<
>

LIDOM 2021: Águilas hizo dos regresos para ganar torneo afectado por COVID-19

play
Las Aguilas Cibaeñas remontaron todo tipo de adversidad en RD en el 2021 (2:14)

Los cibaeños tuvieron dos extraordinarios regresos para conquistar su corona 22 en RD, en un torneo se jugó con un calendario recortado, sin público y bajo un estricto protocolo de salud y seguridad debido a la pandemia del coronavirus. (2:14)

Las Águilas Cibaeñas lograron dos extraordinarios regresos en los playoffs para conquistar la corona del campeonato de béisbol invernal de República Dominicana 2020-21, que se jugó con un calendario recortado, sin público y bajo un estricto protocolo de salud y seguridad debido a la pandemia del coronavirus.

El título fue el segundo en cuatro años para las Águilas --que cortaron una racha de 10 años sin ganar en 2018 - y el número 22 de su historia, para igualar en el liderato de todos los tiempos con sus odiados rivales, los Tigres del Licey.

Leones del Escogido (16), Estrellas Orientales (3), Toros del Este (3) y Gigantes del Cibao (1) se reparten los otros títulos de la liga profesional dominicana (Lidom), que reconoce los torneos celebrados desde 1951 en adelante.

Debido al COVID-19, Lidom decidió reducir de 50 a 30 partidos el calendario de sus seis clubes en la serie regular, eliminó el largo round robin de 18 encuentros y optó por series directas en la semifinal y regresó al popular formato 7-4 (en lugar del largo 9-5) para decidir la gran final.

Bajo el tutelaje de Félix Fermín, el manager más exitoso de la pelota invernal caribeña, las Águilas, que tienen su sede en Santiago, se recuperaron de estar abajo 0-2 en la semifinal para eliminar a los campeones Toros del Este y avanzar a la final contra sus vecinos Gigantes.

En la otra semifinal, los Gigantes, que tienen su sede en San Francisco de Macorís, se impusieron a las Estrellas, que tuvieron en su alineación al torpedero Fernando Tatis Jr. y al intermedista Robinson Canó.

En la primera final entre los dos conjuntos de la zona norte del país, los Gigantes llegaron a estar en ventaja 3-1, pero no pudieron impedir que las Águilas ganaran los últimos tres encuentros y atraparan la corona. Un pequeño brote de coronavirus sacó del escenario por los últimos choques al manager, el colombiano Luis "Pipe" Urueta, y a un par de jugadores claves de los Gigantes.

El jardinero central de las Águilas, Juan Lagares, bateó .379 con tres cuadrangulares y 10 carreras impulsadas para ser elegido el Jugador Más Valioso del playoff. Los cibaeños se unieron al Escogido de la temporada 1987-88 como los únicos que han conseguido regresar de estar abajo 1-3 en una final pactada al mejor de siete encuentros.

Para Fermín, un ex torpedero de las Águilas y de Grandes Ligas, fue su sexto título como manager en Lidom, todos con el cuadro de Santiago. Fermín, quien ganó su primer campeonato en la temporada 2000-01, supera en la lista de todos los tiempos a Felipe Alou (4) y Manny Mota (3).

Fermín posteriormente atraparía su cuarto campeonato de la Serie del Caribe, donde además lidera a todos los managers con 25 juegos ganados. El clásico caribeño, que enfrenta a los campeones de los torneos de República Dominicana, Colombia, México, Panamá, Puerto Rico y Venezuela, se realizó en Mazatlán, en el pacífico mexicano.

Al igual que en la mayor parte del resto del planeta, el coronavirus condenó a los dominicanos a una vida de encierro por la mayor parte de los últimos 20 meses. Y el torneo 2020-21 de béisbol invernal, la actividad más importante del país, no fue la excepción.

La liga se jugó sin aficionados en las gradas y el personal de los equipos fue sometido a pruebas semanales. El Escogido concentró el equipo en un hotel la temporada completa, buscando reducir los riesgos de contagio.

El Licey, el equipo más importante del país, fue afectado por un brote de coronavirus que además de contagiar a jugadores principales, marginó por la mayor parte del campeonato al dirigente venezolano Luis Sojo. Los Tigres quedaron en el último lugar del standing.

El inicialista de los Gigantes, Ronald Guzmán, fue nombrado el Jugador Más Valioso de la temporada regular, en la que bateó .360, con cinco jonrones, 12 carreras empujadas, 17 bases por bolas y 25 anotadas. El norteamericano David Kubiak, del Escogido, fue el Lanzador del Año; Jeremy Peña, de Estrellas Orientales, el Novato del Año, y Urueta, el Manager del Año.