<
>

Pronósticos NFL: Plan de Juego para la Semana 3

play
Las Tramas de la Semana 3 de la NFL (3:10)

Acompaña a Rebeca Landa a transitar por los detalles de las historias más atractivas en la Semana 3 de la NFL. (3:10)

La Semana 2 resultó ser tan buena o todavía mejor que la Semana 3 gracias a la cantidad de emociones y cierres dramáticos de juegos, todo para el placer de los aficionados.

Los resultados "exterminadores de quinielas" estuvieron de nuevo a la orden, lo que dio también por resultado que estemos ante el invicto inesperado de equipos como Raiders, Broncos y 49´s, los que buscarán mantenerse así una semana más.

Entre los temas candentes para el fin de semana están los duelos de Rams contra Bucs: el cambio de mando en la ofensiva de Chicago y la trascendencia hacia el futuro de la gran actuación de Lamar Jackson contra Kansas City.

¿BEARS HACE LO CORRECTO AL NOMBRAR A JUSTIN FIELDS COMO QUARTERBACK TITULAR?

SEBASTIÁN M. CHRISTENSEN / Twitter: @SebastianMCESPN

Pese a que inicialmente creía que era sensato darle la titularidad a Andy Dalton, considerando que enfrentamos a la férrea defensiva de los Rams, sí creo que es el momento de Justin Fields.

Ahora Dalton está lesionado, pero antes de su rodilla verse afectada, no estaba cuidando el ovoide, que es su principal atributo. Si eso no sucede, más vale darle la titularidad a Fields, que va a tener sus errores, pero a la vez le agregar un atleticismo y una imprevisibilidad a esa ofensiva que Dalton no les puede dar. Sólo hace falta ver las reacciones de sus compañeros cuando Fields está detrás de centro, para darse cuenta lo que sus compañeros quieren.


ALFONSO MANCILLA / Twitter: @poncho_mancilla

Tarde, pero sin sueño. Así parecen actuar los Bears respecto a su situación respecto al quarterbarck, esto porque aunque Andy Dalton fungió como el veterano experimentado, Justin Fields es el futuro del equipo.

Fields le dará a la ofensiva de Chicago una perspectiva diferente en el ataque y, si cumple las expectativas que generó por su desempeño en el futbol americano colegial, nos obsequiará jugadas espectaculares al estilo Lamar Jackson.


IVIS ABURTO / Twitter: @IvisAburto

A pesar de que Patrick Mahomes prácticamente no jugó en su primer año, parece que la idea de darle un año de adaptación y aprendizaje a un quarterback ya es cosa del pasado en la actual NFL y aunque Matt Nagy trae la escuela de Andy Reid, tuvo que ceder ante la nueva dinámica de la liga.

Justin Fields es un quarterback de molde actual, es decir, no es de bolsa, es ágil y veloz, corre y lo hace bien. Como en todo, hay riesgos: si decide correr, se expone a fuertes golpes, pero también estaría expuesto en la bolsa de protección. La movilidad del novato ayudará a que la ofensiva de los Bears sea más versátil y dinámica y ya sólo por ponerlo a jugar, Nagy se meterá en un serio problema con la afición si decide mandar a Andy Dalton al campo, aunque Fields tenga dos o tres juegos malos.

PABLO VIRUEGA / Twitter: @PabloViruega

Lo tenían que haber nombrado desde el inicio de la temporada. Entiendo que la experiencia de Andy Dalton está por encima de Justin Fields, pues es obvio, uno es novato y el otro lleva más de 10 años en la Liga. El punto es que tantas opciones tienes con uno o con otro..

Con Dalton ya sabíamos cuál puede ser su tope, lo vimos en sus mejores años con los Bengals. Con Fields, el límite puede ser muy alto porque tiene más herramientas como quarterback que Dalton.

