<
>

Chris Paul y los Phoenix Suns se merecen otra oportunidad

play
Monty Williams felicitó a los Bucks por el título de la NBA (0:17)

El entrenador de los Suns fue al vestuario de los Bucks a felicitar a sus rivales. (0:17)

La base del equipo dirigido por Monty Williams está comprometida para la campaña 2021-22 a excepción de Chris Paul quien tiene una opción en su contrato para la próxima temporada

El emocionante caminado labrado por los Phoenix Suns en esta temporada llegó a su término con el campeonato logrado por Giannis Antetotokounmpo y los Milwaukee Bucks en el partido 6 de la serie final.

Un equipo de Phoenix que tuvo una de sus mejores temporadas quedando con el mejor segundo record de la liga, a un juego del Utah Jazz. También quedaron segundos al caer ante los Bucks. También Monty Williams fue segundo ante Tom Thibodeau en la votación del Entrenador del Año.

Pero queda la sensación de que el equipo tiene las herramientas de que puede lograr grandes cosas, de que pudo lograr más. Así que después de ser segundos en varios aspectos, ¿por qué no intentar por una segunda vez conseguir el título?

De momento con Devin Booker no hay inconvenientes ya que tiene contrato garantizado hasta 2024 con la extensión firmada en 2018.

DeAndre Ayton también tiene contrato por una temporada más en la que ganará $12.6 millones de dólares, y seguro por lo demostrado en cancha, además de ser un favorito de los fanáticos, firmará una extensión con el equipo de Arizona.

Tanto Jae Crowder, Dario Saric, Mikail Bridges, Jalen Smith y Cameron Johnson están asegurados para al menos la próxima temporada.

Uno de los casos más apremiantes es el del base Cameron Payne quien se convierte en agente libre al finalizar esta temporada, y por el cual James Johnson (ganador del premio de Ejecutivo del Año) y todo su equipo, deberán tomar una decisión inteligente.

Payne se destacó promediando apenas 19 minutos por encuentro con 9.3 puntos por partido, 3.2 asistencias y 2.5 rebotes, encestando puntos importantes y jugando una buena defensa. Sobre todo en esa serie contra Los Angeles Lakers donde promedió 12.5 puntos por partido, 3 rebotes y 3.3 asistencias.

Pero el caso más apremiante es el de Chris Paul, quien tiene una opción de jugador para la próxima temporada por $44 millones de dólares y podría optar por declararse agente libre.

En su postemporada número 13, primera con los Suns, CP3 promedió cerca de los 20 puntos y 9 asistencias, y lideró a un equipo joven sin experiencia a su primera final desde 1993.

Dentro de lo que cabe, Paul se mantuvo saludable a diferencia de playoffs anteriores e hizo todo lo posible para que el equipo consiguiera su primer título en la historia de la franquicia.

Así que por muy tentador que pueda sonar una posible reunión con su gran amigo LeBron James en los Lakers, Paul debe darle a los Suns una oportunidad la próxima temporada para demostrar que son el equipo que por momentos en la temporada regular y postemporada probaron ser.