<
>

Ozzie Guillén tuvo razón sobre Yermín Mercedes e hizo todo lo posible para perderla

Ozzie Guillén criticó fuertemente al pelotero Yermín Mercedes. ESPN

El exdirigente de Grandes Ligas se encuentra en medio de una tormenta de críticas y opiniones de apoyo debido a duros comentarios realizados en contra del pelotero dominicano Yermín Mercedes

Yermín Mercedes es un pelotero que se ha visto envuelto en medio de controversias por su forma de comportarse y manejarse en maneras que causan cierto ruido. Es por esto que tuvo un inconveniente con Tigres del Licey durante la temporada 2019 del béisbol invernal dominicano y por lo que, desde hace unos días, su nombre ha estado en medio de la controversia.

Hace poco, Mercedes, quien fue bajado a ligas menores debido a su rendimiento, tomó las redes sociales para anunciar su “retiro”, el cual duró menos de 24 horas. La actitud fue criticada y vista como inmadura, pero sin importar las razones, el dominicano se reportó a su equipo en Triple A y recibió, hasta cierto punto, el apoyo de Tony La Russa, dirigente de Chicago White Sox (contra quien tuvo un desacuerdo a principio de año), en medio del caos causado por su decisión, señalando que el veterano mánager entiende que el Mercedes tiene el talento para jugar en MLB.

Yerminator” ha continuado jugando en ligas menores, pero ha sido víctima de los comentarios de Ozzie Guillén, quien no se guardó absolutamente nada en contra de la forma de ser del dominicano. A grandes rasgos, el excapataz de MLB criticó a Mercedes, señalando que no era “nadie”, que no había logrado nada en Grandes Ligas, más allá de haber tenido un buen primer mes, que no es un jugador como Shohei Ohtani u otros jugadores de White Sox como son José Abreu y Tim Anderson. Sin embargo, al hacer la crítica, la realizó en términos personales y terminó llamando a Mercedesun niño gordo de hamburguesas” (refiriéndose al anuncio de la cadena de restaurantes que creó un sándwich en honor al pelotero).

Ciertamente, algunos de los puntos que señaló Guillén tienen razón de ser, pero el problema es que muchas veces el contenido del mensaje se pierde por la forma en que se dice, a pesar de que se trate de “ayudar” a la persona y aunque la razón acompañe a quien lo dice. Para empeorar la situación, Guillén también la emprendió personalmente contra uno de los expeloteros dominicanos más respetados, Julio César Franco, quien salió en defensa de Yermín Mercedes.

Por esto ya no se habla de si Guillén tenía la razón sobre su comentario, sino la forma en que lo hizo y las consecuencias que eso tuvo. Muchas personas están de acuerdo con su posición, la cual no es irrazonable, ciertamente. Otros sacaron la carta del nacionalismo y dicen que la forma en la que Guillén se refirió a Mercedes es por ser dominicano (lo cual negó categóricamente) y que, de ser un venezolano, nunca habría dicho algo así. Lo más llamativo es que alguien que conoce el valor de la palabra como Guillén, así como las consecuencias de lo que se dice, no haya manejado la conversación en otra forma.

Al final del día, a pesar de tener la razón, Ozzie Guillén hizo absolutamente todo lo que estuvo en sus manos para perderla, aunque es importante reconocer que entendiendo su error, procedió a pedir una disculpa.