Fields tiene mucha mayor movilidad y para los esquemas que se juegan hoy en la NFL y para el mismo sistema de Matt Nagy, le viene mejor tener un quarterback con esas características. Para los que piensen que Fields aún no está listo y va a cometer errores, les pregunto ¿cuándo un quarterback está listo? No lo sabrás si no lo pones en el campo y de que va a cometer errores, si y posiblemente muchos pues es novato, pero apostaste por él en el draft. Peyton Manning lanzó para tres pases de anotación y 11 intercepciones (tres juegos con tres) en sus primeros tres partidos en la NFL.


CARLOS NAVA / Twitter: @TapaNava

No aún no es tiempo de que Justin Fields sea el quarterback titular. Los Bears deberían continuar con Andy Dalton, quien tenía un buen arranque de temporada hasta antes de la lesión.

Salió el domingo anterior contra Cincinnati con 9 de 11 pases completos, touchdown sin intercepción. Una semana antes, contra la defensa de los Rams fueron 27 de 38 y 206 yardas, a pesar de que casi nunca tuvo protección.

No hay necesidad de apresurar el desarrollo del juvenil Fields. No se debe olvidar que Chicago estuvo en playoffs el año pasado y que Dalton representa cinco millones de dólares en el tope salarial.

¿AGUANTARÁ LAMAR JACKSON CARGAR CON TODO EL PESO OFENSIVO EN BALTIMORE TRAS LO MOSTRADO ANTE KANSAS CITY?

SEBASTIÁN: Siempre ha sido el caso en Baltimore. Lamar Jackson es un talento increíblemente especial, que ha sido criticado desmedidamente en su carrera. Siempre que alguien hace las cosas de manera diferente, inicialmente se lo recibe con shock y cuestionamiento.

Es por eso que muchas veces es criticado por no pasar bien, pese a que un par de años lideró a la NFL en yardas por aire, en lugar de elogiar el hecho de que puede hacer con sus piernas, lo que ningún otro mariscal puede hacer en la NFL. El ataque terrestre de los Ravens promedia más de 200 yardas por tierra por partido, tiene una identidad clara, y es en gran parte, gracias a Lamar Jackson.


ALFONSO: Lamar Jackson sabe que se encuentra a las puertas de una extensión de contrato y claramente está jugando para merecer una dolariza que, por lo menos, lo acerque a lo que negoció Patrick Mahomes.

Esta situación seguramente provocará que Lamar intente exigirse cada semana al máximo, por lo que será responsabilidad de staff de entrenadores implementar planes de juego que protejan a su muchacho, quien, igualmente, luce con el nivel para pelear por otro trofeo de MVP.


IVIS: De alguna forma, Lamar ha sido quien ha cargado con más peso en el ataque de Baltimore desde que es el quarterback titular. Los Ravens lo advirtieron y llegaron a la temporada regular con la idea de que Jackson jugara más en la bolsa de protección, es decir, que se desempeñara de forma más convencional para su posición y no fuera el quarterback “corriente” que corre (por eso lo de “corriente”) a la menor oportunidad, sin embargo, fue notable la incomodidad de Jackson en la Semana 1 bajo ese esquema.

Ante los Chiefs, los Ravens volvieron a usar a Jackson de manera tradicional y el quarterback jugó en su ambiente: en la formación Pistola, con la read option y con la opción de correr cuando quisiera. La versatilidad que ha mostrado Jackson para correr le dará muchas yardas y victorias a los Ravens, pero así como les ha dado muchos triunfos en temporada regular, ese estilo no ha impulsado a Baltimore en Playoffs.


PABLO: No todas las semanas puede dar un partido como el que brindó el domingo pasado, que fue brillante la forma como se sobrepuso a las dos intercepciones para ser el motor de la ofensiva.

Una semana antes había soltado dos balones en la derrota ante los Raiders y por ahí pasan las dos graves interrogantes en el futuro de los Ravens. Lamar tiene que jugar casi perfecto por tierra y por aire, además de cuidar el balón y mantenerse sano. En ambos aspectos Baltimore corre un alto riesgo por la forma cómo lo exponen.

Con la incorporación de los otros corredores pueden descargarle peso en la ofensiva a Lamar, pero esa es la naturaleza de su sistema y Ravens lo han aceptado y se la juegan con ese riesgo.


