<
>

Cooperstown instalará a Jeter, Walker y la Clase 2020 abierto al público, retornando a su modelo tradicional

Después que las autoridades estatales eliminaron las restricciones impuestas por la pandemia del coronavirus, el Salón de la Fama del Béisbol decidió que la ceremonia del 8 de septiembre para instalar a sus nuevos miembros retornará a su modelo tradicional y no exigirá un boleto a las personas que entren al área verde del Complejo Deportivo Clark en Cooperstown, Nueva York.

La ceremonia de exaltación honrará este año a los miembros de la promoción 2020: Derek Jeter, Marvin Miller, Ted Simmons y Larry Walker. No se eligió ningún candidato para la inducción del 2021. Jeter y Walker fueron electos por la Asociación de Escritores de Béisbol de América (BBWAA), mientras que Simmons y Miller por uno de los comités de era que forman el Comité de Veteranos de Cooperstown.

Hace dos semanas, el Salón de la Fama anunció el cambio de fecha (del tradicional último domingo de julio a la primera semana de septiembre) y que entregaría boletos gratis por adelantado para la zona verde detrás del complejo, como una forma de controlar la asistencia en medio de una pandemia.

Desde 1992, la ceremonia del Salón de la Fama del Béisbol se ha realizado con multitudes estimadas que se acercan y superan las 50,000 personas, incluyendo alrededor de 55,000 para la edición del 2019, cuando fueron instalados los relevistas Mariano Rivera y Lee Smith, los pitchers abridores Mike Mussina y Roy Halladay y los bateadores designados Harold Baines y Edgar Martínez. La marca de 82,000 asistentes fue establecida en 2007 para la exaltación de Tony Gwynn y Cal Ripken Jr.

Debido a la pandemia del coronavirus, el Salón de la Fama no pudo tener su ceremonia el año pasado.

La semana pasada, el estado de Nueva York levantó las últimas medidas que estaban vigente desde el año anterior por el COVID-19 después que más del 70% de los adultos recibieron al menos una dosis de la vacuna, anunció el gobernador Andrew Cuomo.

"Alcanzamos el 70% de vacunación. Es el objetivo nacional, y lo alcanzamos antes de tiempo. Esto significa que podemos regresar a la vida tal como la conocíamos", dijo Cuomo en conferencia de prensa, más de un año después de que Nueva York fuera epicentro nacional de la pandemia.

La ordenanza del gobernador fue la luz verde para que los equipos deportivos del estado, incluyendo los New York Yankees y New York Mets de las Grandes Ligas, abrieran sus estadios a toda capacidad. Los Yankees recibieron un poco más de 75 mil aficionados durante la serie de fin de semana contra los Oakland Athletics, mientras que los Mets comenzaron a vender boletos sin límite desde el lunes.