<
>

Para Cameron Brate, recuperado de coronavirus, entrenamientos de verano fueron "riesgo calculado"

play
Tom Brady sale al campo y entrena por primera vez con los Buccaneers (1:00)

El campamento de pretemporada de la NFL ha comenzado, y el ex Patriot Tom Brady se ha presentado en Tampa Bay. (1:00)

El ala cerrada de los Buccaneers, Cameron Brate, relata su lucha contra el coronavirus tras contraerlo durante el verano

TAMPA -- El ala cerrada de los Tampa Bay Buccaneers, Cameron Brate, quien fue diagnosticado con el novel coronavirus en este receso de temporada y que ahora se ha recuperado, describió su asistencia a las sesiones organizadas por Tom Brady como un "riesgo calculado", y cree que no será muy diferente que elegir jugar en esta campaña.

Brate contrajo el virus mientras ocurrían las sesiones informales de jugadores hace unos meses, pero su prometida, Brooke, con quien vive, comenzó a mostrar síntomas primero, así que se autoimpuso en cuarentena antes de ser diagnosticado.

"Inicialmente arrojé prueba negativa, pero en algún punto, lo contraje de ella y me infecté", dijo Brate. "Para mí, personalmente, lo único que experimenté fue pérdida del gusto por dos días. Así que estoy extremadamente agradecido de que no fui una de las personas que sufrió algunos de los síntomas más severos".

"El modo en que funcionaron las cosas, yo ya estaba en cuarentena antes de dar la prueba positiva. Pienso que los chicos siguieron entrenando, y por suerte yo no estaba arriesgando a nadie, lo que fue grandioso", dijo Brate, quien se ha recuperado por completo.

Brate dijo que las sesiones, que se llevaron a cabo múltiples días a la semana, continuaron después de que fuera diagnosticado. Dijo que los jugadores intentaron ser responsables con ello, y discutieron modos para minimizar el riesgo.

"Fue definitivamente algo de lo que hablamos, definitivamente intentando encontrar el mejor modo de hacerlo. Probablemente diría... no fueron solamente los quarterbacks y receptores haciéndolo a lo largo de la liga, aunque, diría que fuimos los únicos con un helicóptero filmándonos; eso fue interesante, seguro", dijo Brate.

"Simplemente intentamos evitar el riesgo de exponernos unos a otros, tanto como fuera posible. No nos juntábamos demasiado. No nos estábamos abrazando ni nada de eso. Solamente era un poco de atrapar el ovoide afuera, así que fue un riesgo calculado, diría, que asumimos en ese respecto. Hicimos lo mejor que pudimos para mantener el distanciamiento social y realmente no tener interacciones cercanas con los demás.

"Diré que, lo que asusta es que, si ella no hubiera arrojado positivo, yo hubiera seguido con mi vida normal y potencialmente infectado a otras personas", explicó Brate. "Así que fue lo principal con lo que me quedo, el susto de esa posibilidad. Creo que fue potencialmente el caso para muchas personas, también".

Ahora que Brate y su prometida se han recuperado, ambos planean donar plasma tantas veces como puedan, algo que los Bucs de hecho les pidieron. Brate recientemente grabó un anuncio con OneBlood pidiendo donar plasma, la porción líquida de la sangre. De acuerdo a la FDA, aquellos que se han recuperado de la infección cuentan con anticuerpos que podrían ayudar a otros que luchan contra la enfermedad.

En cuanto a lo que piensa sobre cómo la liga lidia con la seguridad de los jugadores mientras reportan y con las prácticas por comenzar, Brate dijo, "Siempre habrá algún riesgo involucrado, porque no se puede distanciar socialmente en el fútbol americano. Estás tacleando, estás bloqueando, estás sudando, escupiendo unos contra otros, lo que sea, simplemente lo que sucede en el juego de fútbol americano".

Aunque ningún jugador de los Bucs ha optado por no jugar en la campaña del 2020, su compañero de equipo Donovan Smith expresó preocupación en redes sociales hace un par de semanas antes de que la NFL y NFLPA acordaran pruebas diarias. Smith reportó al campamento el martes. Pero Brate no culpa a los jugadores de otros equipos que han optado por ni jugar, y respeta sus decisiones.

"Realmente no existe diferencia entre los trabajos del verano y ahora; no existe vacuna ni nada. Todos prácticamente lidiando con el mismo cálculo de riesgo que deben realizar por ellos y sus familias", dijo Brate.

"Todos tienen derecho a tomar su propia decisión, de lo que es mejor para ellos y sus más cercanos. He visto a gente alrededor de la liga optar por no jugar. A veces, leerán los comentarios y verán muchas cosas negativas respecto a su decisión. Y eso es muy decepcionante ver, porque, ¿cómo se puede culpar alguien por poner su salud y la de su familia, primero?".