<
>

Algunos jugadores desean restricciones más flexibles en propuesta de salud de MLB

play
BBEN Quieto en Casa: ¿Listas las Grandes Ligas para el regreso? (5:33)

Luis A. Álvarez, Ernesto Jerez, Enrique Rojas y Guillermo Celis analizan la situación actual de MLB de cara al inicio de la temporada 2020. (5:33)

Algunos jugadores esperan ajustes a la reciente propuesta de protocolos de salud de MLB a medida que continúan las discusiones sobre cómo reiniciar de manera segura en medio de la pandemia de coronavirus.

En su mayoría, los jugadores quieren saber si algunas restricciones en el estadio y en el clubhouse pueden aflojarse según el plan para evaluar a los jugadores y al personal con frecuencia para detectar el virus.

"Soy fanático de las pruebas diarias para determinar rápidamente nuestro estado todos los días", dijo esta semana el jugador de cuadro de los St. Louis Cardinals Paul DeJong. "Pero dado eso, me gustaría sentir libertad operando en el clubhouse y en el campo".

Los protocolos de MLB dentro de las instalaciones del equipo requieren cambios importantes en las rutinas previas. Desde que no se permite escupir --o incluso ducharse-- en el campo, hasta el uso descontinuado del equipo de recuperación --como piscinas de hidroterapia y cámaras de crioterapia--, muchos aspectos de la vida cotidiana cambiarían. Incluso los buffets de equipo podrían ser prohibidos.

"No utilizar ninguna de las instalaciones que ayudan a recuperar nuestros cuerpos será un problema", dijo el lanzador de los Miami Marlins, Brandon Kintzler.

Un jugador que solicitó el anonimato preguntó: "Si todos damos un resultado negativo, ¿por qué tenemos que usar pelotas separadas?"

Ese es el quid de la discusión de estos jugadores: si todos los que tendrán contacto con los jugadores han resultado negativos, incluidos los propios jugadores, ¿por qué todos los protocolos? Ellos argumentan que el virus no puede propagarse donde no existe.

Jessica Metcalf, experta en dinámica de enfermedades infecciosas en la Universidad de Princeton, explicó que persiste el riesgo porque las pruebas no son perfectas.

"Alguien podría estar infectado, incluso si todos han resultado negativos", escribió Metcalf en un correo electrónico. "Una persona infectada podría dar lugar a muchos casos nuevos. Hasta la fecha, ha habido muchos eventos de superpropagación asociados con esta infección".

Los expertos también dicen que usar los métodos de prueba menos invasivos y más rápidos podría provocar resultados falsos.

"Un jugador infectado que entra en la burbuja puede transmitirlo a todo el equipo sin estas disposiciones de seguridad", dijo una fuente de la liga.

Mientras que algunos creen que los protocolos en el estadio serán difíciles de mantener, otros están preocupados por las regulaciones fuera del campo. La liga espera un aislamiento cercano en la carretera, pero eso podría no ser factible. Más de un agente expresó su preocupación por los clientes en sus 20 años.

"Lo más difícil será confiar en que los jugadores más jóvenes realmente contendrán sus círculos sociales solo para los compañeros de equipo y la familia inmediata", dijo un agente. "Contener ese círculo de personas es probablemente la parte más importante del plan para que funcione".

DeJong, de 26 años, que tiene un título universitario en bioquímica, dijo que los protocolos fuera del campo no serán un problema para él. Está más preocupado por mantener el béisbol como era antes de la pandemia tanto como sea posible.

"Todos estaríamos dispuestos a hacer sacrificios en cuanto a los riesgos fuera del campo", dijo. "Si eso significa una exposición limitada fuera del campo y en el hotel y en el hogar, entonces eso es lo que debe parecer... me cuido fuera del campo y elimino mi exposición y maximizo mi recuperación. La gente hará sacrificios.

"Solo las cosas dentro del clubhouse que nos gustaría ver intactas tanto como sea posible ... No estar en la caja interior [de bateo], usar guantillas de batear, las semillas de girasol y escupir. ¿Qué pasa si me cae tierra en la boca? Esas regulaciones son tontas pero entiendo de dónde vienen".

Otro jugador que solicitó el anonimato expresó su preocupación por la responsabilidad individual en lo que respecta a las pruebas. La liga quiere que los jugadores al menos tomen sus temperaturas diariamente.

"Cualquier cosa que necesitemos hacer fuera del estadio, ya sea recordar tomar nuestras propias temperaturas o estar encerrados en un hotel", dijo. "En el parque, seremos dirigidos, pero afuera, cada hombre está solo".

Si bien puede haber algunos baches en la propuesta de salud, ninguno es lo suficientemente grande como para descarrilar el regreso del deporte, dijo DeJong. Las discusiones económicas sobre un reinicio seguramente serán un problema mayor en el futuro.

"Hubo muchas buenas ideas", dijo DeJong. "Había muchas reglas e infraestructura para establecer y aplicar ... Encontraremos la combinación correcta. Podemos lograr esto".