<
>

Cinco al alza y cinco a la baja; el ranking de quarterbacks de la Semana 5

¿Quiénes fueron los quarterbacks más destacados, para bien o para mal, en la Semana 5?

La Semana 5, nos regaló varias actuaciones bien interesantes. para bien o para mal, de un par de novatos. Adicionalmente, algunos de los pasadores más veteranos en la liga aparecieron entre lo mejor y peor de nuestro listado semanal:

Para la Semana 5, estos son nuestros elegidos --en orden alfabético-- como los mejores y los peores quarterbacks de la jornada:

Cinco quarterbacks al alza

play
1:37

Derek Carr permite a los fans de Raiders soñar con Playoffs

Javier Trejo Garay destaca al pasador de Las Vegas como uno de los más destacados en la Semana 5.

Derek Carr, Las Vegas Raiders

Había muchos ojos puestos en este duelo, particularmente sobre Carr, por el significado no solamente del rival, el campeón defensor del Super Bowl, sino por la inevitable comparativa que habría entre el pasador de los Raiders y el pasador de los Chiefs. El quarterback de Las Vegas, sin embargo, respondió al reto de gran manera, completando 22 de 31 intentos para 347 yardas con tres touchdowns y una intercepción, arrojando un Total QBR de 92.2. Lo que más me llamó la atención, y como una respuesta a una de las mayores críticas de la ofensiva de Jon Gruden, fue que Carr promedió 11.2 yardas por intento de pase, consiguiendo completar los largos latigazos que, en primera instancia, hubiéramos esperado primero del equipo que tenían enfrente. Sí, Carr jugó mejor el pasado domingo que Patrick Mahomes.


Ryan Fitzpatrick, Miami Dolphins

Los altibajos de Fitzpatrick parecen acentuarse conforme pasa el tiempo. Los puntos altos cada vez parecen más altos, y los puntos bajos, cada más profundos. Ahora, tocó uno de esos puntos altos, con un Total QBR de 99.1 que fue el más elevado de la Semana 5, gracias a sus 22 de 28 pases completos para 350 yardas con tres touchdowns sin intercepciones. Además, se fue con el índice de pasador más alto de la fecha, con 154.5. Los Dolphins se aprovecharon de una defensiva muy diezmada de los Niners, particularmente en las esquinas, para dar una de las campanadas de la semana.


Justin Herbert, Los Angeles Chargers

Voy a comenzar aquí señalando que estoy en total desacuerdo con quienes argumentan que Herbert debió haber ganado este partido. El fútbol americano es un deporte de conjunto --por más que los quarterbacks son tratados y evaluados de manera diferente-- y los Chargers, como equipo, no hicieron lo suficiente para vencer a los Saints. Habiendo dicho eso, y con la derrota a cuestas, no hay motivos para marginar a Herbert de la parte alta de nuestra lista gracias a sus 20 pases completos de 34 intentos para 264 yardas con cuatro touchdowns sin intercepciones. Fue notable, nuevamente, la lectura de campo de Herbert, quien en el rubro individual terminó jugando mejor que su contraparte en el encuentro, Drew Brees.


Ben Roethlisberger, Pittsburgh Steelers

La gran apuesta de Pittsburgh para la temporada se centró en la salud del codo reconstruido de Roethlisberger, y el pasado domingo fue su mejor salida en lo que va de la temporada. Roethlisberger completó el 79.4 por ciento de sus pases --27 de 34 para 239 yardas-- con tres touchdowns sin intercepciones. Las tres conexiones anotadoras fueron para el novato Chase Claypool, lo que también subraya la capacidad de Roethlisberger y la ofensiva de Pittsburgh en general, de alternar armamento semana con semana, algo que realmente no consiguieron hacer de manera eficiente el año pasado.


Ryan Tannehill, Tennessee Titans

Los Titans causaron un desastre en el calendario de la temporada regular a lo largo de las últimas dos fechas, pero lo compensaron con una actuación impresionante el martes por la noche, comenzando por el quarterback, Tannehill completó 21 de 28 envíos para 195 yardas con tres touchdowns sin intercepciones, y corrió para un touchdown más en la paliza sobre los Bills. No sufrió capturas en el encuentro, y se fue con un Total QBR de 97.1, el segundo más alto de la jornada.

