<
>

Ex-Palmeiras cuenta cómo vio surgir al 'Messi japonés' después del Barcelona y antes del Real Madrid

Takefusa Kubo Getty Images

Takefusa Kubo tiene sólo 19 años, pero ya ha dado mucho de qué hablar en el futbol. Actualmente en Mallorca, que juega LaLiga, el centrocampista ya fue centro de una polémica al jugar con Barcelona, ​​ser contratado por el Real Madrid e incluso ha sido llamado el "Messi japonés".

El joven comenzó su carrera en el futbol cuando tenía solo 10 años en Kasawaki Frontale antes de ir al Barça.

La idea del club catalán era intentar repetir lo que hicieron con Lionel Messi, quien llegó con 12 años a España y se desarrolló dentro de la filosofía de juego y comportamiento del Barçelona antes de brillar en el primer equipo.

Después de pasar cuatro años en La Masía, Kubo se vio obligado a abandonar España en 2015 debido a una sanción de la FIFA sobre el Barcelona que le impedía contratar. Se identificaron varias irregularidades del club culé en transferencias en años anteriores.

El centrocampista regresó a Japón y fue a jugar al FC Tokio, en el que debutó con solo 15 años en el primer equipo.

En el equipo de la capital japonesa tuvo poco minutos por lo que fue prestado al Yokohama Marinos para la recta final de la J-League en 2018.

“Tiene mucha calidad, es zurdo y tuvo una muy buena etapa en Barcelona. Fue muy obediente en el aspecto táctico y puede lograr incluso más de lo que ya ha logrado. Es un tipo que tiene mucho futuro por delante”, dijo Thiago Martins, defensor de Yokohama, a ESPN.com.br.

El defensor, campeón brasileño de Palmeiras, dice que fuera de los campos Kubo era un joven normal que no sentía ni mucho menos una estrella.

“Era un niño muy tranquilo, a quien le gustaba hablar conmigo porque hablaba un poco de español. Él era muy serio, como la mayoría de los japoneses. No bromeaba mucho”, explicó.

Kubo jugó solo cinco partidos (marcó un gol) antes de regresar a Tokio y ser presentado en el equipo de la capital japonesa. Convocado desde que tenía 15 años a las selecciones juveniles de Japón, jugó la Copa América en Brasil con la selección mayor.

En 2019, Barcelona incluso intentó repatriar al nipón al equipo B, pero los representantes del jugador no aceptaron. Poco después, el Real Madrid llegó con una oferta para jugar con el equipo principal y contrató al joven.Para valorar aún más al joven japonés, el equipo de Merengue fijo en su contrato una cláusula de rescisión de 250 millones de euros.

Por consejo de Zidane, Kubo fue prestado a Mallorca. En 31 juegos, tiene tres goles y dos asistencias en la temporada actual.

Ubicado en la zona de descenso de LaLiga, Malloca juega en casa contra el Atlético de Madrid, este viernes.