CARLOS: Es imposible pensar que Lamar Jackson puede “jugar solo“. En el año que fue Jugador Más Valioso de la NFL tuvo un corredor de mil 18 yardas (Mark Ingram) y otro de 711 yardas (Gus Edwards), además de que su plan de juego tuvo muy buen sistema aéreo, que resultó en tres mil 127 yardas. El día que los eliminó Tennessee en el primer juego de postemporada, ronda divisional, entre Ingram y Edwards se combinaron para 42 yardas.

En la NFL ya no se gana de manera consistente con plan de juego unidimensional o con un solo jugador queriendo hacer todo, como en peewee football.

¿ QUÉ DEFENSIVA IMPONDRÁ CONDICIONES, LA DE BUCCANEERS O LA DE RAMS?

SEBASTIÁN: Ninguna. Estamos hablando de dos ofensivas muy potentes, a las cuales se las puede limitar ocasionalmente, pero no detener. La defensiva de los Buccaneers es excelente contra el ataque terrestre, pero tiene algunos huecos en el fondo que Matthew Stafford y compañía deberían aprovechar.

A la vez, Tom Brady se deshará del ovoide rápido para contrarrestar la potencial presión del muy buen frente defensivo de los Rams.

En otras palabras, tiroteo en Los Angeles, donde probablemente el equipo que tenga el ovoide en última instancia, termine ganando este partido de muchos puntos.


ALFONSO: Las condiciones no favorecen a ninguna de las dos. La racha ofensiva que ha mostrado Tom Brady con los Bucs y el arsenal que presenta Rams da para pensar en que el juego será de muchos puntos.

El rol de ambas defensivas deberá fijarse en aportar jugadas grandes: intercepciones o fumbles que aporten buena posición de campo o, idealmente, puntos en favor de su causa.

Eso sí, la defensiva que tenga que defender la última ventaja del partido tendrá un compromiso muy duro de saldar.


IVIS: Así como Tom Brady ha hecho cosas sobrehumanas en sus dos décadas en la NFL, también es susceptible a la kryptonita de cualquier quarterback en la historian de la liga: la presión. Aunque no ha iniciado al nivel que demostró en 2020, si hay una defensiva capaz de ejercer presión sólo con sus frontales es la de los Rams, que desde 2020 han apresurado o golpeado a los pasadores rivales en el 29 por ciento de las jugadas de pase con cuatro o menos elementos (cuartos en la NFL).

En el duelo de la temporada pasada entre Rams y Bucs, Los Angeles le envió paquetes de carga (cinco o más defensivos) a Brady en el 16 por ciento de sus jugadas por pase y en ese encuentro, el pasador de Tampa Bay completó el 54 por ciento de sus pases, el 26 por ciento de sus envíos estuvieron fuera del objetivo, según ESPN Stats & Information. Tal parece que la defensiva de los Rams puede repetir la dosis.


PABLO: Las dos son grandes defensivas con grandes capacidades para reaccionar y cubrir muchas zonas del campo. La defensiva que se imponga pasará por sus fortalezas pero también por las debilidades de la ofensiva contraria y en ese punto, los Rams siguen en proceso de adaptación, además que Tampa Bay tiene más armas para atacar en varias zonas del campo y con diferentes jugadores. Por eso mismo creo que se impondrá la defensiva de Buccaneers porque tiene un mejor equipo..


CARLOS: La defensa de los Rams impondrá condiciones porque la de Tampa Bay sufre mucho para cubrir pases y más con la ausencia de dos titulares en la secundaria.

Los Rams atacan principalmente por aire con Matthew Stafford y la defensa de los Buccanneers es la antepenúltima contra el pase y su fortaleza es ante la carrera.; son los segundos que menos yardas permiten. Por eso los Cowboys, por ejemplo, salieron a lanzar pases todo el partido.

Los Rams son una defensiva de media tabla contra la carrera, pero Tampa Bay no corre; penúltimos en la liga.