<
>

Los Dolphins no temerán reclutar a un receptor pequeño en el Draft 2021

play
DeVonta Smith, una respuesta de élite para quien busque receptor abierto (1:50)

El producto de Alabama firmó una laureada carrera colegial y busca llevar su juego al siguiente nivel en el profesionalismo. (1:50)

Sea un jugador grande o pequeño, los Miami Dolphins seleccionarán en la primera ronda del Draft 2021 con base en habilidades y acomodo con Tua Tagovailoa.

MIAMI -- Los equipos de la NFL finalmente obtuvieron las medidas oficiales del receptor abierto de Alabama, DeVonta Smith, hace dos semanas en la revisión médica de Indianapolis. Los resultados: mide apenas por encima de los 6 pies, y pesa 166 libras.

La reacción --francamente, una sobrerreacción--, se centró en su el ganador del Trofeo Heisman es demasiado delgado para convertirse en un receptor abierto de élite en la NFL, o incluso, un recluta del Top-10.

Smith, y hasta cierto grado, su compañero de equipo universitario, Jaylen Waddle, (listado en 5 pies con 9 pulgadas y 180 libras), han recibido reacciones encontradas cuando son mencionados como candidatos para los Miami Dolphins con el turno N° 6 global en el Draft 2021 de la NFL (del 29 de abril al 1° de mayo, en Cleveland). La interrogante que queda es, ¿cuánto importa el tamaño para los receptores abiertos?

Cada equipo posee una filosofía diferente respecto a cómo las medidas tradicionales de estatura, peso velocidad influyen en sus decisiones.

Algunos equipos podrían pasar con Smith preocupados de que su liviana carrocería afectará su durabilidad, habilidad para ganar contra la cobertura de presión en la línea y producción en el medio del campo. A otros equipos no les importará tanto, concluyendo que Smith fue el mejor jugador del fútbol americano colegial el año pasado, mantuvo su durabilidad por cuatro años en Alabama, y ganó consistentemente contra defensivos de primera línea de la SEC que aplicaron cobertura de presión, como el esquinero de South Carolina, Jaycee Horn, proyectado como un prospecto del Top-20 en el Draft 2021.

Por lo que respecta a Waddle, podría tratarse del prospecto más veloz del Draft 2021, con capacidad de élite para generar jugadas explosivas y habilidad para sumar yardas después de la atrapada.

El gerente general de los Dolphins, Chris Grier, indicó en su conferencia de prensa previa al draft este miércoles que Miami no tendrá miedo de seleccionar a un receptor más pequeño en su intento de construir una plantilla competitiva alrededor del quarterback de segundo año, Tua Tagovailoa.

"Siempre lo evalúas. Siempre hablas de eso. Pero, de nuevo, cada jugador es su caso propio", estimó Grier. "Esos chicos han demostrado que han sido buenos jugadores a un alto nivel en la SEC. El juego ha cambiado un poco, y esos jugadores más pequeños tienen ahora más espacio y libertad para mostrar sus talentos.

"La liga ha cambiado, también. Hay más reglas. Es más una liga ofensiva. Pienso que lo que ha sido evidente, es que muchos jugadores más pequeños se han vuelto muy buenos jugadores en esta liga".

play
1:49

Jaylen Waddle, un receptor que llega a la NFL tras dejar huella en Alabama

El ofensivo de 22 años combina distintas cualidades que lo convierten en un jugador codiciado en el Draft.

Al hablar con visores y coaches, hay un claro grupo de cuatro en la cima entre los receptores: el ala cerrada de Florida, Kyle Pitts; el receptor abierto de LSU, Ja'Marr Chase; Smith y Waddle. Grier notó cuando los Dolphins hicieron los canjes para moverse del turno N° 3 al N° 12, y después al N° 6, que lo hicieron con "un número de jugadores que nos gustan y que estamos cómodos" en mente. Existe una buena probabilidad de que tres o los cuatro jugadores del grupo mencionado anteriormente estén incluidos.

