<
>

Final de vuelta del Guardianes 2021

Cruz Azul se convirtió en apenas 8 jornadas jugadas, en un serio candidato al título, ¿ya se les olvidó que hace tres meses vivió una épica "cruzazuleada"?

Fue apenas el domingo 6 de diciembre, cuando Pumas le ganó 4-0 a Cruz Azul en Ciudad Universitaria y los eliminó en las semifinales de la Liga MX.

No han pasado ni 3 meses de aquella última y épica "cruzazuleada".

¿Cómo puede ser que ya estén hablando de "La Máquina" como máximo favorito al título otra vez?

¿No aprendemos?

¿Ya se nos olvidó?

¿Cuántas veces no hemos visto esto?

Líderes en temporada regular, dominantes, contundentes, invictos, imponentes.

Ha sucedido de todo excepto el título de liga.

La afición cementera sigue esperando desde aquel domingo 7 de diciembre de 1997 en León. Es cierto que este equipo ha ganado 6 partidos de manera consecutiva. Y que, en el proceso, ha derrotado a clubes de renombre como Tigres y León. Parece que Juan Reynoso le ha tomado la medida ya a este vestidor. Y que la combinación de él, Óscar Pérez y Joaquín Moreno, es positiva.

Pero estamos hablando del único club al que le han remontado un 4-0 en semifinales, en la historia del futbol mexicano.

Y otra vez, eso fue hace menos de 3 meses.

¡Qué poca y qué mala memoria!

Yo todavía no supero el 26 de mayo de 2013 en el Estadio Azteca. Arriba 2 a 0 en la gran final, a 5 minutos de la novena estrella y con un hombre más en la cancha:

Aquivaldo Mosquera, Moisés Muñoz, Alex Castro, tiempos extra, Miguel Layún desde el manchón penal y América campeón.

Líderes generales después de 8 jornadas y ya están diciendo que ahora sí, esta es la buena.

Y en eso sí coincido; en temporada regular, siempre puede ser la buena. Pero a los aficionados de Cruz Azul ya no les importa la fase regular. De hecho, no les importan ni los 4tos de final, ni las semifinales.

Los verdaderos fanáticos de la máquina, saben que, para ellos, la liga empieza hasta la final. Ahí es donde realmente pueden volver a soñar y a creer. Ese es el momento que verdaderamente esperan torneo tras torneo.

Además, de nada sirve llegar. Título de liga o fracaso. Y las formas no importan.

Campeones del futbol mexicano, como sea, donde sea y contra quien sea.

Y así como no importan las formas, tampoco importan la Copa MX, la Liga de Campeones de la CONCACAF, ni la Leagues Cup.

Todo eso ya lo han ganado. Ya lo han celebrado y ni los ha saciado, ni ha exorcizado su pasado.

Cruz Azul le puede ganar este miércoles a Mazatlán y el fin de semana a Pumas en el Olímpico Universitario.

Pero eso no sería ni una revancha, ni parámetro. Porque los de la Universidad Nacional ya no son tan competitivos como lo fueron el torneo pasado.

La primera mitad del torneo cementero ha sido buena. Pero lo que realmente necesita Juan Reynoso es que su equipo juegue así al futbol en la final de vuelta del Guardianes 2021.