<
>

'Cabecita' Rodríguez y Orbelín Pineda: El reciclaje del fracaso

play
Faitelson: Déjenlos en paz, déjenlos triunfar (1:29)

¿Por qué repatriar a los pocos jugadores aztecas en Europa, cuando es difícil que den ese salto? Si es por una necesidad interna del futbol mexicano, no vale la pena. (1:29)

En la Liga MX el concepto de ‘bombazo’ se aplica con una facilidad sorprendente y un rigor prácticamente nulo.

Ante la ausencia de fichajes de verdaderas figuras de talla internacional se celebra el regreso de futbolistas que abandonaron el torneo local con la expectativa de trascender en otra frontera, y a las primeras de cambio vuelven con la maleta cargada de decepciones.

Sucedió en el semestre pasado con el delantero José Juan Macías que probó fortuna en el Getafe y sufrió un golpe de realidad inmediato, pues en un equipo español de media tabla hacia abajo prácticamente no jugó y ya ni hablar de algún gol que haya marcado por lo menos para la anécdota.

En días recientes se concretó el regreso del uruguayo Jonathan Rodríguez, quien para decepción de los aficionados de Cruz Azul ahora defenderá los colores del América.

Desde luego que el delantero es un buen futbolista que, sin embargo, tomó una mala decisión al emprender una aventura en el desconocido y lejano balompié árabe, sobre todo en un año mundialista en el que la apuesta era mantener un nivel que le permita llamar la atención y ser convocado a su selección.

El apodado ‘Cabecita’ se dejó llevar por el tema económico y en un paseo de seis meses con el Al Nassr, apenas disputó ocho partidos y marcó un gol, además de que no ha sido tomado en cuenta por Diego Alonso, técnico recién llegado al combinado uruguayo.

Rodríguez vuelve y se celebra su fichaje con las Águilas como si se tratara de Ronaldinho o de una figura de talla internacional, y no, no lo es. Es un buen atacante que ya en su última etapa con La Máquina venía a la baja, y en Arabia mantuvo esa tendencia. Así que, ¿bombazo?

ORBELÍN PINEDA

El caso de Orbelín Pineda es distinto, pero con un final parecido al de Jonathan Rodríguez.

El mediocampista apostó por el sueño europeo, se ilusionó con la posibilidad de forjar una carrera en España, y se marchó gratis al Celta de Vigo que le ofreció un contrato multianual.

En media temporada el originario de Guerrero prácticamente no existió para el técnico argentino Eduardo Coudet, quien apenas le brindó algunos minutos en siete partidos, en todos entrando de cambio, por lo que le resultó imposible mostrarse y la estadística no refleja ni asistencias ni goles del mexicano.

De acuerdo con algunos reportes, hasta hace un par de semanas Pineda mantenía su deseo de quedarse en el Viejo Continente y pelear por un lugar en el Celta con todo y la indiferencia de su técnico; sin embargo, una poderosa oferta económica de las Chivas lo ha hecho reconsiderar.

Ante el riesgo mayúsculo de quedar fuera de la lista de 26 convocados que irán a la Copa del Mundo por México, Orbelín podría estar a un paso de abandonar su sueño para volver a la Liga MX con el Guadalajara que ya hasta le ruega públicamente a través de sus redes sociales.

A diferencia de ‘JJ’ Macías, quien en honor a la verdad no tenía argumentos para suponer que podía ganarse un sitio en Europa, Pineda sí los tiene. Es un jugador versátil que si alcanza su mejor versión es capaz de generar juego, puede convertirse en el conductor de un equipo, asiste y hasta eventualmente se encuentra con el gol.

Sin embargo, tuvo poco tiempo, se topó con un entrenador que tal vez ni siquiera lo pidió y al que no logró convencer, así de sencillo.

Así las cosas, han sonado los nombres de Edinson Cavani, Radamel Falcao, Carlos Vela y hasta Luuk de Jong —este último no es figura ni cerca—, pero ante la imposibilidad de concretar a alguno de esos ‘peces gordos’ ya en la parte final de sus respectivas carreras, la Liga MX celebra como ‘bombazos’ el reciclaje de futbolistas que fracasaron en sus aventuras en otras fronteras.

Mi Twitter: @montesdeoca11