<
>

Incluso sin Dak Prescott, Cowboys señalan que su plan ofensivo no cambia

play
Cowboys deben darle todo lo que pida Prescott en el nuevo contrato, a pesar de la lesión (1:20)

Carlos Nava explica cómo afectará la lesión de Prescott en el potencial contrato que negociará con Cowboys (1:20)

La ofensiva de los Dallas Cowboys perdió a Dak Prescott, pero no pierde de vista cómo desea atacar a sus rivales

FRISCO – El shock de la lesión de tobillo de Dak Prescott no se irá pronto, pero desde el lunes los Dallas Cowboys se preparan para la vida sin el mariscal de campo titular.

Reemplazar a Prescott, quien lidera la NFL con 1,856 yardas aéreas pese a perderse el último cuarto y un poco más en la victoria dominical por 37-34 contra los New York Giants debido a una fractura compuesta y dislocación del tobillo derecho, será complicado, pero los Cowboys consideran que tienen piezas para continuar teniendo una exitosa ofensiva.

Solo puede que se lleve a cabo diferente.

“Tendremos que hacer algunos ajustes en adelante” señaló el entrenador Mike McCarthy inmediatamente después del partido del domingo.

El lunes, McCarthy habló sobre “recalibrar”.

“Cada vez que tienes un cambio, siempre tienes que procesar un numero de cosas que ahora tendrás que hacer más, o que ya no harás tanto. No es diferente con la posición de mariscal de campo. Todos reconocemos que ha aumentado en esa posición. Somos afortunados en tener a Andy (Dalton). Su experiencia habla por sí sola”.

McCarthy recordó su experiencia de tener que jugar sin el mariscal titular en Green Bay Packers y no tenía un mariscal de experiencia como Dalton.

En 2013, Aaron Rodgers sufrió una rotura de clavícula y se perdió siete partidos. Seneca Wallace, ahora entrenador interino en el staff de McCarthy, y Scott Tolzien, un asistente ofensivo de Cowboys, terminaron 0-2-1 antes de que Matt Flynn acabara 2-2 para mantener a los Green Bay con esperanzas de postemporada, incluyendo un partido ganado contra Cowboys antes del regreso de Rodgers.

En 2017, Brett Hundley tuvo marca de 3-6 durante la ausencia de Rodgers y lo Packers terminaron 7-9.

“Depende de quién juegue después de perder al titular. “Hay momentos en el pasado en los que hicimos cosas buenas con los suplentes, pero hay momentos en los que no. Así que pienso que el primer paso es que asegures de que todos en el vestidor estén listos”.

¿Qué pueden hacer ahora los Cowboys sin Prescott?

Liberar a Zeke

Antes de perder a Prescott, los Cowboys tenían que hacer eso de todos modos. Perdiendo 17-3 en el segundo cuarto contra New York, los Cowboys tuvieron una serie de 14 jugadas y 75 yardas que consumió seis minutos y 59 segundos. Corrieron el balón 10 veces con Ezekiel Elliott logrando nueve para 37 yardas incluyendo la anotación.

Luego de un pick-6 sobre Prescott y que la defensiva no pudiese contener a la ofensiva de Giants, fue como si los Cowboys volvieran a una fórmula que funcionó en 2014 con Tony Romo y en 2016 con Prescott como novato.

Controlando el tiempo de juego y maximizando la posesión, pero también protege al mariscal y a una defensiva que ha permitido puntos en 31 de 60 posesiones rivales (19 anotaciones, 12 goles de campo) en cinco partidos.

“Lanzamos más que nadie en las primeras semanas”, señaló el coordinador ofensivo Kellen Moore. “Pero hay un momento y lugar en el que tienes que correr el balón, poner al 21 (Elliott) en el backfield, construir, y creo que fue una buena serie; correr, correr, hacer algún engaño, hacer trabajar todo eso porque obviamente habrá momentos que necesitaremos eso. Aún lanzaremos. No nos alejaremos de eso, pero cuando tienes un muchacho como ese, una serie como esa, yo creo que fue enorme”.

Elliott terminó el domingo con 19 acarreos para 91 yardas y dos anotaciones. En cinco juegos, había dado el 22 % de las yardas de los Cowboys desde la línea de golpeo, colocándose 28 en la liga. Desde 2016, su temporada de novato, ha logrado el 29 por ciento de las yardas de los Cowboys, que significa ser el tercer mejor porcentaje en la liga, de acuerdo a ESPN Stats & Information.

Su porcentaje más bajo (24) fue en 2017 cuando se perdió seis juegos debido a una suspensión.

Lanzar

Los Cowboys no tienen que dejar de lanzar, pero Prescott estaba en la cima de su juego.

Estaba promediando 8.4 yardas por intento, era la mejor marca en su carrera. Los Cowboys tuvieron 26 jugadas aéreas de al menos 20 yardas en cinco juegos con Prescott. Los receptores Michael Gallup, Amari Cooper y CeeDee Lamb no eran detenidos por las defensivas.

Cooper está promediando su marca más baja con 10.9 yardas por recepción, pero tiene dos juegos de 100 yardas. El cuarto receptor de Cowboys, Cedrick Wilson, también tuvo un partido de 100 yardas.

Dalton ha promediado 7.1 yardas por intento en su carrera. Solo alcanzó 8.4 yardas una vez en su paso por los Cincinnati Bengals, pero encontró a Gallup para pases de 19 y 38 yardas en la serie decisiva contra Giants.

“Necesitamos seguir jugando igual”, apuntó Moore. “Aún debemos atacar, ser agresivos. Si nos dan la oportunidad en el campo, iremos por la jugada… No te puedes ir por una sola avenida. Debemos ser capaces de atacar en diferentes maneras”.

Para llevar el balón por el campo, los Cowboys deben tener en mente la protección del pase. Los tackles Tyron Smith y La’el Collins están fuera por el resto de la temporada y han sido reemplazados por los novatos no seleccionados Brandon Knight (2019) y Terence Steele (2020). Tienen a un novato de titular por el centro con Tyler Biadasz.

Dalton se mueve, pero no es tan elusivo como Prescott y los Cowboys pierden mucho en la opción de pase-carrera. La experiencia ayudará a Dalton a deshacerse del balón rápido, pero si los Cowboys van a lanzar en el campo, tendrán que usar más engaños y máxima protección.

Desde 2011, Dalton ha completado el 63 por ciento de sus pases en play-action con un ratio de 2.04 en anotaciones-intercepciones. Desde 2016, Prescott ha completado el 68 por ciento de esos lanzamientos con 3.5 de ratio.

“Dak ha dado el show hasta ahora y tenía un gran dominio del plan de juego de protección”, dijo Moore, “pero obviamente con la experiencia de Andy creo que será una oportunidad realmente perfecta”.