<
>

F1: Memes se burlan de Ferrari por desastre en el GP de Hungría

play
Las remontadas protagonizan los momentos del GP de Hungría (0:44)

Revive los momentos que marcaron las acciones en el Hungaroring donde Max Verstappen salió victorioso. (0:44)

Con Red Bull saliendo 10 y 11, se esperaba que Ferrari lograra el 1-2 en el Gran Premio de Hungría

Ferrari perdió una inmejorable oportunidad para reducir la distancia respecto a Red Bull en el campeonato, tanto de pilotos como de constructores.

Ferrari equivocó las estrategias de sus autos en el Gran Premio de Hungría y de un potencial 1-2 -arrancaron 2-3- terminaron, cuarto Carlos Sainz Jr., y sexto Charles Leclerc, perdiendo terreno contra Verstappen y Red Bull –triunfo de Max y quinto lugar de Checo Pérez, quien arrancó 11º-.

Ferrari salió con ambos autos con llantas medias. Luego hicieron otro stint con otro juego de amarillas –sin variar las estrategias entre los dos pilotos; haciendo lo mismo con os dos-. Finalmente llamaron a Charles Leclerc para un último stint y pusieron el compuesto duro, mismo que no funcionó para nada.

El ritmo del piloto monegasco era lento y fue rebasado dos veces por Max Verstappen; luego no pudo sostener a George Russell. Era tal el drama que Ferrari lo llamó por tercera ocasión para poner el neumático rojo.

Justo con ese neumático intentaron atacar la carrera con Carlos Sainz Jr. Pero el español tampoco mostró el ritmo esperado y fue pasado por Lewis Hamilton, quien le quitó el podio.

Con Red Bull saliendo 10 y 11, se esperaba que Ferrari lograra el 1-2 en el Gran Premio de Hungría. No sucedió eso y además ganó Red Bull incluso con un trompo de Verstappen. Un día terrible en Budapest para Ferrari.

Así que el equipo que lidera Mattia Binotto tendrá unas amargas vacaciones veraniegas. No es la primera vez que el plan de carrera y sus variantes a lo largo de las vueltas no funciona; además los pit stops de Sainz fueron malos, lentos y si no se equivocan desde el pitwall, el auto se rompe como en Austria o los pilotos se equivocan, como recientemente Charles Leclerc en Francia.