<
>

Checo Pérez a 5 puntos de Charles Leclerc luego de remontada en Hungría

play
Checo termina quinto en una carrera repleta de remontadas en el Hungaroring (1:13)

El piloto mexicano partió desde el onceavo puesto para terminar en el quinto lugar donde su coequipero, Max Verstappen, se llevó un inesperado triunfo. (1:13)

Checo Pérez, quien arrancó P11, poco a poco fue remontando posiciones y al final acabó entre los dos Ferrari

Checo Pérez venció sus fantasmas en Hungaroring al finalizar en la quinta posición, un resultado con sabor a triunfo personal después de una desastrosa calificación al iniciar en la decimoprimera posición y recortar a sólo cinco puntos la desventaja contra Charles Leclerc.

El tapatío tuvo un gran inicio de carrera al avanzar dos posiciones, pero en la lucha tuvo que dejarle espacio a su compañero Max Verstappen, pues el neerlandés respondió y le superó en las primeras curvas. Así, el mexicano se evitaba una lucha innecesaria y que no tendría ganador.

Durante los primeros giros luchó con Fernando Alonso, quien intentó tapar al de Red Bull, pero pasando la recta principal el mexicano le ganó la cuerda y se impuso al asturiano.

Checo Pérez dio alcance a Esteban Ocon, quien contaba con dos segundos de ventaja y en el noveno giro comenzó a mostrar los espejos al francés, quien poco pudo hacer ante la presión recibida.

El mexicano recortó una desventaja de 3.5 sobre el sexto lugar con Lando Norris, quien fue superado por Verstappen. Esto mismo fue emulado por Checo, quien superó al británico en el giro 13 con el DRS.

Checo Pérez subió al cuarto sitio en la vuelta 17 debido al ingreso a pits de Carlos Sainz y Max Verstappen y tres vueltas después el tapatío hizo lo propio para montar neumático medio, regresando a pista en la décima posición.

El tapatío se puso octavo en dos vueltas y subió al sexto puesto en la vuelta 25 teniendo por delante a Lewis Hamilton, pero el mexicano vio su ritmo asentado y no podía recortar distancia al excampeón mundial.

Los movimientos en pits comenzaron a realizarse entre las vueltas 38 - 40 provocando que Checo se ubicara en la cuarta plaza, pero dejó su sitio a Max Verstappen, quien tenía neumático medio nuevo y contaba con un mejor ritmo de carrera.

Checo entro a pits en la vuelta 43 y el equipo austríaco hizo la mejor detención de la temporada con un 2.1, por lo que volvió a pista en el sexto puesto, pero con una desventaja de 24 segundos sobre su siguiente adversario.

Una falla de estrategia de Ferrari benefició a Checo Pérez. Charles Leclerc montó compuesto duro y esto provocó que su rendimiento bajara y el equipo llamara al monegasco a pits. Esto provocó que el de Jalisco se ubicara en la quinta posición y Leclerc saliera en el sexto puesto.

Las últimas 10 vueltas Checo tenía una ventaja de sobre casi 5 segundos sobre a Leclerc, quien recortó dos segundos a falta de seis vueltas por finalizar la carrera y presionaba al tapatío por aumentar el ritmo con un compuesto medio de mayor edad.

En la vuelta final Checo Pérez tuvo a Leclerc a menos de 2 segundos y está distancia se recortó a 5 décimas, pero a pesar del drama Pérez se quedó con la quinta posición y con ello finalizó la temporada antes de las vacaciones con un rescatable quinto lugar y manteniendo su tercer lugar en el campeonato de pilotos.