<
>

¿La batalla en el Este de la Nacional? ¿Verlander, Cy Young? Lo que hay en juego en las últimas semanas de MLB

play
El Rostro Latino del Deporte: No. 13 Francisco Lindor (0:57)

ESPN celebra el Mes de la Herencia Hispana buscando identificar quién es el Rostro Latino del Deporte con una lista elaborada por ESPN Deportes y FiveThirtyEight. Próximo en la cuenta regresiva es el torpedero puertorriqueño Francisco Lindor. (0:57)

A medida que nos acercamos al final de la temporada regular 2022, se han posado todas las miradas sobre la lucha de Aaron Judge para romper el récord de cuadrangulares en una temporada de la Liga Americana, impuesto por Roger Maris en 1961; y la carrera de Albert Pujols por sumar 700 jonrones de por vida.

Uno de esos hitos ya fue alcanzado: Pujols soltó dos cuadrangulares en la noche del viernes contra los Dodgers en los Ángeles para así unirse a ese tan esquivo club de los 700. Por su parte, Judge se mantiene con 60 vuelacercas, a dos de la marca de Maris.

Si bien es cierto que éstas han sido dos de las historias más emocionantes de los últimos meses, aún queda mucho por definir en las últimas semanas de la temporada. ¿Qué equipo quedará en la cima del Este de la Liga Nacional (Atlanta Braves o New York Mets) para asegurar el segundo sembrado del Viejo Circuito? ¿Hay algún pelotero al que debamos prestar atención especial antes de la postemporada? La campaña regular terminará este 5 de octubre, con la postemporada prevista para iniciar dos días después. ¿Qué debemos tener presente? Los expertos en Grandes Ligas de ESPN Bradford Doolittle, Buster Olney, Jeff Passan y David Schoenfield nos cuentan todo lo que debemos saber. Entremos en materia.

¿Qué lucha por clasificar a los playoffs sigues más de cerca en las dos últimas semanas de la temporada regular?

Doolitle: La carrera que causa mayor impacto sobre las llaves de playoffs es la pelea por el título de la División Este de la Liga Nacional entre Braves y Mets. En lo que respecta a la temporada en general, hablamos del segundo y tercer mejor equipo de la Nacional, independientemente del orden en el que los quieran poner. El ganador de esta división tendrá la primera ronda libre. El equipo que ocupe el segundo lugar será el anfitrión de una serie por el comodín, lo que hará que el medidor de fatiga de su staff de pitcheo se active de inmediato. Y si logra sobrevivir dicha serie, tendrá que enfrentarse a un equipo de Los Angeles Dodgers descansado e inusualmente fuerte. Marquen un punto a favor del nuevo formato, porque ésta es una pelea por el primer puesto con elementos tangibles en juego.

Olney: Existe cierta intriga con respecto a las ventajas de jugar de local en la Liga Americana, específicamente en los casos de los Seattle Mariners y Toronto Blue Jays. Una serie a tres juegos en Seattle sería muy intensa, considerando el gran historial que tienen los fanáticos de los Mariners a la hora de apoyar su causa y cualquier serie jugada en Toronto parece tener una pasión especial. Pero enfrentemos la verdad: en la recta final, todos tendremos la atención fija sobre la definición en el Este de la Nacional, porque podríamos argumentar que allí pelean dos de los cuatro mejores equipos... y el perdedor tendrá que lidiar con el obstáculo que representa una serie extra de playoffs.

Passan: Pues bien, si vemos que sólo hay tres peleas legítimas y nadie ha mencionado la tercera, le daré algo de cariño al sprint... o trote... o arrastre... por los dos últimos cupos por el comodín de la Liga Nacional. Los San Diego Padres tienen la primera plaza y dan la sensación de que podrían encenderse y hacer mucho daño en octubre. Los Philadelphia Phillies se sacudieron de su inicio de campaña miserable y, al igual que los Padres, están llenos de talento. Y los Milwaukee Brewers, después de haber sido superados en el Centro por los St. Louis Cardinals, se mantienen haciendo lo que saben hacer bien: pegar batazos contundentes y pitchear. Quizás no sea la pelea más sexy; pero por los momentos, es una lucha que deberíamos celebrar... o apreciar... o reconocer.

