<
>

Dolphins permanecerán en el vestidor durante himno nacional

Los jugadores de Miami decidieron que no saldrán a la cancha para la ceremonia, asegurando que en lugar de unir genera más división

Los Miami Dolphins decidieron quedarse en el vestidor durante la interpretación de "The Star-Spangled Banner" y "Lift Ev'ry Voice And Sing" durante la temporada 2020 de la NFL, emitiendo un mensaje exigiendo acción en lugar de gestos simbólicos en la pelea contra la injusticia social y racial y la brutalidad policiaca.

"Lift Ev'ry Voice And Sing", conocido tradicionalmente como el himno nacional negro, se espera que sea interpretado en vivo o se reproduzca antes de todos los partidos de la Semana 1, entre otras medidas de la liga para reconocer a las víctimas de la brutalidad policiaca, indicó a The Undefeated una fuente familiarizada con las discusiones de la liga.

"Este intento de unificar sólo crea más división. Así que nos saltaremos esta canción y baile y como equipo nos quedaremos adentro", señalaron varios jugadores de los Dolphins en un video con 2 minutos y 17 segundos de duración publicado en redes sociales. "Necesitamos corazones cambiados, no sólo una respuesta a la presión. Basta, no más tonterías y gestos vacíos. Necesitamos dueños con influencia y bolsillos más grandes que los nuestros para hacer un llamado a los oficiales y flexibilizar el poder político".

En el video, 18 jugadores de los Dolphins --tanto afroamericanos como blancos-- proclaman que están hartos que los "gestos vacíos" sean resultado del movimiento actual por el cambio y exigen que los dueños de los equipos se involucren activamente en la creación de cambios políticos y legislativos. También hablaron sobre la necesidad de una reforma carcelaria, justicia contra la brutalidad policiaca y un reconocimiento de "millones por el patriotismo previo a los partidos", lo que hace referencia a que la NFL recibió al menos 5 millones de dólares del ejército de los Estados Unidos por homenajes a militares al medio tiempo en la última década.

Los Dolphins son el primer equipo en hacer una declaración colectivamente respecto a las protestas durante el himno nacional esta campaña. Los jugadores que participan en el video son los linieros defensivos Christian Wilkins, Davon Godchaux y Shaq Lawson, los linieros ofensivos Ted Karras y Jesse Davis, los apoyadores Kyle Van Noy y Elandon Roberts, los profundos Bobby McCain, Eric Rowe y Kavon Frazier, los esquineros Byron Jones y Jamal Perry, las alas cerradas Mike Gesicki y Durham Smythe, los receptores abiertos Preston Williams e Isaiah Ford, y los corredores Matt Breida y Patrick Laird.

"No necesitamos otro desfile publicitario", señala McCain. "Si pides un cambio, me callaré y jugaré".

Roberts agrega: "Así que si mi papá fue un militar, pero los policías asesinaron a mi hermano, ¿me levanto para un himno y me arrodillo para el otro?".

Al final del video, el entrenador en jefe de los Dolphins, Brian Flores, aparece apoyando a sus jugadores y dando un mensaje: "Antes que los medios comiencen a preguntar y adivinar, ellos respondieron todas sus preguntas. Nos quedaremos adentro".

Los jugadores de los Dolphins han estado al frente del movimiento de activismo de los atletas en el pasado, con los ex jugadores Kenny Stills, Michael Thomas, Arian Foster y Jelani Jenkins entre los primeros jugadores que siguieron a Colin Kaepernick arrodillándose durante el himno nacional para llamar la atención a la injusticia social y racial así como la brutalidad policiaca en el 2016.