<
>

Cristian Javier fue el mejor lanzador novato de la Liga Americana

Cristian Javier tiene cuatro victorias y una derrota en la temporada. Getty Images

El lanzador domincano tomó el lugar de Justin Verlander dentro de la rotación abridora de los Astros y tuvo un excelente desempeño durante la complicada temporada 2020

Cristian Javier es un lanzador novato dominicano que realizó su debut durante la recién concluida temporada de Grandes Ligas. Durante la noche del lunes estará compitiendo contra Kyle Lewis de Seattle Mariners y Luis Robert de Chicago White Sox por el premio de Novato del Año de la Liga Americana.

Las expectativas apuntan a que uno de los jugadores ofensivos será quien se lleve el premio, pero Cristian Javier tuvo una interesante temporada que le otorga los méritos suficientes para ser galardonado con el prestigioso premio. Sus números lo colocan como el mejor lanzador novato de la Liga Americana y fue parte esencial en llevar a Houston Astros a la postemporada, como uno de sus serpentineros más consistentes, inclusive por encima del estelar Zack Greinke.

Debutando el 25 de julio, inmediatamente se insertó en la rotación de los Astros causó un impacto positivo, a pesar de algunas malas salidas que obligaron a utilizarlo en rol de relevo durante dos ocasiones en sus doce presentaciones del 2020

Javier culminó la temporada como líder en victorias entre dominicanos en las Grandes Ligas con cinco, lo cual lo posicionó como uno de los lanzadores con mejor porcentaje de victorias de la Liga Americana con .714. Tuvo un promedio de carreras limpias permitidas de 3.48 en 54.1 entradas lanzadas a lo largo de 12 partidos. Ponchó a 54 bateadores, mientras que otorgó 18 bases por bolas y su promedio entre transferencias e imparables permitidos (WHIP) fue de .099, el segundo mejor para un novato.

Si estas estadísticas resultan suficientes y le otorgan el premio al joven lanzador, Javier se convertiría en el primer Novato del Año dominicano en ganarlo en los últimos 10 años, siendo Neftalí Feliz el último en lograrlo, cuando obtuviera el galardón como miembro de Texas Rangers en el 2010.

Lo que más ayuda a Javier en la competencia por el premio de Novato del Año de la Liga Americana es que se mantuvo como un sólido lanzador durante el transcurso de casi toda la temporada, sin embargo, sus contrincantes tuvieron bajas ofensivas de consideración en el último mes de las Grandes Ligas.