<
>

Brote de COVID-19 en Tennessee: Lo que sabemos hasta ahora; ¿se reprogramarán partidos?

play
¿Brote de coronavirus en los Titans, pone en peligro su juego ante los Steelers? (1:59)

John Sutcliffe analiza los protocolos que tiene establecidos la NFL para este tipo de situaciones (1:59)

¿Cuáles son las opciones para el duelo de la Semana 4 de los Tennessee Titans tras las pruebas positivas?

La NFL ha sufrido su primer brote de equipo de COVID-19. Al menos nueve miembros de los Tennessee Titans han producido resultados positivos confirmados en los últimos cuatro días, una racha de infecciones de coronavirus que, potencialmente, podría haberse extendido durante el partido del domingo frente a los Minnesota Vikings en el U.S. Bank Stadium.

Los Titans han cerrado sus instalaciones de prácticas al menos hasta el sábado, mientras que los Vikings han cerrado el suyo hasta tener mayores pruebas. Decisiones respecto a los partidos de la Semana 4 están pendientes.

Aquí está lo que sabemos hasta el momento, con el contexto apropiado. Seguiremos actualizando conforme salgan las noticias.

Entonces, ¿esto empezó con los Titans?

Sí. El sábado, el coach de linebackers de los Titans, Shane Bowen arrojó una prueba positiva. Los Titans recibieron el resultado antes de salir de Nashville hacia Minneapolis, y Bowen no fue permitido realizar el viaje.

Los otros ocho empleados de los Titans, ¿fueron contagiados por Bowen?

No lo sabemos. Lo que sí sabemos es que el grupo entero de los Titans que viajó fue sometido a pruebas el día sábado, como ordinariamente debía suceder. Los Titans recibieron esas pruebas para el domingo por la mañana, y todas resultaron negativas, significando que todos los coaches, jugadores, y empleados del equipo era elegibles para el partido de domingo.

Los Titans se quedaron el sábado por la noche en el JW Marriott, adyacente al Mall of America en Bloomington, Minnesota, de acuerdo a Courtney Cronin de ESPN. Los protocolos de la liga ordenan que todos los miembros del grupo que viaja para un equipo tengan su propia habitación, y también les prohíbe "congregarse, visitar o socializar con individuos fuera del grupo de viaje, una vez que han arribado a la ciudad del juego".

El domingo, vencieron a los Vikings, por 31-30. El equipo voló de regreso una vez que concluyó el partido.

Entonces, ¿nadie se sometió a pruebas el domingo?

Correcto. Los protocolos mandan pruebas diarias excepto en días de juego. Hasta el momento, ni la liga ni la NFL Players Association (NFLPA) ha explicado de manera explícita por qué, pero los tiempos son, probablemente, parte de esa respuesta. Los resultados para las pruebas de PCR, que se administren en la mañana de un juego mediante una toma de muestra nasal, probablemente no se recibirán a tiempo para la patada la salida.

Las pruebas POC arrojan resultados más rápidos --las pruebas PCR usualmente entregan resultados de un día a otro, mientras que las pruebas POC pueden entregar resultados el mismo día, e incluso antes de la patada de la salida en pruebas administradas por la mañana-- pero son menos precisas. En este momento, las pruebas POC se utilizan únicamente para ayudar a confirmar pruebas que dan positivo de inicio, y la NFL todavía no confía en ellas por sí solas. Y la NFL probablemente no querrá marginar a un jugador o coach con base en una prueba POC.

¿Cuándo fueron sometidos a pruebas después?

Todos los empleados de nivel 1 y 2 de los Titans y Vikings, que incluyen jugadores y coaches, fueron sometidos a pruebas el lunes por la mañana. De los ocho Titans que regresaron pruebas positivas confirmadas, tres fueron jugadores y cinco fueron empleados. No han sido identificados. Ninguno de ellos mostró síntomas, de acuerdo a Dan Graziano de ESPN. No hubo miembros de los Vikings regresando pruebas positivas.

¿Qué hay con los oficiales que trabajaron el partido Titans-Vikings el domingo?

La mayoría de oficiales viajan a casa en la noche de los partidos, o a la mañana siguiente. De acuerdo a su protocolo, son sometidos a pruebas dos veces a la semana, una vez en sus ciudades de origen y otra vez en los días previos a los partidos. La planilla del réferi Clete Blakeman trabajó este partido, y no se sabe de inmediato si alguno de ellos fue afectado.

