<
>

MLB, en memorándum, reprende a clubes por instalaciones laborales 'inaceptables' para empleadas

play
Carlos Rodríguez: Un boricua dirige el mejor sistema de desarrollo de jugadores en MLB (3:10)

Los Rays de Tampa Bay tienen el mejor sistema de desarrollo de peloteros en Grandes Ligas, y quien lo dirige es un puertorriqueño, Carlos Rodríguez, quien le explicó a Enrique Rojas algunas de las particularidades de su labor. (3:10)

En una carta a los equipos la semana pasada, Major League Baseball dijo que los estadios de numerosos clubes "caen vergonzosamente por debajo de los altos estándares" necesarios para que las mujeres que forman parte de los grupos itinerantes del deporte hagan su trabajo, creen un "ambiente de trabajo insostenible" y que las organizaciones pronto deben reconfigurar sus instalaciones para arreglar lo que la liga consideró "inaceptable", según una copia del memorando obtenido por ESPN el jueves.

La carta, enviada el 20 de mayo por el vicepresidente sénior de operaciones en el campo de la MLB, Michael Hill, a los gerentes generales, asistentes de los gerentes generales y algunos miembros del personal de operaciones de estadios, destacó los problemas que una amplia gama de mujeres -- incluidas entrenadoras, preparadoras físicas, analistas, traductoras, profesionales de la salud mental, masajistas, empleadas de desarrollo de jugadores y otras -- enfrentan debido a las instalaciones deficientes. Las regulaciones de la MLB establecidas en un memorando del 16 de marzo de 2021 requieren que las mujeres en el personal de los equipos locales y visitantes reciban un espacio de vestuario limpio que esté cerca de la casa club principal, que sea privado e incluya un baño y una ducha.

"Durante las primeras seis semanas de la temporada", decía el memorando, "ha quedado claro que varios clubes no cumplen con estos requisitos, particularmente con respecto a recibir mujeres de los equipos visitantes".

El memorando hizo eco de los sentimientos de varias mujeres afectadas por las instalaciones deficientes que hablaron con ESPN con la condición de no ser nombradas. Debido a que a menudo deben caminar a otras áreas del estadio para ir al baño, dijeron las mujeres, pasan una cantidad de tiempo desproporcionada planeando viajes a otras áreas del estadio, lo que dificulta su capacidad de ser accesibles para los jugadores y el personal. Una mujer que dijo la respuesta de una colega cuando alguien le pregunta cuál es la parte más difícil de su trabajo: "Encontrar el baño".

Más allá de los problemas logísticos de los baños y los espacios de trabajo, dijeron las mujeres, están los de pertenencia. Las empleadas itinerantes a menudo se ubican en áreas de medios auxiliares, habitaciones diseñadas para albergar familias visitantes u otros espacios lejos del vestuario principal -- lugares que están completamente separados de los espacios reducidos de una casa club en la que se congregan los equipos. Un objetivo a largo plazo, dijeron varias mujeres, es eventualmente iniciar una conversación sobre el uso del espacio de la casa club y la posibilidad de reinventarlo para ayudar a mitigar tales problemas.

Si bien algunas mujeres en el juego se han agitado en silencio sobre la inequidad, dijeron las fuentes, otras expresaron su preocupación con la liga sobre las instalaciones en múltiples estadios, lo que provocó la emisión del memorándum de MLB. Se cree que entre una docena y dos docenas de mujeres viajan regularmente y usan las instalaciones de los estadios, aunque no todos los 30 equipos tienen mujeres en sus grupos de viaje, según las fuentes.

"Es inaceptable que a las mujeres que viajan como parte del equipo visitante no se les brinden adecuaciones que les permitan hacer su trabajo al mismo nivel que sus colegas y contrapartes masculinos", dice el memorando de la liga. "Las instalaciones femeninas de muchos clubes caen vergonzosamente por debajo de los altos estándares que corresponden a un miembro de un grupo de viaje visitante de una organización de Grandes Ligas. También crean un ambiente de trabajo insostenible para las mujeres, algunas de las cuales ahora eligen no viajar a ciertas ciudades con su Club como visitantes. Los clubes que no brindan adecuaciones apropiadas en el lugar de trabajo para el personal, independientemente del género, violan las regulaciones de la MLB, privan directamente a las mujeres del acceso equitativo para participar en nuestro gran juego y desalientan a las mujeres calificadas de participar en roles de béisbol tradicionalmente ocupados por hombres".

Aunque Alyssa Nakken, la coach de bateo asistente de los San Francisco Giants, es la única mujer en el cuerpo técnico de las Grandes Ligas, otras en diferentes roles viajan con los equipos y requieren acceso a las instalaciones. Más de media docena de mujeres tienen puestos de entrenadora de tiempo completo en equipos de ligas menores, incluida Rachel Balkovec, la manager de la filial Clase A Tampa de los New York Yankees. Se espera que los equipos de ligas menores, cuyos estadios palidecen en tamaño y alcance en comparación con los de los equipos de ligas mayores, acojan de manera similar a las mujeres, según un funcionario de la liga. En varios estadios de ligas menores, dijeron las fuentes, se aparta un cuarto para todas las mujeres involucradas en los partidos, lo que podría generar situaciones en las que los empleados de ambos equipos y un árbitro se verían obligados a compartir el espacio.

Muchos estadios de Grandes Ligas, dijeron las mujeres en grupos itinerantes a ESPN, no brindan instalaciones propicias para sus trabajos. En un caso, dijo una fuente, el baño al lado del dugout no tenía cerradura, lo que provocó que a una empleada le abrieran la puerta varias veces mientras usaba el cuarto.

La referencia, dijeron, está en el estadio de los Texas Rangers, el Globe Life Field, que abrió sus puertas en 2020 y planeó espacios en la casa club principal lo suficientemente grandes para varias mujeres e incluyen un baño privado y una ducha.

MLB no describió ningunas posibles repercusiones para los equipos que no cumplan con las regulaciones, pero en el memorando, pidió a los equipos que proporcionen planos detallados, descripciones y fotografías de los posibles cambios antes del 3 de junio.

"Entendemos que las limitaciones de espacio en algunos estadios pueden limitar la capacidad de los clubes para cumplir con estos requisitos", dice el memorando. "Sin embargo, esperamos que todos los clubes hagan los sacrificios necesarios para brindar instalaciones satisfactorias a todo el personal femenino".