<
>

Kemba Walker sobre mal paso de Celtics: Necesitamos jugar con más intensidad

play
De la mano de su estrella, Washington fue más que Boston (1:04)

Con 35 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias de Bradley Beal como bandera, los Wizards se impusieron 104-91 como locales sobre los Celtics. (1:04)

Luego de que los Boston Celtcis sufrieron su peor derrota de la temporada al caer por 104-91 el domingo a manos de unos Washington Wizards que llegaron al duelo con el peor récord en la Conferencia Este, Kemba Walker ofreció un sencillo diagnóstico del al paso de Boston.

“Necesitamos jugar con más intensidad. Eso es todo. “No estamos jugando con intensidad. No estamos jugando tan duro como sabemos que podemos”, dijo Walker.

“Cuando juegan duro, pasan grandes cosas ahora, nuestro desempeño no ha sido consistente, así que vamos a continuar estudiando videos, aprendiendo de nuestros errores y mejoraremos”, agregó.

Los Celtics tienen marca de 13-13 y tienen están en .500 o peor por primera vez a estas alturas de la temporada en seis años. La derrota ante los Wizards fue peor por el hecho de que se ligó con el revés sufrido en casa el viernes ante los Detroit Pistons, que habían sido el peor equipo en el Este antes de Washington, con su victoria sobre Boston, los superara.

Un optimista podría intentar minimizar el resultado del viernes por darse ante un rival descansado y fresco, pero para la derrota del domingo no hay excusa. Los Wizards llegaron a marca de 3-14 en la actual campaña con un Russell Westbrook en la alineación y en control del duelo, particularmente en la segunda mitad.

Aunque los Celtics intentaron reaccionar en tiempo basura para hacer del marcador final algo más respetable, los Wizards, que llegaron al duelo del domingo en el lugar 29 de la NBA a la defensiva, tuvieron ventaja de casi 20 puntos durante la segunda mitad, mientras Boston encestaba tiros de dos puntos uno tras otro.

Walker y Jaylen Brown anotaron cada uno 25 puntos y acertaron 21 de 39 tiros de campo al aro de forma combinada y seis de 12 triples, pero sus compañeros no pudieron hacer encestes. El resto de los Celtics acertaron sólo 12 de 51 tiros (23.6 por ciento) en tiros de campo, incluidos tres de 23 intentos de triples.

En un lapso de cerca de 21 minutos desde la mitad del segundo periodo hasta el inicio del cuarto, Boston tuvo un pobre desempeño ofensivo que incluyó 13 fallas consecutivas de todos a excepción de Walker y Brown.

“Podría ser”, dijo Brown cuando se le preguntó si el fin de semana podría considerarse como el momento en el que los Celtics tocaron fondo. “Es la mentalidad de todos, cómo llegamos diario y nos preparamos para trabajar.

“Si permites que tu mentalidad sea la de tocar fondo, así va a ser. (Si) vienes a jugar entonces eso se demostrará y hoy, no fuimos muy buenos”, agregó.

Al jugar sin Marcus Smart, quien ha estado fuera de acción las últimas dos semanas por un tirón en la pantorrilla, los Celtics no tienen profundidad, particularmente en la posición de aleros, y su falta de capacidad para anotar está expuesta.

Además del veterano Payton Pritchard, quien ha impresionado y logrado ocupar un lugar en la rotación del coach Brad Stevens, nadie en la banca ha sido capaz de ofrecer consistencia al anotar. El veterano Jeff Teague, quien fue contratado para ser suplente de Walker, ha jugado con pobre nivel al acertar sólo el 28.6 por ciento de sus tiros de dos puntos. Ha sido descartado en los últimos dos partidos que ha jugado Walker.

Mientras Pritchard rápidamente se ha ganado la confianza de Stevens, la selección de lotería de Boston, Aaron Nesmith, no lo ha logrado. Jugó l domingo y terminó con cinco puntos y cinco rebotes en 29 minutos, pero ha estado notablemente ausente de la rotación en la actual campaña, pese a los Celtics han necesitado aleros.

En ese sentido, los 29 minutos de Nesmith ante Washington representan el 20 por ciento del tiempo total que ha pasado en la duela en toda la campaña.

Luego de este fin de semana, los Celtics, que han perdido cuatro de sus últimos cinco juegos y siete de los últimos 10, aspirarán a volver a jugar con su desempeño promedio, pero las cosas no serán más fáciles con la visita el martes del candidato al premio como Jugador Más Valioso Nikola Jokic y los Denver Nuggets.

Mientras Boston toma las próximas 48 horas para prepararse para ese juego, Stevens dijo que jugar con intensidad será un requisito previo para quien sea que quiera pisar la duela.