Schoenfield: Salí un rato por Seattle y vi más gente vistiendo prendas de los Mariners y hablando sobre el equipo que en mucho, mucho tiempo. La mala racha reciente y muchas ideas negativas... y al igual que uno de esos aficionados, hay que confesar que esas ideas son difíciles de evitar, considerando que el equipo lleva 21 años pasando por una sequía de clasificaciones a los playoffs. Entonces, si la pelea por el banderín del Este de la Nacional es evidentemente más importante (tal como lo mencionó Brad, detener ese medidor de fatiga del pitcheo por una ronda podría ser importantísimo), tengo la mirada puesta en esa pelea por el comodín.

¿Qué serie de final de temporada tienes marcada en tu agenda?

Doolittle: No queda mucho por ver en cuanto a equipos que se enfrentarán mientras compiten por lo mismo en las últimas semanas del torneo. Una notable excepción a esa regla es el próximo fin de semana, cuando los Mets visiten a los Braves en el Condado de Cobb. Esa serie debería definir la división, dentro de un ambiente de playoffs y todo eso.

Olney: Mets en Atlanta el próximo fin de semana, porque en gran medida tendremos el último encuentro del Domingo de Grandes Ligas, aunque también porque habrá mucho en juego. Dependiendo de cómo los Mets manejen su rotación en las últimas dos semanas, todo parece indicar que tendremos a Jacob deGrom pitcheando ese juego, lo que sería tremendo.

Passan: La única serie por jugar en los últimos tres días de la temporada entre dos equipos que tienen sueños de jugar en octubre es Filadelfia visitando a Houston. Actualmente, los Phillies tienen previsto poner en la loma a Aaron Nola para el primer juego, Ranger Suarez para el segundo y el tristemente bautizado Bailey Falter para el Juego 3. Comprensiblemente, los Phillies quieren tener un cupo asegurado en la postemporada para entonces, porque la idea de enfrentarse a Cristian Javier, Lance McCullers Jr. y Justin Verlander en juegos en los que no hay mañana es, de hecho, abrumadora.

Schoenfield: Aparte de Mets-Braves y todas las series que jueguen los Mariners, tengo presente la serie de final de temporada en la que los Blue Jays viajarán para chocar con los Baltimore Orioles, que podría definir si Toronto sirve de anfitrión para la serie por el comodín y/o la clasificación de los Orioles. Pero aquí tienen una serie que no tiene nada que ver con la pelea por los playoffs, pero que tendrá algo de historia en juego: Colorado Rockies vs. Dodgers en Los Ángeles, que jugarán seis encuentros para terminar la temporada. El récord de victorias en la Liga Nacional en una temporada de 162 juegos (108) es propiedad de dos clubes legendarios: los Cincinnati Reds de 1975 y los Mets de 1986. Los Dodgers no alcanzarán a los Chicago Cubs de 1906 que ganaron 116 juegos; sin embargo, tienen posibilidades de convertirse en el equipo con la mejor temporada regular en la historia moderna de la Nacional.

De los equipos que ya han asegurado un cupo en los playoffs, ¿cuál tiene más en juego en las semanas finales?

Doolittle: Pues bien, realmente es una cuestión entre Braves y Mets. Y diría que los Mets tienen más en juego. En el caso de los Braves, tienen algunas cosas a su favor que los liberan de presión. Primero: son los campeones defensores. Su afición está más contenta que nunca. Segundo: la mayor parte de su roster tiene aún frescos los recuerdos de llegar hasta los playoffs y ganarlos, a pesar de no haber quedado en un puesto sembrado especialmente fuerte. Obviamente que jugaron en un formato distinto, pero no creo que los Braves se inmuten si clasifican a la postemporada como el comodín.

Por otra parte, durante gran parte del verano éste ha parecido ser "uno de esos años" para los Mets, en los que todo parecía encaminarles a conquistar un banderín y una campaña histórica para el equipo. Si bien es cierto que los Mets no han hecho implosión, llegar tan lejos para terminar en el comodín (sin ostentar un título divisional) sería, a mi criterio, un poco decepcionante.

Olney: Braves y Mets. Atlanta parece tener la posibilidad legítima de convertirse en el primer equipo en ganar dos títulos consecutivos en más de 20 años; sin embargo, jugar esa primera ronda sería una pesada carga para un club que anda algo golpeado debido a las lesiones sufridas por Ronald Acuna Jr. y Spencer Strider, entre otros. En el caso de los Mets, en una época del año en la que preferirían limitar las entradas de labor de Max Scherzer y deGrom, tener que ponerlos a lanzar una ronda de comodín sería toda una carga.

