<
>

NBA Playoffs: Cómo Jayson Tatum se transforma en una superestrella

play
Jayson Tatum está elevando su estatus de superestrella en los playoffs (1:56)

Con estas jugadas, Jayson Tatum se está mostrando en ambos lados de la cancha para los Celtics en los playoffs de la NBA. (1:56)

Tres jugadores en la historia de la NBA registraron 25 puntos, 10 rebotes y 5 asistencias en un Juego 7 antes de los 25 años: Jerry West, Kobe Bryant y, hasta la semana pasada, Jayson Tatum. El primer tipo es inmortalizado como el logotipo de la liga, el segundo se convirtió en uno de los íconos del baloncesto más venerados del siglo XXI y el tercero es un joven de 22 años que lidera una franquicia condecorada en el Juego 2 de la final de la Conferencia Este el jueves por la noche (7 p.m. ET, ESPN Deportes).

Los Boston Celtics están de vuelta en la contienda, y el juego de Tatum es una gran razón. Ha quedado claro por un tiempo que Tatum tenía el potencial de convertirse en uno de los mejores anotadores de la NBA. Pero sus actuaciones recientes en los playoffs demuestran que se está convirtiendo en algo mucho más que un anotador con estadísticas deslumbrantes.

Solo mire sus números defensivos recientes entrando a la final del Este: según los datos de seguimiento de Second Spectrum, 97 jugadores han registrado al menos 250 enfrentamientos de media cancha en defensa esta postemporada. Tatum ocupa el primer lugar en porcentaje efectivo de tiros de campo (eFG) permitido con 38.4%.

Teniendo en cuenta que pasó siete juegos defendiendo a los campeones defensores, y ahora juega ante el Heat, eso es bastante impresionante. Ya sea persiguiendo a Kyle Lowry, sofocando a los tiradores de triples de los Toronto Raptors o estrellando la pintura para agarrar el rebote de tiro libre más importante de 2020, Tatum es mucho más que simplemente canastos. Se está convirtiendo rápidamente en una de las superestrellas más completas de la NBA.

Es un salto notable. Apenas la temporada pasada, el arco de desarrollo de Tatum parecía atrofiado durante un segundo año difícil. Su volumen de anotaciones apenas se movió de su temporada de novato, y su eficiencia tanto de la línea de 3 como de 2 puntos retrocedió. De más está decir que su tren de promoción intensiva Tatum redujo velocidad.

Pero luego se fue Kyrie Irving, llegó Kemba Walker y Tatum pasó la mayor parte de 2019-20 como una supernova de tercer año. Uno de los anotadpres jóvenes más peligrosos del juego también está tomando forma como una fuerza completa. Y profundizando en los números, se destacan tres desarrollos específicos que impulsan su salto.

MÁS: ¿Quién gana Celtics-Heat en la final del Este?


1. Dieta de tiros

Tatum siempre ha sido un prospecto maravilloso, pero esta temporada todo ese potencial se transformó en realidad cuando sus números de eficiencia explotaron con tiros en salto más considerados.

En sus dos primeras temporadas, la dieta de tiros de Tatum fue una maravilla del pasado. Se deleitó con demasiados disparos de media distancia poco saludables, y sus números de eficiencia general se vieron perjudicados.

La temporada pasada, Tatum tomó el 27.,7% de sus tiros en el rango medio, y su eFG de solo 37.7% en esos intentos mermó sus marcas generales de tiros. Esta temporada, tomó solo el 17.9% de sus tiros en el rango medio, migrando hacia afuera a la tierra de 3 puntos.

Como resultado, su eFG en tiros en brinco pasó de un 46.7% por debajo del promedio la temporada pasada a un 54.7% por encima del promedio esta temporada.

Los disparos saltados de rango medio son importantes para las alas grandes que crean sus propios tiros. En momentos clave de enfrentamientos cercanos, a veces son los mejores tiros que puedes conseguir. Tatum sabe que no puede eliminar por completo estos tiros de su repertorio, pero él ayuda a su juego valorando las mejores alternativas posibles.

2. Crear tu propio triple

Es difícil exagerar lo importante que es el aumento de Tatum en la línea de tres para su éxito a la hora de anotar.

La temporada pasada ocupó el puesto 84 en la NBA en total de triples encestados. Esta temporada se disparó al puesto 11. La historia de esa mejora específica explica gran parte del salto hacia adelante de Tatum.

Cualquier joven creador de tiros que desee dominar esta liga en la década de 2020 debe tener un arsenal de 3 puntos, y Tatum ahora posee uno feroz. Combina el volumen del perímetro, la eficiencia y la creación de tiros sin ayuda desde lo profundo tan bien como cualquier otra estrella en ascenso en la liga. Tatum no solo fue uno de ocho jugadores de la NBA que promedió más de siete intentos de 3 puntos por juego y acertó al menos el 40% de ellos, sino que también fue el jugador más joven de ese grupo.

(Se ha vuelto especialmente peligroso desde el lado izquierdo. De 99 jugadores que intentaron al menos 100 triples desde el ala izquierda y la esquina izquierda esta temporada, la tasa de conversión de 48.9% de Tatum ocupó el segundo lugar, solo detrás de Joe Harris).