¿Eso significa que el brote está contenido?

No. Las normas generales de oficiales de salud pública sugieren que se puede tomar de 5 a 7 días para que una infección sea confirmada con una prueba. Esa es la razón por la cual se han cerrado las instalaciones de los Titans hasta, al menos, el sábado. Los protocolos de la NFL/NFLPA obligan a un incremento en el monitoreo por ocho días a cualquiera que haya tenido contacto cercano con quien haya regresado una prueba positiva.

¿Cómo se determina el contacto cercano?

Los protocolos siguen las guías de la CDC: menos de seis pies de distancia por al menos 15 minutos con respecto a un individuo infectado. La liga identificó a 48 con contacto cercano al monitor, con base al rastreo de contactos de los ocho positivos confirmados, de acuerdo a Graziano. No es claro si todos son miembros de los Titans, o si hay algunos que pertenecen a los Vikings.

Eso incluye contacto durante el partido, así como datos registrados por los aparatos de proximidad obligatorios que portan todos los empleados del equipo, antes y después del juego. De acuerdo al protocolo, "Individuos de nivel 1, 2, 2M y 3 serán requeridos para llevar aparatos Kinexon Proximity Recording de rastreo en todo momento, mientras se encuentran en actividades de equipo (incluyendo en las instalaciones del club, durante las prácticas, y durante los viajes con el equipo)".

Entonces, ¿el virus encontró un hueco en el protocolo?

Si los Titans pasaron la infección a los Vikings, entonces, sí. Los partidos son el único punto de la semana de la NFL donde el distanciamiento social es imposible, y es el periodo donde es más probable que una persona infectada respire sobre los otros. Esa es parte de la razón por la que la NFL ha insistido en que coaches y otros empleados que no son jugadores porten máscaras en la banca.

La ausencia de las pruebas de días de juego también eleva el riesgo. Una prueba POC el domingo por la mañana podría haber identificado al menos algunos de los positivos que arrojaron los Titans el lunes.

Seguro, pero parecía que los protocolos de la NFL estaban funcionando

Lo estaban. Hasta el martes por la mañana, solamente cuatro jugadores se mantenían en la lista de COVID-19 de la NFL. Solamente siete jugadores, y otros 29 empleados no jugadores, han arrojado pruebas positivas durante los cuatro periodos de pruebas, desde el 12 de agosto hasta el 19 de septiembre.

Pero como dijera a inicios de este mes Zachary Binney, un epidemiólogo del Oxford College of Emory University, a inicios de este mes: "Un brote realmente puede suceder en cualquier momento". Es justo preguntarse su esto obligará a cambios hacia las pruebas de día de juego.

¿Cuándo regresarán los Vikings y Titans a sus instalaciones de prácticas?

Sabemos que los Titans no volverán antes del sábado, por muy pronto. El regreso de los Vikings depende de si reciben algún positivo en las pruebas suministradas.

¿Cuánto tiempo estarán lejos del equipo los jugadores y empleados infectados?

Es complicado. Aquí existe un diagrama de flujo para pruebas positivas de individuos sintomáticos y asintomáticos.

¿Qué hay con los partidos de la Semana 4?

Al momento, ambos siguen con partidos programados para el domingo. Eso podría cambiar en las horas y días que vienen, sin embargo. Una posibilidad, de acuerdo a Adam Schefter de ESPN, es mover el partido de los Titans del domingo en Nashville en contra de los Pittsburgh Steelers del domingo al lunes. El partido de los Titans también podría desplazarse a la Semana 7, si la NFL mueve el duelo de la Semana 7 de los Steelers frente a los Baltimore Ravens a la Semana 8, cuando ambos equipos tienen jornada de descanso. Una potencial recalendarización del encuentro de los Vikings en contra de los Houston Texans luce menos obvia.

La NFL formó un comité independiente conformado por ex oficiales de la liga para aconsejar al comisionado Roger Goodell sobre la equidad y justicia en estas situaciones. Una pregunta inmediata es si sería justo para los Titans enfrentar a los Steelers el domingo, si han estado fuera de las instalaciones del club, y por tanto no han podido entrenar, toda la semana.