Passan: La respuesta correcta es Braves y Mets, por todas las razones antes mencionadas. Pero no olvidemos a Seattle. Si los Mariners se hacen con el primer puesto del comodín de la Americana, garantizarán disputar su primer partido de playoffs en casa en 21 años. Si quedan en el segundo o tercer lugar, deberán tomar la carretera para sus tres encuentros y deberán avanzar para volver a escenificar béisbol de postemporada en el T-Mobile Park, uno de los estadios más queridos (y bulliciosos) de la pelota mayor.

Schoenfield: Siento curiosidad por ver cómo el manager de los Dodgers Dave Roberts pone a trabajar a su bullpen después de haber anunciado que Craig Kimbrel dejará de ser su cerrador. Roberts indicó que habría un cerrador por comité; pero esta recta final servirá de indicador de lo que eso significa exactamente y quién sería el predilecto para sacar esos últimos tres outs. Evan Phillips ha sido el mejor relevista del equipo, aunque también ha sido sumamente valioso como setup y no tiene mucha experiencia en la novena entrada, sumando apenas tres rescates de por vida. Los Dodgers son el mejor equipo de las Mayores, aunque cuenta con una debilidad evidente que persistirá como su gran incógnita con miras a la postemporada.

¿Qué estadística individual (aparte de Aaron Judge y Albert Pujols) sigues más de cerca en este final de temporada regular?

play
3:36

En 3 y 2: Albert Pujols se roba los reflectores entre los latinos

El legendario toletero dominicano acaparó la atención del béisbol al llegar a los 700 jonrones en su carrera. Además Christian Javier de los Astros fue el serpentinero latino más destacado.

Doolittle: Esta pregunta es injusta, porque en mayor medida, sólo estoy pendiente de Judge y Pujols en cuanto a estadísticas. ¿Cómo no hacerlo? Y no solo se trata de las obvias luchas por los récords de jonrones, sino también hay cosas muy geniales por definir. Por un lado, Pujols está muy cerca de superar a Babe Ruth en el listado de carreras impulsadas de todos los tiempos. Quiero decir, es asombroso (Sin embargo, debido a que la estadística no fue oficialmente reconocida por el Béisbol Mayor hasta 1920, hay una parte importante de las empujadas de Ruth que no fue oficialmente tomada en cuenta, haciendo que Pujols quede reconocido como el número 2 del listado histórico, aunque técnicamente sólo tenga seis remolcadas menos que Ruth).

Aparte de ello, he seguido ansiosamente las noticias sobre Patrick Corbin y su espalda lesionada. Todo parece indicar que pronto volverá a la rotación de los Washington Nationals, para que pueda seguir su lucha por perder 20 partidos. Lleva un tiempo estancado con 18 derrotas. Sé que suena perverso y la verdad, no le deseo nada malo a Corbin. Sólo que siento afición por pequeñas peculiaridades históricas como esa. Nadie ha sumado 20 reveses desde Mike Maroth en 2003.

Olney: Haré algo de trampa en mi respuesta, porque sí tiene que ver con Judge: el título de bateo de la Liga Americana podría marcar la diferencia para que el slugger de los Yankees termine alzando la Triple Corona. Si Xander Bogaerts queda como campeón bate, será una buena forma de iniciar su ciclo como agente libre. Si Luis Arraez se alza con el título, sería un logro genial, superando a otros grandes peloteros.

Passan: Quiero ver la línea estadística final de Shohei Ohtani, y si su actuación del 2022 llega efectivamente a superar la del 2021, cuando arrolló para llevarse el premio al Más Valioso de la Americana. La respuesta fácil es: probablemente. Está muy cerca de tener el mismo nivel como jugador ofensivo y ha mejorado significativamente sobre la loma. El hecho de que Judge esté cerrando una temporada digna de quedar entre las mejores de todos los tiempos, con algunos momentos históricos como broche de oro, y que ciertamente habría sólidos argumentos a favor de Ohtani, parecen sugerir que lo único que podría separar a la estrella de los Angels del premio al Más Valioso sería algo sumamente extraordinario, siempre y cuando éste siga ostentando su mejor nivel.

Schoenfield: La efectividad de Justin Verlander. Tiene promedio de 1.82 carreras limpias permitidas, a falta de una apertura con los Houston Astros. Sin incluir la temporada abreviada de 2020, sólo 11 lanzadores han terminado con efectividad inferior a 2.00 en la era del comodín (desde 1995). Dos de ellos lograron la hazaña en la Americana: Pedro Martinez (1.74) con los Boston Red Sox en 2000 y Blake Snell (1.89) en 2018 con los Tampa Bay Rays. Si Verlander logra sacar ocho innings en blanco (actualmente, su apertura sería este viernes contra los Rays), el diestro de los Astros terminaría con efectividad de 1.737, lo que le daría ventaja sobre el promedio de 1.742 de Martínez.

