<
>

Cambia vida de Aaron Judge y de un afortunado aficionado

play
Aaron Judge, el máximo jonronero en la historia de Yankees (0:54)

Los 62 cuadrangulares que ha pegado en esta temporada lo colocan por encima de Roger Maris. (0:54)

ARLINGTON, Texas -- Para muchos, el toletero de los New York Yankees, Aaron Judge, se convirtió en el nuevo 'Rey del Jonrón' no oficial en la historia de las Grandes Ligas. Para otros, sólo en el que más cuadrangulares ha pegado en la Liga Americana en una temporada.

Pero para Cory Youmans puede ser el batazo que cambie su vida en múltiples aspectos, en especial, el económico.

Youmans atrapó la pelota del cuadrangular 62 de Judge en la temporada 2022, durante la primera entrada del penúltimo juego de temporada de los New York Yankees, el martes por la noche en el parque de pelota de los Texas Rangers, el Globe Life Field.

Sentado en la primera fila de la sección 31, Youmans estaba preparado. Sacó su manopla y atrapó el misil de 399 pies que pegó Judge hacia el jardín izquierdo.

La pelota fue valuada, hace más de dos semanas, en mínimo 2 millones de dólares por una empresa de memorabilia deportiva para coleccionistas.

“Creo que la oferta supera lo que es justo, si está dispuesto a vender”, señaló JP Cohen, presidente de la empresa Memory Lane Inc. a Associated Press.

Youmans dijo al canal local de televisión WFAA ABC 8 que aún desconocía con exactitud qué haría con la pelota del histórico jonrón que Judge conectó sobre el lanzador de los Rangers, Jesús Tinoco, frente a 38,831 personas con boleto pagado en el parque de pelota que tenía el techo retráctil abierto para el que fue el tercer juego de la última serie de temporada; segundo de una doble cartelera del martes.

El residente de Dallas ni siquiera se había entrevistado con los Yankees, Judge o algún empleado de Grandes Ligas o Rangers hasta antes de comenzar el partido del miércoles por la tarde.

Judge reconoció que le gustaría conservar la pelota como recuerdo, pero también admitió que el aficionado tenía todo el derecho de quedársela, venderla a quien quisiera o intercambiarla.

“No sé dónde está“, dijo Judge el martes por la noche, al término del histórico partido. “Veremos qué pasa con esto. Sería grandioso tenerla de regreso. Pero, ya saben, es un souvenir para un aficionado. Hizo una gran atrapada allá afuera y tiene todo el derecho de conservarla“.

Judge pegó el jonrón del récord siete días y 24 turnos al bate después de que había conectado el 61 para igualar la marca del legendario ex Yankee, Roger Maris, que databa de 1961 y que representaba la cuarta mayor cifra de cuadrangulares en una temporada; sólo atrás de los que alguna vez conectaron Mark McGwire, Sammy Sosa y Barry Bonds, quien en 2001 implantó el récord en Grandes Ligas con 73.

“No puedo mentir, este par de partidos pasados volteaba y veía que era el séptimo inning y pensaba que sólo me quedaba un turno más en los partidos. Tenía que sacarla del parque“, reconoció Judge.

El jardinero derecho quedó fuera el miércoles de la alineación para el último partido de los Yankees, que ya habían asegurado de antemano la segunda mejor marca de la Liga Americana hacia la postemporada.

“Es un gran alivio“, agregó Judge. “Creo que, por fin, todos pueden sentarse y ver algunos partidos de beisbol“.