<
>

Un día en el camo de entrenamiento de Los Angeles Chargers

Chargers serán un equipo que nos regale juegos espectaculares y peleará por ser uno de los que llegue al Super Bowl

Ya sentimos la emoción de la NFL con el inicio de los campos de entrenamiento de diversos equipos, y tuve la oportunidad de estar en la primera práctica de Los Angeles Chargers, un equipo que en los últimos años ha buscado ser protagonista de la mano de su head coach Brandon Staley, y su joven quarterback Justin Herbert.

Vi un ambiente lleno de emoción, optimismo y una gran confianza por parte de los entrenadores y los jugadores, algo que es un gran logro por parte de Brandon Staley, pues ha conseguido que su equipo crea en sí mismo; una mentalidad que los fortalece de cara al arranque de la nueva campaña.

“(Los jugadores) creen en el equipo. El trabajo más importante como entrenador es conseguir que el equipo crea en lo que haces y cómo lo haces. Sé que nuestro equipo realmente confía en jugar para los ‘Powder Blues’, toda la organización se siente de esta manera, no solo los entrenadores, y esperamos reflejarlo en nuestras actuaciones”, dijo el coach tras la práctica.

Y es que el entrenador en jefe fue duramente criticado por su juego ofensivo, el cual consideraban arriesgaba partidos. Sin embargo, nos regaló partidos memorables como aquella derrota dramática frente a Las Vegas Raiders, que se llevaron el triunfo en tiempo extra con un 35-32 en la última semana de temporada regular y que significó su lugar en Playoffs.

Ya con un año de experiencia al mando de los Chargers, Brandon Staley asegura que “esa es la ventaja de estar en mi segundo año con todo el equipo. Hay más confianza en lo que estamos haciendo”. Y cómo no estar confiado si también hicieron un muy buen trabajo al reforzar sus líneas, sobre todo con llegadas importantes como la de Khalil Mack, uno de los mejores pass rushers de la liga, quien dijo estar ansioso por demostrar su talento en el emparrillado.

“Siempre es una bendición practicar este deporte, Amo el juego y para tener el talento se empieza por esto (el campamento de entrenamiento). Las expectativas que tengo sobre mí siempre son altas, y espero que lo vean cuando esté en el campo”, declaró el liniero ofensivo.

A lo largo de su carrera, Khalil Mack ha sumado 467 tacleadas, 352 en solitario y 103 asistidas, además de 103 que provocaron pérdidas de yardas. Sabe detener la jugada terrestre y presionar al quarterback, pues ha conseguido 76.5 capturas de mariscal.

Así como Khalil Mack se siente motivado por mostrarse dentro del campo, Justin Herbert también asegura que la competencia que generarán los nuevos jugadores será importante para mantener viva la motivación en cada integrante del equipo.

“Hemos hecho un gran trabajo en mantener la competitividad durante las últimas dos temporadas. Estos chicos de la defensiva, Derwin (James), liderados por Kyle Van Noy, Khalil (Mack), siempre son competitivos, y J.C. Jackson también. Esto nos motivará a ser mejores”, aseguró el mariscal.

Aunque los Chargers se encuentran en una división complicada como lo es el Oeste de la Conferencia Americana, en la que compiten contra Patrick Mahomes y los Kansas City Chiefs, Las Vegas Raiders ahora con Davante Adams y los Denver Broncos de Russell Wilson; han logrado consolidar un muy buen equipo con Justin Herbert en los controles y una gran dirección por parte de Staley.

Sin duda alguna serán un equipo que nos regale juegos espectaculares y peleará por ser uno de los que llegue al Super Bowl. Demostrarán esa solidez que tienen como conjunto y la confianza que hay en su entrenador en jefe, por lo que estoy ansioso de verlos en el emparrillado.