Muy bien: no podíamos terminar sin hacer una pregunta sobre Judge... ¿Ganará o no la Triple Corona?

Doolittle: ¿Triple Corona? ¿Qué hay de la Doble Triple Corona? O siendo más precisos, ¿qué hay de la Quíntuple Corona? ¿O la Séxtuple Corona? Cierto: Judge tiene probabilidades de convertirse en el primer bateador desde Miguel Cabrera en alzar la Triple Corona tradicional y eso sería muy genial. Aunque Judge también posibilidades de llevarse la Triple Corona sabermétrica, como líder de liga en las tres categorías de la línea ofensiva moderna. Nadie ha ganado la triple corona en sus versiones tradicional y sabermétrica desde que Carl Yastrzemski lo hiciera en 1967. Sólo ha ocurrido unas pocas veces en la historia del béisbol.

Y también podríamos incluir una sexta categoría: la de carreras anotadas, en la que Judge liderará de todos modos. Se podría decir que Judge se convertiría en la primera persona en alzar la Doble Triple Corona, porque cuando Yaz logró la hazaña en los '60, nadie sabía qué caramba era una Triple Corona Sabermétrica. De todos modos, la respuesta a tu pregunta es: sí, lo ganará todo.

Olney: No, no creo que lo haga. A pesar de las declaraciones en contrario del manager Aaron Boone, creo que Judge sí siente cierto desgaste producto del seguimiento que se le hace por su lucha por imponer un nuevo récord de jonrones, y después de que lo rompa (asumiendo que lo hará), creo que él sentirá cierta tranquilidad. Lo hemos visto con otras estrellas luego de imponer hitos históricos. Pero el contexto es importante: soy el mismo idiota que dijo a mitad de temporada que Judge no sumaría 60 jonrones.

Passan: Sí lo hará. No porque sea más fuerte que sus oponentes o porque Bogaerts y Arráez, sus dos grandes rivales por el título de bateo, tengan alguna ventaja discernible. Si hemos aprendido algo este año, es algo muy sencillo: No apuestes contra Aaron Judge.

Y finalmente, ¿hay algún tema que ha pasado por debajo de la mesa al que deberían prestar más atención los aficionados en los últimos partidos de la temporada regular?

Doolittle: Las reglas están cambiando. Por eso, los verdaderos amantes del béisbol tal como se juega actualmente, deberían guardar la mayor cantidad posible de estos momentos en sus bancos de memoria. Si disfrutan de los bateadores que se salen de sus cajas para ajustar los implementos, o que los pitchers se tomen medio minuto entre envíos, pues que aprovechen al máximo. Y si les encanta ver a un camarero parado en las profundidades del jardín derecho, pues lo mejor es que vayan al estadio más cercano y tomen algunas fotos. Porque esos momentos están llegando a su fin.

Olney: Estén pendientes del equipo que termine en una posición fuerte, porque tal y como los Braves nos mostraron el año pasado, un grupo de peloteros que arrolle en su ruta hacia la temporada puede mantener esa racha hasta la Serie Mundial. Mi primer candidato: los Cleveland Guardians, que podrían ser la versión del béisbol de un décimo sembrado que clasifica al Final Four del baloncesto universitario. Juegan buena pelota y tienen un estilo muy único, con pitcheo fuerte y bateadores capaces de poner la pelota en juego. Nunca podrían ser el mejor equipo de la temporada regular debido a su falta de poder, pero ¿en unas pocas rondas de postemporada? Quizás.

Passan: Ese sonido que escuchan... es el de la puerta del bullpen que se abre de par en par. Los playoffs se han convertido en un desfile de relevistas, y si bien un bullpen excelente no sirve necesariamente de preludio al éxito de un equipo, he aquí una estadística que vale la pena analizar: los siete mejores promedios de efectividad de los bullpen pertenecen a equipos que han asegurado su pase a la postemporada o luchan actualmente por el comodín: Astros, Dodgers, Braves, New York Yankees, Guardians, Mariners, Rays. Y con cada out de octubre cobrando mayor importancia y cada situación aumentando repercusiones, se acerca la hora del bullpen.

Schoenfield: ¿Alguien ha mencionado la pelea por el comodín de la Nacional? Porque, eh, los Padres y Phillies no han logrado sellar esos dos cupos finales para dejar atrás a Milwaukee.