre qué equipo gana. Predicción: Chiefs 31, Rams 24.