<
>

Ezekiel Elliott aprovecha renovada línea de Cowboys en triunfo sobre Vikings

Ezekiel Elliott aseguró en la semana que sólo pensaba en ganar y su sequía de partidos sin alcanzar las 100 yardas eran lo de menos. Pero este domingo logró ambas metas.

El estelar corredor de los Dallas Cowboys superó por vez primera las 100 yardas (103) en el triunfo 31-28 sobre los Minnesota Vikings.

Así los Cowboys rompieron una mala racha de cuatro descalabros consecutivos y se metieron por completo de nuevo a la competencia por un lugar en la postemporada, a pesar de que fue apenas su tercer triunfo de toda la campaña.

“Definitivamente este era un partido que necesitábamos ganar”, dijo Elliott. “Ni siquiera me acuerdo cuánto tiempo pasó desde la última vez que ganamos. Hemos tenido problemas, pero hoy por fin pusimos todo junto. Jugamos cuatro cuartos de buen futbol y sacamos el resultado”.

La ocasión más reciente que los Cowboys habían ganado antes del triunfo contra los Vikings fue contra los New York Giants; un 11 de octubre patético, en el que Dak Prescott salió lastimado para toda la temporada.

Elliott bloqueó, cachó pases y corrió como en sus mejores tiempos, atrás de una línea que mejoró con un par de movimientos que para muchos se tardó en realizar el entrenador en jefe Mike McCarthy.

El guardia derecho Zack Martin fue recorrido a tackle del mismo lado, en reemplazo de Terence Steele, y su lugar fue ocupado por Connor McGovern, un liniero que fue reclutado en la tercera ronda del draft del año pasado, pero que pasó lastimado toda su temporada de novato.

“Zack es un súper jugador”, afirmó Elliott. “Simplemente su habilidad para movese. Es probable que podría jugar cualquier posición en la línea ofensiva y ser dominante. Muchas de las corridas de hoy fueron atrás de Zack. Es la fortaleza de nuestra ofensiva. Nunca paramos de mover el balón atrás de él”.

Elliott promedió 4.9 yardas en sus 21 acarreos. Además, sumó 11 yardas y un touchdown en dos recepciones. Los Cowboys tienen ahora récord de 23-4 cuando su corredor estelar supera las 100 yardas desde que llegó a la liga en el 2016.

Tony Pollard tuvo otras 60 yardas en cinco corridas, incluida escapada de 42 yardas para anotación.

“Me sentí bien”, reconoció Elliott. “La línea ofensiva estuvo haciendo un gran trabajo. Abrieron huecos limpios para me y TP (Tony Pollard). Hicieron nuestras lecturas más fáciles. Estoy muy contento de que por fin funcionó esto. Tenemos que construir sobre este éxito”.

Martin dijo que supo que tendría que jugar de tackle derecho desde unos días después de que habían jugado su partido anterior contra los Pittsburgh Steelers.

“Fue diferente, muy diferente”, dijo Martin, quien jamás había abierto un partido como tackle en sus siete temporadas en la NFL. “Hay mucho que mejorar, pero estoy orgulloso del trabajo que hizo la línea hoy. Pudimos establecer la corrida, anotamos un touchdown largo y pudimos proteger a nuestro quarterback”.

“Más importante, por fin ganamos”.