Cinco quarterbacks a la baja

Tom Brady, Tampa Bay Buccaneers

Ha pasado una semana de la derrota de los Buccaneers a manos de los Bears que dio la patada inicial a la Semana 5, y es imposible no haber visto los meses en torno a Tom Brady en los instantes finales de esa actuación. Con todo y que el head coach Bruce Arians salió a decir públicamente que su quarterback no había perdido la cuenta de los downs en el intento de remontada de los Bucs, parece evidente que fue el caso, con los jugadores de Tampa Bay comenzando a salir del campo mientras Brady miraba a los oficiales y a la banca, levantando cuatro dedos de la mano, como solicitando un down que su equipo ya no tenía. Más allá de esa situación que será recordada a lo largo de toda la temporada, no fue una gran salida para Brady, particularmente en la segunda mitad. Típicamente, estamos acostumbrados a que un equipo liderado por Brady no pierde una ventaja de doble dígitos, como ocurrió el pasado jueves, después de que Tampa Bay se pusiera arriba 13-0 en primera instancia. Después de ese momento, Tampa Bay no consiguió más que un par de goles de campo dos periodos y fracción de partido. Brady registró apenas 6.2 yardas por intento de pase, y en términos generales no pudo exprimir producción de un arsenal que muchos en la liga quisieran, aunque hay que admitir, también, que estuvo bajo fuerte presión toda la noche. Su Total QBR de 57.7 está por debajo de lo que nos tiene acostumbrados.


Joe Burrow, Cincinnati Bengals

En realidad, Burrow sufrió su primer partido verdaderamente malo como jugador de la NFL, en la paliza que recibieron los Bengals por 27-3 ante los Baltimore Ravens el pasado domingo. El primer recluta global del pasado draft completó apenas 19 de 30 envíos para 183 yardas, con un promedio de yardas por intento de 6.1 yardas, y fue interceptado en una ocasión --en un pase que nunca debió haber mandado-- sin lanzar touchdown. Acumuló, además, apenas 10 yardas en tres acarreos y sufrió dos balones sueltos, perdiendo uno. Su Total QBR de 5.7 fue el segundo peor entre todos los quarterbacks titulares de la jornada. Vale la pena resaltar, también, que la defensiva de Baltimore, conocida por ser una de las que más cargas mandan en contra de los quarterbacks, se dieron un festín contra Burrow, capturándolo en siete ocasiones.


Jimmy Garoppolo, San Francisco 49ers

Nadie tuvo una peor salida que Jimmy Garoppolo, quien apenas regresaba a la acción después de haber salido lesionado en la Semana 2. Garoppolo apenas y resistió la primera mitad, siendo suplantado en el segundo medio por C.J. Beathard, después de intentar 17 pases, completando apenas siete de ellos, para 77 yardas con cero touchdowns y dos intercepciones. Su promedio de yardas por intento de pase fue de apenas 4.5 yardas, y su Total QBR fue de un mísero 1.4. Nos enfocamos en quarterbacks que salen como titulares en este espacio, pero lo de Beathard no fue mucho mejor ante Miami, completando nueve de 18 intentos para 94 yardas con un touchdown, sin intercepciones, un balón suelto perdido, y un Total QBR muy pobre de 11.8.


Philip Rivers, Indianapolis Colts

Desde que se anunció la contratación de Rivers por parte de Indy, mostré escepticismo con la movida porque, aunque entiendo que el veterano pasador aporta cosas importantes a una franquicia, también me parece que le resta mucho al equipo gracias a un declive de nivel de juego que está a la vista. Eso quedó de manifiesto ante los Browns, con Rivers completando 21 de 33 intentos de pase para 243 yardas sin touchdowns y con dos intercepciones. El Total QBR de Rivers fue de 42.4, pero lo que más llama la atención es la diferencia astronómica entre lo que puede ofrecer en la NFL actual, un quarterback con movilidad como Baker Mayfield, rival en turno de los Colts, y una estatua como Rivers, que con el tiempo ha perdido calidad en la toma de decisiones.


Matt Ryan, Atlanta Falcons

Ningún equipo decepcionó más en la Semana 5 que los Falcons. Una plantilla contra la pared, obligada a mostrar algo que le pudiera salvar el empleo al head coach Dan Quinn, a quien tanto han elogiado en público, dejó pasar su última oportunidad de jugar para su entrenador. Ryan fue particularmente decepcionante, completando 21 de 37 pases para 226 yardas, con un promedio de 6.1 yardas por intento de pase, y una intercepción sin touchdowns, y un balón suelto. El Total QBR de Ryan para la tarde fue de 39.2. Seguro, no tuvo --una vez más-- a Julio Jones entre sus armas disponibles, pero ningún quarterback de NFL puede justificarse por no contar con un receptor, sea quien sea. Quinn perdió el empleo, y horas más tarde, el propietario de la franquicia, Arthur Blank, se mostró dubitativo respecto al futuro de Ryan en Atlanta cuando se le preguntó por el quarterback.