Un escenario proyectado incluye a un quarterback siendo seleccionado con cada uno de los tres primeros turnos, los Atlanta Falcons optando por Pitts en el N° 4, y los Cincinnati Bengals usando la selección N° 5 para reunir al quarterback Joe Burrow con Chase, su compañero a nivel universitario. Si el draft toma esta senda, y los Dolphins se mantienen en el N° 6, Miami podrá elegir entre Smith, Waddle, o un tackle ofensivo (Penei Sewell de Oregon o Rashawn Slater de Northwestern). Incluso, un pequeño salto hacia abajo con un equipo buscando un quarterback, como los Denver Broncos en el N° 9, podría dejar a los Dolphins con Smith o Waddle.

Sewell y Slater son opciones lógicas, dado que un equipo nunca puede tener suficientes linieros ofensivos de calidad, pero los Dolphins invirtieron una selección de primera ronda (Austin Jackson) y una de la parte alta de la segunda ronda (Robert Hunt) en tackles ofensivos titulares, y una selección de cuarta ronda en un guardia (Solomon Kindley) en el Draft 2020.

Miami no ha reclutado a un receptor en la primera vuelta desde DeVante Parker en el 2015.

Ahora, es el tiempo de rodear a Tagovailoa con más jugadores explosivos.

"Cuando estás eligiendo donde nosotros elegimos, siempre miras a tu equipo, y Tua es parte importante en ello. Así que, mientras construimos, siempre miras lo que mejor hace tu quarterback", dijo Grier. "Para nosotros, es simplemente ver al jugador adecuado, la persona adecuada, el tipo que mejor se acomoda a nuestro equipo, así como la química con el quarterback".

Para todo lo que se habla de las limitaciones de Smith y Waddle, podrían ser las dos mejores opciones para Tagovailoa por su habilidad probada para jugar por fuera o en la ranura, de ganar por velocidad, separación y las yardas después de la atrapada, todas ellas cualidades que los Dolphins necesitan desesperadamente. Además, ambos prospectos de 'Bama cuentan con la plusvalía adicional de haber sido compañeros de equipo de Tagovailoa en Tuscaloosa.

Por lo que respecta a las preocupaciones para este grupo, hubo algunas. La mayor interrogante en torno a Smith es su peso. El tamaño y durabilidad de Waddle --viene saliendo de una fractura de tobillo de octubre-- son problemas menores. Pitts (6 pies con 5 pulgadas y media, 245 libras) y Chase (6 pies, 201 libras), son vistos por muchos evaluadores como opciones más seguras de entre los receptores, pero Pitts se desempeña en una posición tradicionalmente menos valorada, y es un bloqueador promedio, en el mejor de los casos, mientras que Chase solo acumula un año de producción de élite, optando por no participar en la temporada del 2020 por la pandemia. Grier cree que sería "injusto" calificar a los jugadores por sus decisiones de no jugar en el 2020 por esa decisión.

Pero, los buenos equipos reclutan a jugadores con base en lo que pueden hacer, y no lo que no pueden hacer.

"Pitts sobresale en ese grupo. Sé que Ja'Marr Chase tiene nivel de gente grande, pero Pitts le saca cinco pulgadas y 45 libras. Para mí, es él", declaró el director ejecutivo del Senior Bowl, Jim Nagy. "Los otros chicos, depende qué sabor te guste. Son muy diferentes, en términos de estilo. Cuando hablas de tipos más pequeños, están mejor adaptados para jugar en la liga ahora que hace 10 o 15 años, porque es un juego de espacios con reglas distintas y esquemas más orientados al juego colegial".

Es una buena apuesta suponer que el primer recluta del Draft 2021 de los Dolphins sale de este grupo, y sea un jugador grande o pequeño, Miami seleccionará a su elegido con base en sus habilidades y acomodo con Tagovailoa.