<
>

Barcelona puede mandar al descenso al Espanyol

play
El futuro del 10: Messi acabará en Barcelona, asegura Moisés Llorens (3:39)

Tras los rumores de un posible cambio de aires del astro argentino, Llorens sostuvo una charla con Martín Ainstein sobre la decisión de Messi y su estadía en el equipo culé. (3:39)

BARCELONA -- Barcelona y Espanyol disputarán este miércoles el último derbi liguero, por lo menos, hasta la temporada 2021-22. De no mediar un milagro impensable, tan utópico como imposible, el equipo periquito caerá a 2ª División tras una temporada nefasta y de la que se despide de la peor manera.

Incluso ganando en el Camp Nou el Espanyol podría sentenciar su descenso matemático si Celta, Eibar y Alavés suman un solo punto en sus respectivos partidos. La condena está clara...

Tan clara está la condena periquita como difícil se adivina el reto del Barça en dar alcance al Real Madrid en lo alto de la clasificación. Aliviado el entorno culé por la excelente imagen del equipo de Setién en Villarreal, asegurar los tres puntos en el derbi se le adivina tan trascendental como lo es mantener esas sensaciones futbolísticas a la vez que se sigue mirando, ya no de reojo sino de manera directa, al VAR, que ha explotado como el gran asunto liguero alrededor de un Camp Nou donde se exclama, sin disimulo, el favoritismo que ha disfrutado el equipo de Zidane tras la reanudación del campeonato.

El de este miércoles será el derbi número 300 en la historia que comenzó con un empate sin goles el 23 de diciembre de 1900 y podría significar la víctoria número 100 del Barça en la Liga, que hasta hoy ha vivido 171 duelos entre ambos equipos con una superioridad aplastante de los culés.

En total, de los 299 derbis disputados con anterioridad, el Barça se llevó la victoria en 166 encuentros (un 55,6 por ciento) mientas el Espanyol sumó 72 triunfos (24,1 por ciento), datos que explican bien claro quien es quien en este duelo tan pasional como desigual.

Sin Junior Firpo, que se suma a las bajas por lesión de Umtiti y De Jong, adivinar el once que ponga en el terreno de juego Setién no se antoja sorprendente después de que el entrenador azulgrana advirtiera en su rueda de prensa que "a estas alturas" no le preocupan los jugadores que están apercibidos de sanción (Messi, Arturo Vidal, Suárez, Rakitic, Piqué y Braithwaite), con lo que los cambios serían mínimos, atendiendo a un posible regreso al once de Riqui Puig o menos esperado Ansu Fati... Y pendiente de descubrirse si el técnico mantiene la variante táctica que tan buen resultado le dio en Villarreal con el tridente.

Habiendo ganado apenas cinco partidos en toda la temporada, el Espanyol, que suma doce partidos consecutivos perdiendo en un Camp Nou donde solo ha ganado 2 encuentros desde 1981, encara el derbi con el único objetivo de mantener el orgullo... Y volver fastidiar al Barça en la Liga, tal como ya hiciera en 2007 con el empate del

Tamudazo o en 1982, con una victoria (1-3) que derrumbó al equipo azulgrana que dirigía Lattek, líder en ese momento y que acabó la Liga en tercer lugar.

Triste consuelo para un conjunto periquito que sufre la peor crisis deportiva que se recuerda enfrentado a un Barça a medio camino entre la ilusión recuperada y la depresión tras dejarse el liderato con tres empates en cuatro jornadas que le han condenado a vivir tan pendiente del Real Madrid como de su propia ansia por recuperar el tiempo y la fe perdida.