<
>

Cowboys lanzan mensaje rumbo a los playoffs: 'Esto apenas comienza'

play
Dak Prescott: 'Tenemos que enfocarnos en el día a día' (1:30)

El QB de los Cowboys platicó con John Sutcliffe acerca de lo que tiene que hacer el equipo de Dallas para llegar al Super Bowl. (1:30)

DALLAS -- Los Dallas Cowboys aseguran que el verdadero futbol americano, el que esperaron por meses, apenas está por comenzar.

Los Cowboys vencieron 51-26 a los Philadelphia Eagles para cerrar su temporada regular con marca 12-5 y ratificar de manera contundente su dominio sobre la División Este de la Conferencia Nacional, en la que terminaron invictos 6-0, apenas por tercera vez en su historia.

Más importante para ellos, los Cowboys regresaron a Dallas con todos los jugadores que viajaron sanos, a pesar de que jugaron casi partido completo todos los titulares que estaban disponibles.

"Fue un año muy productivo", dijo el entrenador Mike McCarthy al finalizar el partido en el Lincoln Financial Field de Filadeflia. "Nos sentimos bien con lo que hemos conseguido, pero nuestros objetivos son todavía más grandes".

Los Cowboys jugaron porque querían mejorar su ritmo ofensivo, crear confianza y trabajar en la semana previa a su primer partido de postemporada en dos años sin presión. Cumplieron con 50 puntos, de siete touchdowns y un gol de campo.

Dak Prescott completó 21 de 27 pases con cinco touchdowns, incluidos cuatro en la primera mitad, en poco más de tres periodos en los que estuvo en el campo, en los que alcanzó a implantar marca de pases de anotación (37) en una temporada en la historia de la franquicia.

"Vaya año para un muchacho que atravesaba un 'slump'", ironizó McCarthy. "Fue un chiste. Creo que Dak es especial. Es un hombre especial. Lo que es emocionante es que aún hay mucho para crecer frente a nosotros. Todavía es un quarterback joven que tiene mucho futbol de excelencia frente a él".

Prescott es el primero que está consciente de que sus estadísticas, las 12 victorias o anotar más de 50 puntos en dos de los últimos tres partidos de la temporada, no servirán de nada, salvo que trasciendan en postemporada.

"No vas a tener muchos equipos como este", dijo Prescott. "Hemos estado hablando de cumplir metas desde abril. Ya estamos en el torneo. Así que tenemos que asegurarnos de no tomar nada por garantizado, que lo más difícil está por venir".

Los Cowboys también querían asegurarse de correr el balón. Avanzaron 171 yardas por carrera; 87 de Zeke Elliott, quien superó las mil yardas por cuarta ocasión en seis años de carrera. Pero frente a unos Eagles que extrañaron a 16 titulares, incluidos 10 defensivos.

"Es un gran moméntum para ir a playoffs", dijo Elliott. "Entre más balanceados estemos, mejor equipo somos (...) Definitivamente fue un gran paso hoy en el juego por carrera, que vamos a necesitar ya sea por clima, tiempo de posesión, liberar presión a Dak o hasta para cerrar partidos".

Los Cowboys completaron una de sus más brillantes temporadas regulares de manera colectiva e individual.

Se convirtieron en el primer equipo en la historia de la NFL con un quarterback que supera las 4 mil yardas por pase, Dak Prescott (4,449); corredor y receptor con más de mil yardas, Elliott (1,002) y CeeDee Lamb (1,102); esquinero con más de 10 intercepciones, Trevon Diggs (11), y defensivo con más de 10 capturas, Micah Parsons (12).

Ahora los Cowboys tendrán que preocuparse por recuperar a sus jugadores estelares en la reserva de Covid: El linebacker Parsons, el esquinero Anthony Brown, el safety Jayron Kearse y el tackle ofensivo Tyron Smith.

También asegurarse de que el esquinero Trevon Diggs esté sano, ya que no jugó el sábado por enfermedad, que el equipo no ha relacionado con Covid.

Tal vez la mayor preocupación dentro del campo tenga que ser el pateador Greg Zuerlein, quien falló contra los Eagles su sexto punto extra de la temporada.

"Tenemos que asegurarnos de llegar preparados en todos aspectos", reconoció Prescott. "Ya sea en juntas, entrenamiento o en cualquier aspecto, necesitamos ponernos nosotros mismos en la mejor posición y controlar lo que podemos manejar hacia el fin de semana".

Los Cowboys esperaban la jornada dominical con el final de la temporada regular para conocer su clasificación final en la Conferencia Nacional y el rival al que recibirán el próximo fin de semana en su AT&T Stadium en la ronda de comodines.

"Ustedes muchachos han estado jugando futbol mucho tiempo", dijo McCarthy a sus jugadores en el vestidor; un mensaje que fue grabado y difundido por el equipo. "Es difícil llegar a este punto. Gran trabajo. Pero como sabemos, esto apenas comienza".