Y es cómo Tatum está encontrando estos tiros lo que debería entusiasmar más a los fanáticos de los Celts. Se está convirtiendo en uno de los tiradores de triples más autosuficientes de la NBA. Cuando se tiene en cuenta su juventud, su tamaño y su capacidad para crear sus propios looks de triples, Luka Doncic es realmente la única comparación contemporánea que se acerca.

A medida que los jugadores y equipos de la NBA continúan buscando nuevas formas de aumentar la producción del perímetro, los anotadores más peligrosos ahora pueden crear sus propios tiros de 3 puntos. Gracias a jugadores como Damian Lillard y James Harden, los triples sin asistencia se encuentran entre los tiros de más rápido crecimiento en la liga.

Cuando la liga comenzó su sistema de seguimiento en 2013-14, los equipos de la NBA solo tomaban 4.4 triples sin asistencia por cada 100 posesiones. Esta temporada, ese número se disparó a 7.8. Eso es un aumento del 77% en solo siete años, pero ese aumento se debe en gran medida a una pequeña cosecha de jugadores de élite que no solo son grandes manejadores de pelota y grandes tiradores. También son capaces de fusionar esas dos habilidades en actos perfectos de creación de disparos autosuficientes desde larga distancia.

Este tipo de sabios de 3 puntos con la pelota ni siquiera existían hace 10 años. Ahora se están apoderando de la liga, y la capacidad de conectar triples con el regate se está convirtiendo en una de las habilidades más codiciadas por las superestrellas de la NBA.

Con eso en mente, si solo tuvieras una forma de capturar la naturaleza del salto de Tatum en las últimas dos temporadas, podría ser esta:

• En 2018-19, Tatum acertó el 30.7% de sus 62 tiros de tres puntos sin asistencia.

• En 2019-20, acertó el 41.1% de sus 246 tiros de tres puntos sin asistencia.

Su volumen aumentó en casi un 400%, pero su eficiencia aumentó en más de 10 puntos porcentuales.

Ese es el salto en pocas palabras, e independientemente de cómo termine esta postemporada, los fanáticos de Boston deberían estar encantados con los repentinos aumentos de Tatum en esta categoría exacta de anotaciones.

De los 16 jugadores de la NBA que intentaron al menos 200 triples sin asistencia esta temporada, nadie fue más preciso que Tatum, quien acertó el 41.1% de ellos. ¿Qué tan bueno es eso? En 2018-19, Stephen Curry lideró la NBA al acertar 40.9% de 291 intentos.

Curry se convirtió en el tirador más influyente en la historia de la NBA al fusionar dribleos y triples de formas insondables. Tatum estaba terminando la escuela secundaria la temporada en que Curry hizo 402 triples. Estaba en Duke cuando Curry y los Golden State Warriors ganaron 73 juegos. Se ha estado preparando para esto. Este tipo podría estar en camino de convertirse en el mejor tirador de tiros saltados entre aleros desde lo mejor de Kevin Durant.

Harden y Doncic intentaron más triples hacia atrás esta temporada. Si observas a esos jugadores, quienes lanzaron más del doble que Tatum, está claro que el próximo paso de Tatum hacia números de puntuación más grandes puede venir a través de más aislamientos e incluso más triples sin asistencia. Este enfrentamiento en la final de la Conferencia Este con el Miami Heat le da otra oportunidad de mostrar esas habilidades.

play
0:18

Tatum consigue la canasta con un paso atrás

Jayson Tatum se quita la marca de Matisse Thybulle con un movimiento de retroceso para crear suficiente espacio para conseguir los puntos.

3. Tiros libre

Tatum se ha transformado de un jugador que rehuía el contacto en la pintura a uno que ahora se da cuenta de que el contacto es solo un sinónimo de dinero fácil.

Durante el año pasado, Tatum ha abrazado las artes oscuras de la caza de silbatos, y ha valido la pena. La temporada pasada, tomó solo 2.9 tiros libres por partido. Esta temporada, ese número saltó a 4.7, y ha aumentado aún más en los playoffs, ya que Tatum está tomando 7.2 tiros libres por partido.

De los jugadores que quedan en la postemporada, solo Jimmy Butler, Anthony Davis y LeBron James van a la línea más que Tatum. Nos guste o no, los tiros libres son la moneda de cambio de las superestrellas, y ver el nombre de Tatum con esos nombres s es otro indicador de que Tatum se ha registrado en primera clase.

Ya sea que mires su volumen, su eficiencia, su selección de tiros o su habilidad para llegar a la línea, es difícil salir pensando en algo excepto en que este tipo está listo para su rol protagónico. Miami lo desafiará. Jae Crowder, Butler y Bam Adebayo lo obligarán a adoptar todas esas áreas de mejora, y pondrán a prueba su forma de crear juego aún inestable. En el Juego 1, Tatum tuvo sus puntos (30), pero se puede afirmar que Miami se llevó el primer asalto, limitándolo a 10 de 24 en tiros, incluyendo el bloqueo al final que pasó a la historia.

Casi toda la temporada, Tatum se ha visto como un ala superestrella de dos vías que puede hacerlo todo y lograr canastas en el ‘clutch’. Con un viaje a las Finales de la NBA en juego contra un equipo que acaba de eliminar al MVP reinante, este es su momento.